www.madridiario.es
El nuevo Mercado de los Mostenses, en suspenso

El nuevo Mercado de los Mostenses, en suspenso

El Ayuntamiento de Madrid deja aparcada para la próxima legislatura la promesa de recuperación del Mercado de los Mostenses y sus alrededores. Según fuentes de la operación, la coyuntura económica no permite llevar a cabo, por ahora, la transformación de este espacio comercial, el más explotado de toda la red municipal. Su remodelación, según estas mismas fuentes, costaría unos 30 millones de euros.
El Mercado de los Mostenses es uno de los que tienen mayor rendimiento económico de la ciudad. Tiene una ocupación del 99 por ciento de sus 112 negocios y una amplia oferta de productos de alimentación relacionados con la cocina extranjera que lo convierte en el más heterogéneo de la ciudad. El Ayuntamiento lo incluyó en el Plan de Modernización de los Mercados Municipales por su antigüedad.

El proyecto municipal consistía en renovar el mercado y el ámbito, aumentando los espacios para el comercio (actualmente cuenta con 2.800 metros cuadrados de tiendas) y el peatón, y reordenando el tráfico y los accesos. Los tres edificios que conforman el complejo (centro comercial, oficinas y almacén) no están protegidos, por lo que podrían incluso tirarse para erigir otros más modernos y acordes con las demandas de usuarios y comerciantes. Según el Observatorio de la Ciudad de Madrid que posee el Ayuntamiento, el proyecto de modernización comenzó a rodar el 1 de septiembre de 2009 y está prevista su conclusión el 1 de abril de 2014. Lo que no ha llegado a concretarse es si la remodelación iría a cargo del Consistorio o se autofinanciaría gracias a una concesión administrativa adecuada.

Un mercado en Plaza de España
Sea como sea, la crisis va a postergar el proyecto, al menos hasta después de las elecciones. Fuentes cercanas a la operación explicaron a Madridiario que la remodelación cuesta 30 millones pero no hay dinero en las arcas municipales por la crisis. Un portavoz del Área de Economía indicó a este digital que el Ejecutivo que dirige Alberto Ruiz-Gallardón mantiene un diálogo permanente con los comerciantes del mercado, a través de su junta directiva, con el objetivo de acometer la remodelación que más se adecúe a sus intereses. Dentro de las conversaciones, se habló de tirar abajo el mercado y hacer otro nuevo, pero no hubo acuerdo porque los comerciantes querían un mercado provisional situado en Plaza de España en vez de recibir indemnizaciones por la paralización de su negocio en los años de obras, algo a lo que el Ayuntamiento no estaba dispuesto.

Según Alfonso Cubas, presidente de los comerciantes, el Consistorio no ha hecho ninguna propuesta de remodelación concreta. El Ejecutivo municipal replica que son los comerciantes los que no se aclaran sobre qué proyecto quieren, aunque asegura que pueden contar con su apoyo. En abril de 2010, la asociación de comerciantes presentó una solicitud de subvención para la financiación de obras de mejora de las instalaciones, de la que finalmente desistió.

Edificios multifunción
Aunque esté parada la transformación, no faltan ideas. Hasta ahora se han presentado varios proyectos de remodelación. El más cacareado fue el del estudio de arquitectos Espegel-Fisac que concebía la mutación del mercado en un espacio público heterogéneo al estilo del de la plaza Barceló. Supondría contar con una construcción de distintas alturas (hasta 11 plantas) que ocupase toda la plaza. Tendría calles cubiertas con comercios multiusos en la planta baja, una mediana superficie comercial en la primera, un mercado municipal en la primera y la segunda, una escuela infantil y una biblioteca en la tercera, un parque-cubierta, un cine al aire libre, un restaurante, una escuela de hostelería, un mirador, un espacio de oficinas, zonas deportivas, calles interiores y cuatro plantas subterráneas para aparcamiento.

El primer mercado de los Mostenses se construyó entre 1870 y 1875 en el solar donde se levantaba el convento premostratense de San Norberto. La construcción estuvo dirigida por Mariano Calvo Pereira. Se dedicó a la venta al por mayor y al por menor de productos de caza, pesca, terneros, aves y huevos. En 1925 fue derribado por las obras de construcción de la Gran Vía. En 1946 se inauguraba el nuevo mercado más al Norte.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.