www.madridiario.es

La Comunidad se dispone a imponerlos y el Ayuntamiento recurrirá

Caja Madrid dice 'no' a los 'estatutos Aguirre' y el PP evita escenificar la confrontación

Caja Madrid dice 'no' a los 'estatutos Aguirre' y el PP evita escenificar la confrontación

lunes 23 de marzo de 2009, 00:00h
Caja Madrid dice 'no' a los 'estatutos Aguirre' y al nuevo reglamento electoral. La Asamblea General de la cuarta entidad financiera del país rechazó este lunes por mayoría tanto la aplicación de la nueva normativa, que provocaría la reducción a un 30% de la representación del Ayuntamiento de Madrid y la práctica salida de Miguel Blesa.
Por 157 votos en contra y 51 votos en blanco frente a 87 a favor y uno sólo nulo, Esperanza Aguirre vio como los estatutos adaptados a la Ley de Órganos Rectores de Cajas de Ahorros (LORCA) con la que la capital, CCOO, UGT e IU perdían poder en favor de sus consistorios afines eran tumbados. Los miembros 'aguirristas' de la entidad necesitaban dos tercios de los apoyos, al menos 210 votos con 320 consejeros generales. Contaban para ello con sus propios votos, unos 90, pero el rechazo de los 'gallardonistas' (30 miembros del PP), Comisiones e Izquierda Unida más las abstenciones de PSOE y UGT hicieron que la propuesta no saliese adelante.

Maru Menéndez, del PSOE, se pasó por Ifema antes de la votación.El particular 'partido' entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón se encuentra en tablas tras la decisión de este lunes y la que la semana pasada dictó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid negando al Ayuntamiento la suspensión cautelar del proceso de aprobación. El próximo paso ya anunciado -y aunque oposición y sindicatos trabajarán para llegar a un consenso- es que la Comunidad, a través de la Consejería de Economía, imponga mediante una orden los estatutos como entidad tutelante que el Ayuntamiento está decidido a recurrir. En concreto, la Comunidad de Madrid promulgará los estatutos y el reglamento electoral de Caja Madrid en el plazo de un mes.

Críticas al "lío" y la "ambición" del PP

La reunión en el Palacio de Congresos de IFEMA se convirtió en un rosario de críticas contra los estatutos "impuestos", "antidemocráticos", "unilaterales", "no consensuados" y que, a juicio de sus detractores, supondrían un intento de control "bochornoso" a favor del Ejecutivo regional. La prensa no asistía a la reunión, por lo que la información salió a cuentagotas hasta la votación final. Según los asistentes consultados, el presidente Miguel Blesa fue implacable en sus críticas a las nuevas normas, al igual que las de CCOO e IU a las intenciones de los 'bandos' del Partido Popular.

Lo sorprendente fue que, a diferencia de otras ocasiones y mientras que el PSOE, UGT y los impositores pedían acabar con el "lío interno" popular para estabilizar la entidad, 'aguirristas y 'gallardonistas' guardaron silencio, al menos hasta su salida.

Manuel Cobo junto a la delegada de Obras del Ayuntamiento de Madrid, Paz González.Ni unos ni otros, al parecer por orden de Génova -Cristóbal Montoro, mano derecha de Mariano Rajoy en asuntos económicos, había realizado gestiones y había pedido "cordura" para este lunes-, tomaron la palabra para defender sus respectivas posturas. Esta escenificación de calma tensa no evitó que el resto de representantes les reprochasen su batalla particular y les exigiesen acabar con ella en lugar de zarandear la Caja en tiempos de crisis acuciante. Lejos de oír el consejo, el Ayuntamiento adelantó nada más acabar que interpondrá un recurso contencioso-administrativo para evitar cualquier imposición. El PP subrayó por su parte que la entidad debe cumplir una ley "legal", como recalcan dictaminó el TSJM.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios