www.madridiario.es

Intento de asalto a la comisaría del municipio

Veinte detenidos en una reyerta con la Policía en Pozuelo de Alarcón

Veinte detenidos en una reyerta con la Policía en Pozuelo de Alarcón

Por Héctor Rodríguez
domingo 06 de septiembre de 2009, 00:00h
Una batalla campal en una zona habilitada para hacer un 'macrobotellón' seguida de un intento de asalto en la Comisaría de Pozuelo de Alarcón fueron los escenarios que se vivieron en la madrugada del sábado al domingo en plenas fiestas del municipio. El resultado del enfrentamiento fue la detención de 20 personas, siete de ellos menores de edad, decenas de policías heridos y coches patrulla, contenedores y demás mobiliario urbano, destrozado.
Ni siquiera era una manifestación, era el festejo de unas fiestas en las que "había mucha gente por todas partes, nunca he visto tanta en las fiestas de Pozuelo", aseguró Marta a Madridiario, una joven de 18 años que vivió en persona la batalla campal. En la zona "la policía estaba por todas partes, unos de paisano y otros con el uniforme".

Según indicó la testigo de los hechos, se habían producido peleas antes del enfrentamiento y fue después de que "un chico llegó con la cabeza abierta y un cubata en la mano donde estaba la policía", cuando algunos jóvenes, posiblemente en estado de embriaguez, empezaron a insultar a la policía. Poco a poco la tensión fue aumentando hata que comenzaron a tirar piedras o botellas contra los agentes, como señaló la Jefatura Superior de Policía este domingo.   

Los policías corrieron detrás de varios grupos en la zona posterior al recinto ferial, "la gente iba muy 'pedo', entonces o respondían de forma violenta o se echaban a correr", señaló la joven. Ella se fue junto a sus amigos en dirección a la zona de los cines Kinépolis para volver a su casa mientras los enfrentamientos se hacían más violentos, "si andabas no te pasaba nada, aunque algunos policías me dijeron que corriera". Este domingo se encuentra impresionada por lo que vivió y no quiere hablar mucho de los hechos, "íbamos a una fiesta como todos los años y salimos de una guerra". 

Tres horas de contienda
Según señaló la Policía este domingo, la batalla campal duró alrededor de tres horas que incluso obligó al retén policial a pedir refuerzos a Madrid. Los avisos por megafonía y con los lanzadestellos no evitaron que los agentes tuvieran que utilizar salvas al aire y pelotas de goma para dispersar a la masa. En un video de los muchos que se han subido a la red este domingo, se puede oír a uno de los jóvenes avisar de que "las pistolas son de fogueo" a sus compañeros aléntandoles a quedarse en los enfrentamientos.

La policía añadió que los jóvenes continuaron durante tres horas más destrozando el mobiliario urbano -cristales de marquesinas de autobuses y señales de tráfico-, e incluso prendieron fuego a contenedores y papeleras, y a un coche policial. También dañaron dos vehículos camuflados, una furgoneta de la UIP y varios coches de la Policía Local.

Ataque a la Comisaría
Hacia las 4.30 horas, unas 200 personas llegaron incluso a intentar entrar en la Comisaría saltando el muro perimetral, aunque "gracias al dispositivo de seguridad de la comisaría y a la UIP no consiguieron hacerlo", explicaron las fuentes. Al final, el saldo fue de 20 detenidos, siete de ellos menores, y diez policías heridos, en concreto dos de la Comisaría de Pozuelo, un municipal y siete agentes de la UIP. Dos de ellos tienen lesiones graves, por lo que fueron trasladados al hospital. Hasta las 6 horas, la localidad no recuperó la calma.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios