www.madridiario.es
El intercambiador de Avenida de América estará en obras desde el verano

El intercambiador de Avenida de América estará en obras desde el verano

domingo 15 de marzo de 2009, 00:00h
Las obras de remodelación del intercambiador de Avenida de América, que beneficiará a los más de 215.000 viajeros que lo utilizan a diario, comenzarán el próximo verano y se espera que estén terminadas dentro de dos años.
Así lo ha anunciado este domingo el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, durante una visita al intercambiador que, según ha dicho, continuará funcionando mientras se ejecutan las obras de reforma. El intercambiador de Avenida de América se abrió el año 2000 pero ha quedado obsoleto respecto a otras infraestructuras similares como las que existen en Moncloa, Plaza Elíptica y Plaza Castilla.

Mejores sistemas de climatización y ventilación, mamparas para aislar a los usuarios del ruido y los gases, cinco nuevos ascensores, la ampliación de las escaleras mecánicas y la construcción de itinerarios guiados para invidentes, serán algunas de las principales mejoras de esta infraestructura. "Dentro de dos años, este intercambiador no tendrá nada que ver con lo que estamos viendo hoy", ha comentado Echeverría, para quien esta reforma incentivará el uso del transporte público mediante una mayor "comodidad, accesibilidad y seguridad" de los viajeros.

Más grande y con mejores accesos
No en vano, en Avenida de América confluyen cuatro líneas de Metro, 13 líneas interurbanas, 12 líneas de la EMT y varios servicios de largo recorrido a numerosas partes de España. Para ello, ha explicado, se trabajará primero en la creación de un nuevo acceso y, una vez terminado éste, la actividad se centrará en reformar la antigua salida y además, "si es necesario, sacaremos los autobuses a la superficie", ha concretado el consejero.

El consejero ha pedido "paciencia" a los vecinos de la zona y en general a todos los madrileños que utilizan estos servicios, porque "las obras siempre son molestas, pero cuando vean el resultado se olvidarán de todas las incomodidades".

Junto a los beneficios ya mencionados, se acometerá la ampliación del intercambiador en más de 6.000 metros cuadrados para construir una nueva rampa de salida del aparcamiento -como alternativa en un posible caso de bloqueo por averías de los túneles existentes- y salidas de emergencia, así como cuartos auxiliares y técnicos.

También se actuará sobre los túneles de entrada y salida de los autobuses, para conseguir una mayor rapidez y seguridad de paso, y se reformará la plaza situada en la superficie del intercambiador, para lograr una mayor integración del edificio en el espacio público y en el entorno.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios