www.madridiario.es

Para las autopistas de Barcelona, Valencia, Andalucía, Extremadura y otras

Fomento intenta rescatar de la quiebra a las radiales de peaje inyectando 200 millones

Fomento intenta rescatar de la quiebra a las radiales de peaje inyectando 200 millones

Por MDO
lunes 25 de octubre de 2010, 00:00h
El Ministerio de Fomento ultima la concesión de préstamos participativos por importe de alrededor de 200 millones de euros a cinco carreteras radiales de peaje de Madrid, con el fin de que las empresas que las gestionan superen el riesgo de quiebra en el que actualmente se ven inmersas.
Los préstamos, según anunció este lunes la secretaria general de Infraestructuras, Inmaculada Rodríguez-Piñero, se dirigen principalmente al rescate de las autopistas radiales de Madrid y a la que une Madrid y Toledo, aunque se incluyen las de Ocaña-La Roda y Cartagena-Vera. En estas vías, el canon que reciben de la administración las empresas adjudicatarias y el peaje que cobran a los usuarios son insuficientes frente a los elevados costes de construcción afrontados en su día y de mantenimiento ahora. Fomento descartó en su momento la inyección directa de fondos, por lo que las cantidades se concederán a intereses preferentes pero con obligación de devolución.

Las radiales de peaje en problemas son cinco: la R-2, paralela a la carretera de Barcelona y que se extiende hasta Guadalajara; la R-3, paralela a la autovía de Valencia y con servicio hasta Arganda); la R-4 (Andalucía y prolongada hasta Ocaña); y la R-5 (Extremadura hasta Navalcarnero), además de la AP-41 a Toledo. La M-12, que conecta la A-1 (carretera de La Coruña) con la M-40 para dar servicio al aeropuerto de Barajas, también sufre en menor medida la falta de rentabilidad. El principal problema de las cinco primeras no es sólo la falta de usuarios, en algunos casos un 25% por debajo de lo que se estimó al proyectarlas, sino las demandas presentadas por los propietarios de los terrenos expropiados en los últimos diez años para construirlas. En 2009, los denunciantes ya elevaban a 2.000 millones de euros las compensaciones que exigían, entre otras, a empresas tan potentes como FCC, Acciona o Ferrovial. El Tribunal Supremo había fijado ese sobrecoste en 2008 en 1.000 millones y el ministerio prometió responder con 1.320 millones. Los 200 anunciados este lunes son sólo una pequeña parte de la solución.

Problema de modelo
Las carreteras R se construyeron mediante el denominado 'peaje en la sombra', con el que la Administración se ahorraba los costes de construcción a cambio de pagar cada año un canon a las empresas y de que éstas se embolsasen el precio del peaje gestionando la vía por entre 25 y 30 años (la R-4 se adjudicó hasta 2065). La falta de usuarios, unido al descenso adicional por la crisis y a las exigencias de los expropiados, han colocado a la R-2 (participada por Abertis y ACS), la R-3 y la R-5 (propiedad de Abertis, Sacyr, ACS y Caja Madrid) y la R-4 (Ferrovial, Sacyr y Caja Castilla-La Mancha) al borde del precipicio. Que las carreteras estuviesen en manos de empresas privadas provocó movilizaciones de los trabajadores de las mismas, que convocaron jornadas de huelga para denunciar sus condiciones de trabajo y el estado de las vías.

Si bien la crisis no ha sido el factor determinante de esta situación, la recesión y la dificultad de acceso al crédito sí ha provocado que los proyectos para ampliar las radiales en el caso de Fomento, o de construir una R-6 (denominada M-65) y cerrar la M-50 bajo el monte de El Pardo en el caso de la Comunidad de Madrid, hayan quedado en suspenso. La situación límite de las radiales sí ha hecho que las concesionarias se lo piensen a la hora de acometer nuevas infraestructuras de este tipo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios