www.madridiario.es

Se pierden 430 millones con respecto a 2009 debido a la crisis

Madrid afrontará 2010 con el presupuesto 'más díficil' de su historia

Madrid afrontará 2010 con el presupuesto "más díficil" de su historia

jueves 29 de octubre de 2009, 00:00h
El año 2010 va a ser todo un reto para la Comunidad de Madrid. Los presupuestos para el próximo año no es que se vayan a congelar como estaba previsto, sino que la situación va a ser mucho peor: caída del 2,3% y 430 millones de euros menos disponibles en plena recesión económica. A pesar de ello "se van a mantener y mejorar los servicios publicos", según la presidenta Esperanza Aguirre.
La jefa del Ejecutivo presentó este jueves las nuevas cuentas públicas entre advertencias de que es el mejor presupuesto posible con lo que había disponible. Si no hay más, recalcó la presidenta, es porque las transferencias del Estado caen un 23%. "El presupuesto baja por primera vez un 2,3%, y baja porque nos bajan los ingresos. Nosotros no hacemos como el Gobierno de Zapatero que va a gastar (según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado) el doble ingresa", sentenció la presidenta.

En total, los presupuestos 2010 cuentan con 18.383 millones disponibles, por los 18.813 de 2009. Con una caída del 2,3%, los recortes serán especialmente significativos dos áreas que ya les había adelantado Madridiario: las infraestructuras, porque el Estado ya no permite el 0,25% de endeudamiento adicional para construir carreteras y por tanto su construcción se ralentizar, y la plantilla de funcionarios, que se congela en 153.300 personas con la eliminación de las 970 plazas vacantes existentes y la "prohibición absoluta" de contratar personal a no ser que se trate de médicos, enfermeras, docentes y personal de servicios sociales. Además, las subvenciones sufrirán según Aguirre un "drástico recorte" (aunque se mantendrán los convenios con las universidades). El emblemático Campus de la Justicia, certificó la presidenta, está parado hasta nueva orden.

El presupuesto disponible disminuye en prácticamente todas las consejerías (Sanidad, 41 millones; Educación, 56; Transportes, 231; Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, 106. Ver cuadro presupuestos 2008) excepto Familia y Asuntos Sociales, aunque hay que tener en cuenta que el IPC acabará el año en negativo y por tanto, defendió Esperanza Aguirre, la parte social del presupuesto (Sanidad, Educación y Familia y Asuntos Sociales) crecerá en términos reales por tercer año consecutivo bajo su mandato y lo hará hasta el 7% en el caso de la atención social.

Cuatro de cada cinco euros, recalcó, irán a parar a proyectos como el programa para la coordinación de la dependencia, que recibirá un incremento del 72% para solucionar el atasco de peticiones para obtener los servicios de la nueva ley. O la mejora continua de la Sanidad, la reforma de los hospitales tradicionales y el comienzo de las obras de los cuatro nuevos. Eso sin olvidar la atención a inmigrantes, la potenciación de la enseñanza bilingüe a través de su implantación en 25 institutos o el Plan PRISMA 2008-2011. A fin de dinamizar la economía, además de las bajadas de impuestos los presupuestos están acompañados de la Ley de Medidas Liberalizadoras que reduce la burocracia y facilita los permisos para la actividad económica. Las empresas públicas como el Canal de Isabel II, Mintra (infraestructuras del transporte), Metro o Arpegio (gestión del suelo) invertirán respectivamente 370, 259, 221 y 221 millones respectivamente.

Menos sueldo y nada de protocolo
Pero cuadrar estas cuentas ha sido poco menos que un ejercicio de equilibrio que PSOE e IU aseguran la Comunidad está realizando sin red. En primer lugar, a consecuencia del descenso del consumo por la crisis y con él de los impuestos, Madrid ingresará 17.065 millones de euros, un 2,96% menos. Ello obligará a aumentar el endeudamiento neto hasta el límite permitido por ley y que serán 1.415 millones de euros. Para llegar a este ajuste, la presidenta explicó que aplicará su tan conocida austeridad a los gastos del Ejecutivo en protocolo (se eliminan los 7.500 euros de que disponía cada consejero), publicaciones, material de oficina y teléfono además de la bajada de sueldo del 2% ya aplicada a los altos cargos.

Por otro lado, y como explicó el consejero de Hacienda, Antonio Beteta, en estos presupuestos se han incluido dos partidas que, por otra parte, el Ejecutivo podría no llegar a cobrar. El presupuesto contiene una previsión de exigir al Estado 718 millones como primera anualidad de las cuatro que asegura le debe la administración del Estado y que pretende cobrar, como ha hecho Aragón, exigiendo al Estado la firma de un acuerdo para compensar las mermas recaudatorias ocasionadas por la política fiscal central. Además, Beteta subrayó que existe una sentencia del Tribunal Supremo que reconoce que se deben a Madrid 200 millones de euros por el pago a las entidades colaboradoras en Sanidad. Este dinero también se contempla en el capítulo de ingresos.

Ya antes de pasar a los detalles Esperanza Aguirre había denunciado que de los 41.839 millones de euros que el Estado recauda en Madrid (después de corregir el efecto de que grandes empresas nacionales facturen en la región) a la Comunidad sólo se le transfieren 11.100, "la cuarta parte, y con ella tenemos que pagar la Sanidad de 1,4 millones más de madrileños, la educación, los servicios sociales etc.". Sumado todo ello a la caída de la recaudación, la presidenta certificó que "esa es la situación que tenemos, de tal envergadura y gravedad que yo creo es el momento mas difícil de la historia de la Comunidad de Madrid".

Sin pacto con la oposición
Los presupuestos de 2010 han dejado a un lado el pacto que Tomás Gómez, líder del Partido Socialista de Madrid, propuso a Esperanza Aguirre para hacer unas cuentas "para luchar contra la crisis". Aguirre explicó este jueves que comparte medidas como la bajada de tasas a los emprendedores, pero que éstas, de ir, podrían introducirse en la ley de acompañamiento de los presupuestos. Respecto a facilitar el acceso al crédito a autónomos y pymes a través de Caja Madrid, recordó que la entidad está paralizada por un recurso del Ayuntamiento de Madrid y que por tanto no se puede avanzar en ello.  Gregorio Gordo, coordinador general de IU, aseguró tras conocer el proyecto que el recorte del gasto social y de la inversión condenará a Madrid a seguir en la recesión económica y con una cifra de paro que alcanzará "el medio millón de personas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.