www.madridiario.es
Madrid estudia prorrogar las adjudicaciones para ahorrar

Madrid estudia prorrogar las adjudicaciones para ahorrar

Por MDO/E.P.
martes 22 de junio de 2010, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid estudia prorrogar las cesiones a largo plazo (por ejemplo, el de Valdemingómez) por unos años y recortar el coste de los contratos anuales para que el beneficio global de las concesionarias sea similar y no sean necesarios despidos.
Así se expresó el delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, en la comisión ordinaria del ramo ante las propuestas alternativas de la oposición para reducir el gasto. También esbozó la posibilidad de utilizar de forma más eficiente el espacio en las dependencias municipales, dentro de las limitaciones que establece la normativa de prevención de riesgos y salud laboral.

El portavoz de IU en el Área, Daniel Morcillo, planteó exigir a la Comunidad de Madrid que pague los mil millones que debe al municipio en competencias impropias, subir el IBI en los tramos de renta más altos, cobrar una tasa a los bancos por uso del espacio público, cobrar una tasa de basuras a grandes generadores o imponer una tasa turística. También abogó  por incorporar cláusulas sociales en los contratos y apostar por el cooperativismo, por su capacidad para crear empleo.

Tanto Bravo como su homóloga de Medio Ambiente, Ana Botella, celebraron que no haya habido huelga de basuras y que no se vaya a despedir a ningún trabajador de este servicio (exclusión de despidos, congelación de salarios durante dos años, ampliación del fraccionamiento de las vacaciones, limitación de la oibligatoriedad de ascensos para los conductores, y recogida de envases en días alternos), aunque explicaron que el Ayuntamiento no puede ni debe interferir en la negociación laboral entre empresa adjudicataria y sindicatos. La portavoz de Medio Ambiente de IU, Raquel López, propuso amenazar con rescindir el contrato de recogida si se destruye empleo, algo que fue rechazado.

Otras negociaciones
IU y PSOE mostraron su preocupación con respecto a los recortes de otros contratos, como el de limpieza viaria, que podría dejar en la calle hasta a mil trabajadores, según López. El portavoz socialista en el Área de Medio Ambiente, Pedro Santín, agregó que al Ayuntamiento sólo le importa el dinero y no los ciudadanos ni la calidad del servicio. La primera teniente de alcalde argumentó que se están manteniendo actualmente negociaciones y que no tienen por qué traducirse en una disminución de personal.

Botella explicó que, por parte de la empresa, "habrá ajustes complementarios en la prestación del servicio, se reducirá el canon por la bajada de las toneladas recogidas -un 7 por ciento el año pasado y otro 7 por ciento aproximadamente este ejercicio-, y se revisará el precio de cada tonelada". "Eso hará posible que la reducción del coste del servicio se aproxime al 12-13 por ciento, cercano al objetivo fijado", zanjó la responsable municipal. Con respecto a la afectación de esta decisión en la Tasa de Basuras, Bravo explicó que "la tarifa se fija con carácter anual", por lo que las rebajas del contrato "en ningún caso afectarán a la tarifa de este año".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios