www.madridiario.es
El fin de los guardarraíles empieza en la M-45

El fin de los guardarraíles empieza en la M-45

martes 03 de marzo de 2009, 00:00h
El principio del fin de los guardarraíles en la Comunidad de Madrid es un hecho. Después de cubrir con faldones metálicos la carretera M-505 desde el Puerto de la Cruz Verde hasta el límite con la provincia de Ávila; la M-131 entre Torrelaguna y El Berrueco; la M-133 y M-134 a la altura de El Atazar y la M-503, la Consejería de Transportes se ha lanzado a la fase definitiva para eliminar los quitamiedos.
El 8 de noviembre de 2008 Madrid asistía a la última gran manifestación por la seguridad de los amantes de las dos ruedas. Casi 10.000 aficionados sacaron sus motos a la calle para exigir no ya al Gobierno regional, sino al Estado, que elimine los puntos negros que hacen perder la vida a cerca de mil pilotos al año. Poco antes del inicio de la concentración, a mediodía, moría en la carretera M-625, a la altura de Colmenar Viejo, un motorista de 35 años, precisamente como consecuencia de un choque contra un guardarrail. Para entonces, la Comunidad de Madrid ya había iniciado su plan de protección de barreras, que se plasmó, tras diversos estudios y en colaboración con las asociaciones Mutua Motera y Lucha Motera, en un acuerdo firmado el 30 enero de 2009.

La M-45 ha sido la primera en beneficiarse de un paquete de medidas que conllevará que a finales de 2009, 108 tramos de carreteras que suman 40 kilómetros sean protegidos con una doble bionda que evitará que los motoristas y el resto de conductores sean mutilados y pierdan la vida contra lo que deberían ser protecciones.

El sistema es simple: un faldón fabricado en fibra de vidrio y sin aristas cortantes será añadido a la pieza original. Éste, dotado con sistemas de absorción de impacto, evitará el choque directo y reconducirá al accidentado en el sentido de la marcha sin que se produzca efecto rebote. Pintado en blanco y rojo, los conductores podrá identificar fácilmente cuándo están transitando por un tramo que, bien por la velocidad específica de la carretera, el radio de las curvas, el porcentaje de vehículos de dos ruedas que circulan por esas vías, la accidentalidad o el volumen total de tráfico, se encuentran en un punto en el que deben tener especial precaución.

Modelo pionero y eficaz
El conocido como SPM es el método más demandado por los colectivos antiguardarrailes y los ciclistas, otros que están entre los más perjudicados, dado que impide que el cuerpo se salga de la vía acabando en el arcén, absorbe parte de la fuerza de impacto y evita que, al desprenderse, se transforme en una lanza capaz de atravesar cascos y carrocerías. Por ello, también supondrá un beneficio para los propietarios de turismo y de vehículos pesados en caso de accidente.

El modelo elegido para Madrid, según explica la consejería que dirige José Ignacio Echeverría, además de ser pionero ha pasado todos los ensayos oficiales necesarios con eficacia y se ajusta a la normativa estatal y europea.

Además de la M-45, las conocidas M-501 y M-407 gozarán de las nuevas balizas antes de finalizar 2009. Junto a estas, se beneficiarán de las mismas los puntos kilométricos elegidos en las siguientes vías: M-113, M-118, M-203, M-209, M-217, M-300, M- 301, M-404, M-406, M-407, M-408, M-413, M-415, M-425,M-45,M-500,M- 501, M-502, M-503, M-505, M-506, M-519, M-533, M-601, M-603, M- 607,M-608, M-616, M-625 y M-942.

Comisión de vigilancia
Este plan de mejora de las vías no se quedará ahí. Como ha ocurrido con los tramos elegidos, la Comunidad de Madrid se ha comprometido a seguir colaborando con los motoristas para señalar nuevas áreas que deberían gozar de una especial atención. Esta fórmula se tendrá en cuenta también para las vías de nueva construcción en las que, por necesidades del trazado, no puedan evitarse zonas posiblemente conflictivas. Se creará una comisión de vigilancia y se prestará especial atención al estado del firme de las carreteras, su mantenimiento y su señalización tanto vertical como en el pavimento para prevenir situaciones de riesgo. Además, el Ejecutivo que encabeza Esperanza Aguirre realizará junto con las asociaciones una campaña de concienciación que promueva una conducción responsable.

El movimiento antiguardarrailes celebra que con esta iniciativa el haber logrado sensibilizar aun más a la Administración y que ésta asuma sus reivindicaciones como propias. Todo, apuntan, es un éxito que evitará en el futuro que caerse de una moto a sólo a 30 kilómetros por hora (como han demostrado sucesivos estudios y test científicos) un accidente pase a convertirse en una amputación segura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios