www.madridiario.es
Alcobendas acoge el III Certamen de Suiseki, el arte de obtener piedras en forma de paisaje o animal

Alcobendas acoge el III Certamen de Suiseki, el arte de obtener piedras en forma de paisaje o animal

Por MDO
viernes 03 de diciembre de 2010, 00:00h
Alcobendas celebra este fin de semana el III Certamen de suiseki en España. La iniciativa, organizada por la Asociación Española de Suiseki en colaboración con el Consistorio, se llevará a cabo en el Patio de Encuentros del Ayuntamiento de la localidad. El suiseki es el arte de buscar, contemplar, exponer y apreciar piedras formadas por la naturaleza que sugieren alguna escena, paisaje u objeto natural (animal, figura humana). Este arte permite que el observador disfrute magníficas piezas con composiciones que seguro le asombrarán y que proceden, directamente, de la naturaleza sin ser tratadas ni modificadas.
La inauguración, a cargo del alcalde del municipio, Ignacio García de Vinuesa; la profesora de suiseki, Luciana Queirolo; y el embajador de Japón, Fumiaki Takahashi, tendrá lugar el día 4 de diciembre, a las 11.00 horas. A continuación se realizará una visita oficial a la exposición y la ceremonia del té a cargo de Eiko Kishi en honor de los asistentes. En pocas ocasiones es posible contemplar la unión del Arte del Suiseki y el Arte del té, toda una ceremonia.

Durante la mañana del sábado habrá también una conferencia bajo el título 'El color de las piedras y su relación con la forma' a cargo de Luciana Queirolo, una profesora de arte y aficionada al bonsái desde hace más de 20 años. Un suiseki de su colección, donado por ella, forma parte de la colección permanente de uno de los museos más importantes del mundo sobre este arte el Bonsái and Penjing Museum Arberetum, situado en Washington. Aunque las actividades no se terminan, ya el domingo continuaran los talleres y las conferencias.

El suiseki y sus leyendas
El mundo que nos rodea está lleno de rocas. De vez en cuando alguna de esas rocas nos llama la atención y en ese momento pasa a ser una piedra especial, que puede llegar a ser un suiseki. La forma de exponerlos es sobre una bandeja de cerámica (suiban) o de bronce (doban), con arena o agua, o simplemente sobre una base de madera (daiza). Es una tradición de la cultura japonesa, originada en China hace más de 2.000 años, que está íntimamente conectada, a través del Zen, con otras artes japonesas, como el ikebana, la ceremonia del té o el bonsái.

Aunque para apreciar plenamente un suiseki sean necesarios algunos conceptos japoneses, difíciles de explicar y entender en Occidente, cualquier persona es capaz de mirar una piedra que movilice su mente y emociones. Con independencia de definiciones académicas, un suiseki es aquella piedra que puede ser reconocida fácilmente por la mayoría de las personas que la contemplan, aunque no tengan ni idea de qué es un suiseki, siempre que esta piedra sugiera o evoque una historia, un lugar o una aventura en su imaginación. Es como un buen cuadro, una buena música o un buen vino.

Algunos de estos suiseki, como las piedras de furuya (furuya-ishi) han llegado a ser incluso usados como regalo especial de un samurai para el shogun o entre clanes feudales de otras regiones de Japón. Fueron tan importantes que sólo los samuráis podían poseerlas y se nombraba a personas responsables de vigilarlas y evitar que fueran poseídas por otros clanes o por la población (excepto a los eruditos de la época), que tenía prohibido poseer furuya-ishi, y si alguien encontraba una, éste debía entregársela al jefe samurai, y si no lo hacía, podía ser exiliado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios