www.madridiario.es
El PSOE pide expropiar ya el frontón Beti Jai

El PSOE pide expropiar ya el frontón Beti Jai

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, preguntó este jueves qué "razones ocultas" pueden existir para que el equipo de Alberto Ruiz-Gallardón no expropie el histórico frontón Beti Jai,en pleno corazón de Chamberí, abandonado a su suerte desde hace años.
Alberto Ruiz-Gallardón aseguró este jueves sobre el polémico tema que el frontón Beti Jai es "una propiedad privada" y su rehabilitación "corresponde a su propietario".

Por su parte, el edil socialista manifestó que "si no se recupera el Beti Jai tenemos que preguntarnos por qué Gallardón no cumple su compromiso, por qué no lo expropia, qué teme al expropiar el Beti Jai y que razones ocultas se dan para no hacerlo". Lucas recordó que el Consistorio "se ha comprometido muchas veces a intentar recuperarlo, la ultima vez hace tres años, cuando se dijo que iba a ser expropiado por el Ayuntamiento ante la no actuación de la propiedad privada en su recuperación".

El portavoz socialista, que calificó el frontón de "referente deportivo, patrimonial e histórico de la ciudad", reclamó que se recupere para transformar en un equipamiento público para los vecinos de la capital, con independencia de que la Comunidad de Madrid termine el expediente de Bien de Interés Cultural. Los socialistas llevarán la cuestión a la comisión de Urbanismo de la próxima semana y, en función de la respuesta, lo plantearán en el Pleno de marzo. Lo que demandan es que se recupere el frontón y que no pase lo que ocurrió como el de Recoletos, derribado en 1975 y transformado en hotel y, posteriormente, en bingo.

Un edificio "para todo"
El frontón Beti Jai ('siempre fiesta' en euskera) es el más antiguo de Madrid (1893), cuenta con restos de estilo neomudéjar, de moda en el siglo XIX. Fue proyectado por Joaquín Rucoba y los jugadores practicaron en él el juego de la pelota hasta 1919. Durante la guerra civil el edificio se convirtió en una comisaría de policía y, después de ella, en sala de ensayo de las bandas de música de Falange.

En los años cincuenta y sesenta se convirtió en taller de reparación de la marca Citroën. En 1998 la compañía automovilística francesa vendió el edificio a un grupo de empresarios vascos que pretendían recuperar el deporte de la pelota en Madrid. Pero el proyecto se aparcó y se pensó hacer un hotel de lujo. El proyecto fue elaborado por el prestigioso arquitecto Rafael Moneo, pero el órgano colegiado que tenía que aprobar el proyecto concluyó que "el plan no se ajustaba a los requisitos de protección mínima que deben guarecer el recinto".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.