www.madridiario.es

Transportes remodela la M-124 entre Torrelaguna y La Cabrera

Una carretera para media Sierra Norte

Una carretera para media Sierra Norte

miércoles 31 de marzo de 2010, 00:00h
Llegar al Pico de la Miel, subir a la Sierra de Guadarrama, cruzar hacia Guadalajara o algo tan cotidiano como realizar trámites judiciales en Torrelaguna será más fácil y seguro muy pronto. La M-124, una vía que antes de ser carretera fue camino medieval, va a cambiar por completo en apenas dos meses.
La Cabrera y Torrelaguna llevan "siglos", unidas. Y no es una exageración. Lo aseguran sus alcaldes, Miguel Santos (PSOE) y Cristo Peinado (PP). Conocedores de la historia de sus municipios, ambos explican cómo, prácticamente desde la Reconquista, las dos localidades han estado unidas por el mismo camino. La única forma de ir hasta las estribaciones orientales de la Sierra de Guadarrama era ese pasaje. Ir desde el mismo punto hasta lo que después fue la provincia de Guadalajara, también.

El itinerario, con algunos cambios, se ha mantenido hasta hoy, pero la M-124 está muy lejos de parecerse a las carreteras modernas. Escasos arcenes, curvas peligrosas, grava que se desprende, baches continuos y pintura apenas visible son la tónica de una carretera que, curiosamente, es el punto de acceso de hasta cinco municipios del margen derecho de la A-1 (madrileños y de Guadalajara) con la radial nacional.

"Debe ser la única de la zona que está en estas condiciones", admiten desde la Consejería de Transportes. Es por ello que el departamento que dirige José Ignacio Echeverría ha decidido acometer de forma prioritaria y, especialmente, rápida la remodelación.

Un cambio radical
El proyecto de la M-124 consiste en reasfaltar, mejorar el trazado, los márgenes e incluso el peralte de varios de los giros más complicados de sus 7 kilómetros de extensión. En lugar del viejo asfaltado a base de capas de áridos y emulsión, se extenderá "un aglomerado en frío con capa de rodadura" que después será compactado. Un firme en definitiva más duradero, impermeable, seguro y confortable para la conducción.

La seguridad, recalcó el consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, durante su visita este miércoles a la vía, es "lo más importante". Eso y solucionar esta "reivindicación histórica" de los vecinos de Torrelaguna y La Cabrera.

No es para menos, ya que como subrayan los alcaldes, la M-124 esta una obra más que necesaria. Ambos pueblos aglutinan a aproximadamente 8.000 habitantes censados, la mitad de la población de la sierra norte de Madrid, unos 3.000 más si se cuentan los no censados que acuden a su segunda residencia los fines de semana; o sin apuntar la cantidad de turistas que acceden a los bellos parajes de la zona o de conductores que utilizan la M-124 para cruzar cada día hacia la provincia de Guadalajara. "Yo siempre recuerdo esta carretera igual", explica Miguel Santos, alcalde de Torrelaguna, a Madridiario. "Necesitábamos mucho esta obra, porque Torrelaguna es cabeza de partido judicial desde 1834 y cualquiera en la zona necesita venir aquí", añade.

La Cabrera y Torrelaguna están de enhorabuena. Gracias al acuerdo alcanzado con el director general de Carreteras, Borja Carabante, la M-124 no tardará seis meses en arreglarse, sino apenas un mes y medio. Como explicó José Ignacio Echeverría, la vía va a ser cortada en los próximos días para que los trabajos se realicen cinco veces más rápido. Después, media Sierra Norte podrá moverse de nuevo por sus dominios con toda tranquilidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios