www.madridiario.es
Madrid con La Roja

Madrid con La Roja

viernes 09 de julio de 2010, 00:00h
Madrid se prepara para la final de la Copa Mundo que jugarán este domingo España y Holanda. Unos 2.000 policías vigilarán que la retransmisión del partido en Cibeles, donde se ha habilitado espacio para unas 200.000 personas, y el paseo triunfal de los jugadores de la selección por la capital transcurran sin más sobresaltos de los necesarios. Las banderas rojigualdas decoran la ciudad mientras los holandeses que viven en la comunidad se preparan para vivir la final en el que ha sido su cuartel general durante el Mundial: la Holland House, junto al Templo de Debod. Los madrileños hacen sus apuestas ante la cámara de vídeo de Madridiario y el pulpo Paul ya ha hecho su predicción: ganará La Roja.
Madrid respira fútbol. La final del Mundial -la primera que juega la selección española en su historia- se ha convertido en el eje de todas las conversaciones en bares, autobuses, tiendas o en la oficina. Y la euforia, a medida que se acerca la cita, no deja de crecer. El rojo está de moda y eso se nota en la indumentaria de los madrileños. Lo que más triunfa son las camisetas oficiales de la selección, pero, a falta de ellas, cualquier prenda rojigualda vale.

Incluso los dioses Cibeles y Neptuno han enterrado sus diferencias y comparten colores durante unas horas. La ciudad entera está sembrada de bufandas y banderas: terrazas, balcones, ventanas, taxis, coches particulares...

No es de extrañar, por tanto, que se espere la afluencia de más de 200.000 aficionados a la zona de Cibeles y Recoletos para ver el partido ante Holanda junto a la diosa. Una pantalla gigante presidirá la plaza de Cibeles, pero no será la única. Habrá más pantallas auxiliares a lo largo del paseo de Recoletos, que estará cortado al tráfico desde las dos de la madrugada del sábado.

En Móstoles, ciudad natal del capitán de la Roja, los vecinos también podrán seguir el encuentro como si estuvieran en Sudáfrica. Una pantalla gigante instalada en la plaza de la Cultura permitirá a los mostoleños -como ha vaticinado el pulpo Paul y como ya ocurriera en la Eurocopa del 2008- ver a Iker Casillas levantar la copa de campeones.

Pero no todo será rojo el domingo en Cibeles. La selección 'oranje' pretende colarse en la celebración española a través de un producto típico holandés: las flores. Para ello, la Oficina Holandesa de Flores repartirá hasta 90.000 flores entre los aficionados que acudan a Cibeles a ver al final. En Amsterdam, de forma simultánea, se repartirán otras 40.000.

Los tulipanes, además, se concentrarán en el que ha sido su cuartel general durante la Copa del Mundo: la Holland House, junto al Templo de Debod. Allí, cerca de 500 holandeses -de los 1.900 que residen en Madrid- disfrutarán de la final como si estuvieran en el corazón de Amsterdam: auténtica cerveza holandesa, salchichas, patatas fritas o 'frikandeles'.

Recibimiento a 'la Roja'
Pero el dispositivo preparado para la final en Madrid -que movilizará a cerca de 2.000 efectivos de los cuerpos de seguridad y sanitarios-, puede quedarse pequeño para muchos madrileños que prefieran vivirlo en primera persona. Tanto es así, que la compañía aérea Iberia ha fletado tres vuelos especiales que llegarán a Johannesburgo cargados con la ilusión de los aficionados españoles antes del domingo.

El lunes, esos mismos aficionados regresarán a España junto a 'la Roja', que aterrizará en Barajas veinte minutos antes del mediodía. Si todo sale bien, Casillas y sus compañeros llevarán un equipaje muy especial: la Copa del Mundo. Eso sí, ganen o pierdan, la fiesta está garantizada.

La selección de Del Bosque será recibida por las autoridades oficiales para, a partir de las siete de la tarde, recorrer la ciudad en un autobús descapotable. El homenaje concluirá en la explanada del Rey, donde artistas como David Bisbal, Bustamante, Antonio Carmona o La Unión pondrán la banda sonora a la que ya es la mayor gesta del fútbol español.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios