www.madridiario.es

Iniciativa pionera en un colegio de Las Rozas

Partir los libros antes de que duela la espalda

Partir los libros antes de que duela la espalda

sábado 09 de enero de 2010, 00:00h
¿Quién no ha tenido dolores de espalda cuando era niño? ¿Quién no ha arrastrado hasta seis libros en la mochila? Muchos de los jóvenes de hoy en día van a la escuela cargados como mulas. El problema es que necesitan un libro para cada asignatura y no pueden prescindir de él a la hora de asistir a clase.
Es por este motivo que el IES Carmen Conde, de Las Rozas, ha ideado una nueva forma de repartir el peso. La iniciativa, enmarcada dentro del proyecto 'Quítate un peso de encima', busca que un mismo libro de texto se divida en tres, a razón de un tomo para cada trimestre. De esta forma se busca adecuar el peso de las mochilas a las recomendaciones de los profesionales de la medicina que indican que no deben superar el 10 por ciento de peso del niño que la transporta.

"Hacía mucho tiempo que estábamos preocupados por el peso que llevaban en las mochilas los alumnos", explicó a Madridiario el presidente del APA de dicho instituto, Alberto Barrera, aunque antes de llegar a esta idea habían barajado otras posibilidades más, como por ejemplo poner taquillas en el centro. No obstante, vieron que esta opción era inviable ya que los niños tenían que hacer deberes y llevarse los libros a casa.

Finalmente decidieron dividir los libros en tres pares y a la vez reducir en dos tercio el peso de las carteras. "No podía ser que una niña como mi hija que pesa 50 kilos llevara más de 15 kilos de peso en libros en la espalda", indicó. Asimismo, el año pasado ya consiguieron en el mismo centro que los profesores no pidieran a los alumnos un cuaderno para cada materia sino que les permitieran utilizar hojas sueltas para hacer las actividades.

Experiencia piloto
Esta iniciativa, que ya se aplica en otras comunidades autónomas, nace como una experiencia piloto durante este curso 2009/2010 para valorar si es rentable. Y en el caso que tuviera gran aceptación, "se generalizaría la idea para el próximo curso escolar", afirma Barrera. "Puede ser que haya aspectos negativos, pero lo que más habrá serán ventajas", declara el presidente del APA, que cree que las espaldas de los menores mejorarán. No obstante, puede que ciertos alumnos tengan algún despiste a la hora de preparar los libros y se confundan o también que los profesores tengan que organizar mejor las clases y saber qué van a dar en cada hora.

A pesar de ser voluntario, ya que cada padre decide si divide el libro o no, Barrera confía en que "tenga una buena respuesta por parte de las familias".

Desde el APA han mandado un tríptico a todos los padres avisándoles de la iniciativa y ahora cada uno tiene que tomar la decisión que estime más oportuna. De la división se encargarán dos imprentas de Las Rozas. Los padres que lo deseen tendrán que ir a la imprenta y solicitar la partición de los libros. "Este proceso no es demasiado caro, ya que fraccionar un libro en tres unidades sólo tiene un coste adicional de tres euros", concluyó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios