www.madridiario.es

Concluye la comisión de estudio que Aguirre pactó con Tomás Gómez

Madrid no sabe qué Sanidad quiere para el futuro

Madrid no sabe qué Sanidad quiere para el futuro

lunes 11 de mayo de 2009, 00:00h
Madrid no sabe o no es capaz de ponerse de acuerdo en la Sanidad que quiere para los próximos 20 años. La comisión de estudio que la presidenta Esperanza Aguirre aceptó crear a petición del líder de la oposición, Tomás Gómez, cerró sus puertas la semana pasada sin que haya sido posible sentar las bases de la atención médica del futuro para los ciudadanos de la Comunidad.
Para empezar, el diagnóstico del paciente, siendo estos los hospitales, centros de salud de barrio y centros de especialidades, ni si quiera es coincidente: de inversión sin precedentes y satisfacción general para el PP y de saturación, falta de medios y ausencia de planificación según PSOE e IU. En principio, sólo hay dos puntos de acuerdo: crear un Observatorio donde los responsables sanitarios rindan cuentas y alcanzar un Pacto de Estado por la Sanidad. Pero unos lo quieren por el camino de la colaboración privada y otros por el de la reorganización del sistema público.

Como puso de manifiesto el 'Informe sobre el Estado de la Sanidad' publicado por Madridiario (consulte sus cuatro capítulos aquí), el sistema se encuentra en una encrucijada. El Gobierno de Esperanza Aguirre ha construido ocho hospitales delegando en las grandes constructoras y hará cuatro más profundizando en su gestión privada, ya que tal inversión sería "imposible" para el erario público. Ahora, planea crear el Área Única Sanitaria para poder elegir médico y reformar la Atención Primaria para que la competencia entre centros haga crecer la calidad y la productividad. Las partidas económicas por tanto, según el consejero Juan José Güemes, "seguirán al paciente" y no habrá carencias.

PSOE e IU reniegan completamente de esta fórmula. Recalcan que la elección de médico ya existe y se ejerce gracias a la actual ley y censuran que repartir fondos dependiendo del número de pacientes es renunciar por completo a la planificación. En lugar de eso demandan un plan de reforma que haga más efectivo el sistema público, que acabe con las listas de espera y que inyecte más recursos en los hospitales. La privatización, denuncian, sólo produce que las empresas que se ocupan de los servicios presten atención a sus cuentas de resultados en perjuicio de la salud del usuario, "que no cliente".

Maru Menéndez y Lucas Fernández.Los pacientes sí saben lo que quieren
 Pero, ¿qué es lo que les importa a los pacientes y a los profesionales? Ellos, según las últimas encuestas y sus propios testimonios en la comisión, son los que más claro lo tienen. Los usuarios sólo desean un trato personalizado, más tiempo de atención en consulta por parte de sus médicos -a quienes ponen una altísima nota y consideran lo mejor de la Sanidad- y que se reduzcan las listas de espera, donde la media para pasar por el quirófano es de cinco meses, según la Confederación de Consumidores y Usuarios. Los profesionales de la medicina y la salud (cuyos sindicatos se opoenen al Área Única) creen que el tiempo de atención es fundamental y que, salvo algunos déficits que deben ser corregidos (falta de especialistas y medios den algunas áreas) el sistema actual está entre los mejores.

La pelota ahora está en el tejado de los políticos. Maru Menéndez y Lucas Fernández, portavoz y responsable de Sanidad del grupo socialista de la Asamblea de Madrid, e Inés Sabanés y Caridad García, sus homólogos en IU, advierten que "en cinco meses y medio que ha durado la Comisión nadie nos ha podido explicar qué ventajas sociales y asistenciales aporta la iniciativa privada". El PP responde que en comunidades socialistas como Castilla-La Mancha, Andalucía o Cataluña la gestión privada está incluso más extendida que en Madrid, donde asegura que está garantizada "la equidad, eficiencia y calidad" en la atención al paciente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.