www.madridiario.es
El TSJM anula el interés general del campo de golf del Canal

El TSJM anula el interés general del campo de golf del Canal

martes 02 de febrero de 2010, 00:00h
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado en una resolución fechada el pasado 21 de enero el acuerdo del Gonsejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de enero de 2007, en el que apelaba al interés general para instalar un campo de golf en las instalaciones del Canal de Isabel II en el distrito de Chamberí.
De este modo, el TSJM estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la asociación de vecinos El Organillo de Chamberí contra dicho acuerdo. La Sección Novena de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM argumenta que la Comunidad no motivó suficientemente el interés general al que apelaba. "No es irrazonable esperar un mayor rigor o intensidad", esgrime la Sala en el documento.

"La motivación del acuerdo es excesivamente genérica pues sin disponer de otros datos más concretos sobre la demanda del golf, cuyas instalaciones son las únicas contrarias al planeamiento, y a los recursos ya existentes para satisfacer a los aficionados, no es apreciable la generalidad y excepcionalidad de este interés", señala el texto.

El devenir de las instalaciones deportivas en el Canal de Isabel II es larga. En el verano de 2002, el Canal y el Ayuntamiento de Madrid acordaban el cambio de uso del solar propiedad del primero, situado entre las calles San Francisco de Sales y Santander y las avenidas Pablo Iglesias e Islas Filipinas. Para ejecutar el convenio, el Consistorio se comprometía a modificar el Plan General de Ordenación Urbana de 1997 y el Canal a la urbanización de zonas verdes y parques para uso público, además de a la reposición de la zona deportiva ya existente. El Canal solicitó al Ayuntamiento la oportuna licencia de las obras de consolidación y ajardinamiento sobre la cubierta del depósito, licencia que fue concedida en marzo de 2003.

Discrepancias
Sin embargo, tres años más tarde el Canal presentó una segunda solicitud de licencia argumentando que el proyecto inicial había sufrido modificaciones por las protestas vecinales. La Comisión para la Protección del Patrimonio (CIPHAN) informó desfavorablemente en diciembre. Por su parte, el Ayuntamiento remitió al Canal un requerimiento de subsanación de deficiencias, además de pedir nueva información relativa a la supresión del helipuerto, a la modificación de las zonas verdes, al incremento de pistas polideportivas y de pádel. La Comunidad mostró ya en enero de 2007 su discrepancia con la postura del Ayuntamiento argumentando que el Canal defendía que sólo se había pedido la denegada licencia por el rediseño de las instalaciones con el fin de incorporar las demandas de los madrileños.

Dichas demandas pasaban por dos zonas de prácticas de golf, la primera con un centenar de puestos de lanzamiento y la segunda pensada para la iniciación y el entrenamiento. A ellas se le sumaban tres edificaciones complementarias. El Canal esgrimía que no era "pertinente" al adaptación del proyecto al planeamiento urbanístico pero que en él concurría un "interés general" en su ejecución, que residía en la importancia del proyecto para el sistema de infraestructuras hidráulicas y la ampliación de la dotación de zonas deportivas y parque público para el desarrollo de deportes con numerosos aficionados en la región, como el golf y el pádel.

Excepcional interés público
Tras ello, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid celebrado el 18 de enero de 2007 justificaba el interés general de las obras en el mismo sentido, añadiendo que las nuevas instalaciones paliarían las carencias, tanto deportivas como de parques, al ser tan escasas en el centro de la ciudad. Además, apuntaban que el acceso sería público, lo que, como exponían, reforzaba el argumento del interés general que recoge el artículo 161 de la Ley del Suelo. Dicho artículo explica que cuando se trate de un proyecto de "excepcional interés público" podrá seguirse un procedimiento por el que "producirá los efectos propios de la licencia municipal" pero, para eso, y siempre que el Ayuntamiento se mostrara disconforme, "la Administración titular adaptará el contenido del proyecto a la ordenación urbanística". Si no es posible se motivará el interés general y pasará al Consejo de Gobierno.

En este punto, el TSJM recoge una decisión previa del Tribunal Constitucional, en la que declara que el Urbanismo es "una competencia de interés municipal". Y es que, según recoge la sentencia del TSJM, "ni el Estado ni las comunidades autónomas pueden sustituir a los municipios en el ejercicio de una competencia que les es propia". El TSJM no pone en duda en ningún momento el interés general del proyecto, a lo que añade que "no todo el proyecto es opuesto a la normativa urbanística". Puntualiza que los extremos sobre los que habría que centrar la motivación del interés general deberían ser los referidos a las instalaciones de golf, su cerramiento y los tres nuevos pabellones. A eso añaden que el cometido de la Sala no es enjuiciar el ajuste a la legalidad urbanística de la iniciativa del Canal.

Los vecinos de la asociación celebraron la decisión del Tribuanl y reclaman un parque en la zona.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.