www.madridiario.es

Piden que se les considere autoridad pública para recuperar el respeto

Los profesores madrileños sufren cada día más insultos y salen más en Internet

Los profesores madrileños sufren cada día más insultos y salen más en Internet

miércoles 25 de marzo de 2009, 00:00h

Los insultos y las faltas de respeto a los profesores de la Comunidad de Madrid han crecido un 7 por ciento durante los seis primeros meses del presente curso escolar respecto al anterior, un problema al que según, el Defensor del Profesor del sindicato ANPE Madrid, se enfrenta el 19 por ciento de los docentes que acuden a este servicio.

En el caso de los primeros seis meses del curso 2008-2009, el 16 por ciento de los profesores denuncia conductas agresivas hacia los alumnos y hacia ellos mismos. Según explicó la Defensora del Profesor, Inmaculada Suárez, los alumnos que mantienen conductas agresivas con los profesores "las hacen extensivas al resto de los compañeros de clase, a los que les llegan a agredir, los amedrentan, tanto física como psicológicamente, y les someten a acoso". En la misma dirección, los profesores denuncian que son los propios padres los que en ocasiones animan a sus hijos a no cumplir con la normativa del centro cuando estos son sancionados.

Otro de los problemas que han aumentado en la primera mitad de este curso es el relativo a las grabaciones y fotos publicadas en Internet, que "se han duplicado", especialmente en los pueblso más pequeños. Por el contrario, las denuncias de los padres, el acoso y las amenazas de los alumnos bajan y 5%, lo que no evita que la mitad de los profesores que piden asistencia lo hagan por ansiedad y el 21% por depresión.

Sólo dos casos de atentado

Los profesores demandan que al profesor se le declare autoridad pública para que así los posibles agresores se enfrenten a penas de entre 2 y 4 años. A día de hoy, de los casos de agresiones a profesores que AMPE Madrid tramita a través de sus abogados sólo dos se han considerado 'atentado a la autoridad pública'.

En concreto, se trata de un caso en Colmenar Viejo, donde se está juzgando a un padre por insultos e injurias a un profesor, y otro en Leganés, donde se está juzgando a otro familiar por agresión al director de un centro. Ambos casos están pendientes de sentencia pero podrían acabar con penas de prisión a diferencia de otros juicios, en los que tratándose también de agresiones e insultos, el castigo final ha sido el pago de 180 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.