www.madridiario.es

Entrará en vigor junto a la libre elección de médico en 2010

La Comunidad impone por ley el área única sanitaria en medio de una gran oposición

La Comunidad impone por ley el área única sanitaria en medio de una gran oposición

jueves 12 de noviembre de 2009, 00:00h
La Sanidad cambia para siempre. El PP aprobó este jueves gracias a su mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid la mayor reforma de los últimos 20 años: la ley de libertad de elección y el área única. Para sus promotores, un acto de "libertad". Para sus detractores, un "desastre", el fin de un sistema con grave falta de inversión y planificación, precisamente los dos pilares que quedan derrumbados a su juicio con la nueva ley.
Como les ha venido informando Madridiario (vea aquí el especial con todo lo que hay que saber sobre la nueva ley) a partir de ahora cualquier madrileño podrá elegir cualquier médico, enfermera y especialista en cualquier centro sanitario de la región, esté donde esté y cambiando tantas veces como quiera si hay disponibilidad. La libertad, recalca el consejero Juan José Güemes, se ejercerá plenamente y la competencia entre centros -si tiene menos pacientes, recibirán menos recursos- hará aumentar la calidad. Así, la Administración sabrá donde hay que invertir gracias a los movimientos de los pacientes.

PSOE, IU, CCOO, CSIT, UGT, el sindicato médico FEMYTS, la Federación de Asociaciones de Vecinos (FRAMV), la Asociación El Defensor del Paciente, la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Médicos de Madrid, la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el colectivo de informáticos de Sanidad APISCAM, diferentes movimientos antiprivatización y, aunque no ha levantado la voz, el Colegio Oficial de Médicos de Madrid  no se oponen a esto. En cambio, rechazan de plano la segunda parte que ha logrado "colar" el Gobierno de Esperanza Aguirre: el área única sanitaria.

Amparo al Defensor del Pueblo
La nueva ordenación supone subvertir toda la planificación existente. Las once áreas sanitarias quedan derogadas y se crea una sola. UGT y CCOO han pedido amparo al Defensor del Pueblo por que esto contraviene la ley actual, que dicta que las áreas de salud no pueden sobrepasar los 250.000 habitantes y que, llegado un determinado nivel de población por zona, la Administración está obligada a construir centros sanitarios. Con el área única, "el dinero seguirá al paciente", como subraya el propio consejero. Con el área única, según el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, el sistema será “irrecuperable”.

Caridad García (IU) achacó a Juan José Güemes que ésta ley tiene su origen en una ponencia del PP del ya famoso congreso de Valencia. Esta ponencia apostaba por introducir a la empresa privada en los servicios públicos. Donde no fuera posible hacerlo directamente, decía el texto, se subvencionaría el servicio o se darían "tickets o vales" al usuario. "La Sanidad es un derecho de los ciudadanos y no de un Congreso del Partido Popular", espetaba la diputada de IU. Lucas Fernández (PSOE), que tuvo que ser advertido por la vicepresidenta de la Asamblea, calificó de "ignorante", "chapucero", "inculto" por la propia redacción de la ley: cinco páginas donde se admite que la libertad de elección, limitada a la organización del área sanitaria, ya existe. Javier Rodríguez, portavoz de Sanidad popular, afirmó que "es posible" que las sociedades médicas, de usuarios, sindicatos y otros colectivos se hayan opuesto frontalmente a la nueva ley, pero advirtió que después no lo han demostrado cuando se han convocado huelgas contra la misma.

Problemas de implatación y fechas
Güemes y Rodríguez en una imagen de archivo.Esperanza Aguirre aseguraba en pleno debate que la oposición no quiere esta ley porque "puede que desaparezcan muchos liberados sindicales". IU y PSOE contraatacaban: efectivamente no la quieren, pero es que tampoco la quieren ni los pacientes -sólo el 2% querría cambiar de galeno- ni los propios médicos. ¿Por qué ponerla en marcha entonces? La presidenta admitió sin ambages que la libertad de elección "claro que tendrá dificultades de implantación". Y no pocas según las fuentes del sistema sanitario consultadas por Madridiario. La cita electrónica está implantada pero su uso es muy limitado y la receta electrónica ni si quiera tiene fecha. Tampoco la historia clínica electrónica sin la que la libertad de movimientos es imposible. La Comunidad asegura que todo será realidad en el primer semestre de 2010.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.