www.madridiario.es
El universo de Barceló en CaixaForum

El universo de Barceló en CaixaForum

Por MDO/Efe
miércoles 10 de febrero de 2010, 00:00h
La exposición que CaixaForum Madrid dedica a Miquel Barceló se adentra en los territorios del artista para mostrar el universo creativo de uno de los creadores españoles más reconocidos internacionalmente.
Ya desde la calle, la escultura monumental "Gran Elefant dret" (Gran elefante levantado) invita a los ciudadanos a entrar en el universo de creación del arista mallorquín. Con la trompa rígida dirigida hacia abajo, el gran elefante de bronce y siete metros de altura se enmarca en los trabajos recientes de esculturas y pinturas de mamíferos del artista.

Las 180 obras que forman el recorrido, entre pinturas, cerámicas, gouaches, acuarelas, dibujos, carteles, libros y cuadernos de viaje, forman un relato que abarca desde los años 80, con obras como "El amor loco" o "Giorgione en Felanitx", ambas de 1984, hasta una de sus últimas pinturas, "La solitude organisative" (La soledad organizativa), que da título a la exposición.

Esta obra, que representa un gorila solitario, se exhibió en la Bienal de Venecia de 2009 y se pintó en uno de los lienzos manchados que habían cubierto el suelo de la plataforma que el artista utilizó en Ginebra para realizar la cúpula de la Sala de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. La comisaria Catherine Lampert comentó esta pintura para justificar la ausencia de Barceló en la presentación de la muestra. "El gorila nos recuerda a todos que se trata de una persona solitaria que vive en el presente, siempre mira hacia delante y nunca hacia atrás, y por eso él no está ahora aquí".

Lampert sí ha podido contar con la colaboración directa del artista en la selección y organización de la exposición, que "no tiene la intención de ser retrospectiva en el sentido tradicional, ya que se trata de un artista que continúa trabajando". Su objetivo ha sido mostrar el vínculo que tiene Barceló con los elementos y materiales orgánicos. "Esos puntos en los que los pigmentos, las herramientas y su mundo físico están presentes y se expresan en sus obras desde el principio".

Un creador "muy individual"
En el recorrido por los siete espacios que forman la exposición, Lampert espera que los visitantes puedan captar las preocupaciones presentes en la mente de Barceló. "Es difícil explicar su obra, ya que se trata de un creador muy individual que expresa un punto de vista cultural". La metáfora en este artista es un vehículo fundamental y, según la comisaria, es el creador vivo que con más actualidad y alcance expresa sus ideas a través del arte. "En sus pinturas se pueden ver claramente sus preocupaciones. Barceló ha recuperado ese poder universal del arte" sin necesidad de utilizar vídeos u otros medios tecnológicos. El itinerario por las preocupaciones y viajes de Barceló comienza con la sala dedicada a "El mar, el museo, la biblioteca y el estudio", con obras de los años ochenta cuando trabajaba con los lienzos sobre el suelo y su pintura creaba construcciones rocosas.

De esta época es "Big Spanish Dinner" (1985), ejemplo de su uso de mezclas poco convencionales de pigmentos y materia orgánica, así como "L'amour fou", donde está presente el mar de sus orígenes isleños.

Pinturas y agujeros de luz
En 1987, Barceló sintió la necesidad de "Huir del exceso" y empezó a crear pinturas y dibujos de agujeros y de luz. El desierto del Sáhara y el árido paisaje africano inspiraron pinturas de pálidas tonalidades monocromáticas y diminutas sombras como "La travessia del desert" o "Paisaje para ciegos sobre fondo verde". Cuadernos de bocetos, acuarelas y pinturas portátiles sobre los viajes metales y físicos del artista forman "Un diario" en el recorrido, que continúa con "Chemin de lumieré", titulo del cuadro que da nombre al espacio que evoca obras creadas a la luz de la luna o a la de lámparas de aceite, así como esculturas de bronce.

La exposición finaliza con el gran espacio dedicado a los "Retratos" de personas conocidas y admiradas por el artista, como Dore Ashton, su amigo Achille, su marchante Bruno Bischofberger o el escritor John Berger. En este espacio se exhibe "La solitude organisative".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios