www.madridiario.es
La red de medición de la contaminación será menos exigente

La red de medición de la contaminación será menos exigente

jueves 22 de octubre de 2009, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó este jueves la nueva red de vigilancia de la contaminación atmosférica. Las estaciones medirá más contaminantes pero estarán más alejadas del tráfico, responsable de la mayor parte de las emisiones contaminantes.
Actualmente, Madrid cuenta con 27 estaciones de medición. La red que va a implantar el Ayuntamiento para adaptarse a los requisitos europeos mejorará la medición al tener en cuenta a la creación de los nuevos barrios y a la medición de contaminantes que antes no se exigían (partículas en suspensión inferiores a 2,5 micras) y supondrá un reequilibrio entre los distintos tipos de estación: tráfico (cercanas a este foco productor de emisiones), urbanas de fondo (marcan el nivel medio de exposición a la contaminación de los ciudadanos) y suburbanas (ubicadas en el exterior de la ciudad para medir, principalmente, el ozono).

Ruptura de la serie histórica

Junto a la ventajas, la nueva red también provocará problemas, como la ruptura de la serie histórica, que ya no permitirá comparar la evolución de la polución en la ciudad, al menos fácilmente, como ha reconocido el propio alcalde. Pero la principal crítica al nuevo modelo es que "antes la red estaba volcada al tráfico y ahora huye de él", en palabras del portavoz de Ecologistas en Acción, Paco Segura.

Si antes Madrid era una de las ciudades europeas con más estaciones de tráfico, ahora se reduce su presencia hasta el otro extremo en beneficio de las urbanas de fondo, aunque siempre dentro de los márgenes dictados por Europa: la relación entre ambos tipos no puede suponer ni más del doble ni menos de la mitad. Entre las estaciones que desparecerán se encuentran las más problemáticas: Luca de Tena, Gregorio Marañón y Recoletos.

La nueva red contará con 24 estaciones: 12 urbanas de fondo, 9 de tráfico y 3 suburbanas que medirán el ozono troposférico. A estas habrá que sumar dos puntos de muestreo adicionales que indicarán el grado de exposición a las partículas en suspensión de diámetro inferior a 2,5 micras.

Datos más positivos
Aunque el Ayuntamiento afirma que no hay ningún estudio que indique la diferencia que habrá entre los resultados de la antigua red y la nueva, al reducir las estaciones de tráfico es evidente que mejorarán los datos relativos a la calidad del aire en Madrid, aunque es difícil saber si lo suficiente para cumplir lo que dicta la directiva europea para 2010 en cuanto al dióxido de nitrógeno (NO2). En caso de no llegar a los objetivos europeos, el Ayuntamiento ha previsto restringir el tráfico en la zona de bajas emisiones (ZEB), aprobada este jueves.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.