www.madridiario.es

Gemma Gallardo, presidenta de la EAPN

Gema Gallardo: 'Los programas tipo 'Callejeros' caen en el morbo'

Gema Gallardo: "Los programas tipo 'Callejeros' caen en el morbo"

Por Lucía de la Fuente
lunes 02 de agosto de 2010, 00:00h
La EAPN es una red de ONG que lucha contra la pobreza y la exclusión social. Madridiario ha entrevistado a Gemma Gallardo, su presidenta en Madrid, para conocer más a fondo la realidad de la gente que vive en la calle. Entre otras cuestiones Gallardo afirma que los medios de comunicación, en ocasiones como consecuencia del desconocimiento, no tratan de una manera adecuada las problemáticas sociales que provocan situaciones de exclusión y "caen en el morbo y el discurso fácil".
La EAPN acaba de publicar la guía de estilo para periodistas ‘Mira a las personas sin hogar’, ¿qué imagen considera que los medios de comunicación transmiten a la sociedad sobre este colectivo? ¿Cree que está estereotipada y puede crear prejuicios?
En general hay un desconocimiento de la sociedad en su conjunto hacia las problemáticas sociales, en este caso a la exclusión social severa. Desde ahí la EAPN considera que se puede caer con facilidad en transmitir una imagen que no contribuye a que la sociedad se acerque de manera amable y responsable a los problemas de exclusión social que sufren estas personas.

Se tiende dar una imagen estereotipada, victimista y más desde la compasión o la culpabilidad directa a la persona –diciendo que ‘esta ahí porque quiere’- que no se corresponde con lo que lleva aparejado este tipo de situaciones. Por eso, y porque creemos que es muy importante la labor social que pueden cumplir los medios de comunicación, nos pareció importante crear esta guía que une a dos mundos –el trabajo social y el periodismo- que en general suelen estar muy separados.

¿A qué se debe que la sociedad muestre indiferencia, cuando no rechazo, hacia los que viven en la calle? ¿Considera que somos crueles?
No, no creo que la gente individualmente sea cruel -salvo los incidentes puntuales de violencia-, aunque sí considero que la sociedad puede tener un punto de crueldad cuando es ajena a las dificultades que sufren muchos ciudadanos. Nuestra sociedad no facilita ni favorece que los ciudadanos tengamos otro tipo de miradas hacia las personas sin hogar o cualquier otra persona que pueda sentirse en una situación de exclusión. En los medios de comunicación siempre salen los casos de violencia, que está muy bien que se denuncien, pero también se producen situaciones de solidaridad que normalmente no aparecen. Hay gente que vive en la calle y que, por ejemplo, recibe ayuda de sus vecinos.
 
¿Cualquier persona puede verse en la situación de vivir en la calle o ya de por sí son individuos psicológicamente más vulnerables?
Lanzar esa idea –que todos podemos acabar en la calle- puede estar bien porque nos posiciona a todos en una sociedad que cada vez genera más ciudadanos vulnerables y de eso nadie está libre. Pero el encontrarse en la calle no es algo que se produzca de la noche a la mañana. Se llega a la calle cuando ya todas tus redes naturales de apoyo se han roto y porque no se generan suficientes estructuras de prevención.

Se dice que una vez una persona llega a la calle lo tiene muy difícil para salir ¿Esto es así?
La gente que vive en la calle coincide en decir que la calle mata, el deterioro se produce muy rápido porque solamente el hecho de dormir en la calle y buscarte la vida para sobrevivir deteriora. Este deterioro provoca que sea muy difícil salir. Es difícil porque la gente está tan rota y tan desprotegida no saben aceptar la ayuda.

En el plano de políticas públicas, es más caro trabajar con personas que ya están en la calle que trabajar la prevención, porque los recursos que va a necesitar esa persona para llevar una vida digna van a ser mucho más largos en el tiempo que si somos capaces de llegar a intervenir antes de que se produzca la ruptura.

¿Cuál es el perfil de indigente en Madrid?
Precisamente en la guía que acabamos de publicar se da un perfil en el que se desmontan algunos estereotipos. Principalmente son hombres –dos de cada tres-, con una edad media de 38 años. Aproximadamente la mitad son inmigrantes que se caracterizan por no tener la misma problemática que la persona sin hogar clásica española, sino que a lo mejor tienen simplemente una necesidad económica puntual. Además, el 13 por ciento de las personas sin hogar tiene estudios universitarios y dos de cada tres han alcanzado el nivel de secundaria y sólo entre el 10 y el 15 por ciento practica la mendicidad.

En la guía se dice que la manera más apropiada para referirse a estas personas es la de ‘personas sin hogar’ y no ‘mendigos’, ‘vagabundos’ o ‘indigentes’. Entiendo que los dos primeros, por sus significados, no serían correctos pero ‘indigente’ según el diccionario significa “persona que carece de los medios suficientes para subsistir”. ¿Por qué este término, muy utilizado aún en la prensa, no sería correcto? ¿Por qué considera que los periodistas y los ciudadanos en general deberíamos utilizar siempre la expresión ‘personas sin hogar’?
‘Sin hogar’ es mejor que ‘sin techo’ porque un techo por si sólo no garantiza la inclusión social. Para que realmente una persona lleve una vida digna necesita un techo, medios económicos, capacidad de ocio y relaciones, una comunidad de vecinos, un espacio que lo sienta como propio, etc. Eso es para nosotros un hogar. Por eso es importante el concepto, porque se está trabajando en tener sociedades más cohesionadas. Luego lo de decir personas es porque ante todo son personas, y luego ya tienen un problema. Se que es difícil por los dos mundos distintos –social y periodístico- pero para los que trabajamos en esto es importante saber que trabajamos con personas. El lenguaje hay que cuidarlo porque desde ahí construimos.

Indigente puede ser la opción menos mala pero creo que sigue siendo una palabra que cuando la gente la escucha crea una forma muy determinada de mirar a las personas que están en la calle.

¿Qué le parecen los programas de televisión tipo ‘Callejeros’? ¿Cree que reflejan la realidad de las personas sin hogar o que son simplemente morbosos?
Aquí tenemos la opinión de que caen en el morbo y en el discurso más fácil para llegar a la sociedad. A mi personalmente no me parece que la manera más seria de acercarse a esas dificultades, porque se da más importancia a lo que vaya a captar más público y se hace una utilización de las personas sin hogar. A lo mejor si lo hicieran de otra manera no conseguirían audiencia. Por otro lado es verdad que acercan a  que la gente vea la realidad de la calle, pero en cualquier caso está tratado de un modo muy sensacionalista.

¿Cómo le parece que los políticos madrileños se ocupan de los problemas y necesidades de estas personas?
La mayoría de las personas que viven en la calle se ubican en el municipio de Madrid porque es el que cuenta con más recursos sociales. Yo creo que se han hecho importantes esfuerzos y la ciudad cuenta con una red pública de atención a las personas sin hogar importante. Ahora incluso se han puesto en marcha actuaciones de carácter preventivo que son pioneras en este país. También el Gobierno regional ha hecho grandes esfuerzos y yo creo que es un ejemplo para otras comunidades autónomas.

¿Qué soluciones proponen desde la EAPN para terminar con este problema?

Nosotros creemos que la clave está en el desarrollo de medidas preventivas, porque es la mejor manera de ayudar a los ciudadanos. Evitar que esa situación se produzca. Eso pasa porque el acceso al empleo o a la vivienda, por ejemplo, sea más fácil.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios