www.madridiario.es
Móstoles da de comer a los desempleados

Móstoles da de comer a los desempleados

Por Mª Carmen Cruz Martín
lunes 09 de marzo de 2009, 00:00h
En estos momentos de crisis, muchas familias, con algunos de sus miembros en paro, necesitan ayuda para llevarse algo a la boca de comer. Por ello, el Ayuntamiento de Móstoles ha puesto en marcha una iniciativa pionera: el primer comedor para desempleados de España.
Mari Carmen Madrid, ecuatoriana, pero nacionalizada española, tiene muchos problemas para llegar a fin de mes. Su hipoteca ha subido de tal manera que después de pagar sus deudas apenas cuenta con 200 euros para el resto de pagos y la comida de su familia, compuesta por tres hijos pequeños, su marido y ella.

Rosa Toapanta (izquierda) y Mari Carmen Madrid (derecha) Precisamente para ayudar a vecinos de Móstoles con escasos recursos económicos como es el caso de Mari Carmen, el Ayuntamiento ha puesto en marcha hace apenas una semana el comedor de San Simón de Rojas, al que cada día acuden cerca 200 personas, en su mayoría inmigrantes que se han quedado en paro. Y es que como dice esta ecuatoriana, debido a la situación económica, se "ha visto obligada a venir a este comedor".

En el poco tiempo que lleva funcionando, el comedor, que se ubica en la calle de Sevilla, 19, ha atendido aproximadamente a un millar de vecinos de Móstoles. La Concejalía de Servicios Sociales ha expedido unos 150 carnés de usuarios para beneficiarse de esta medida.

"En vista de las cifras de la primera semana, ha sido un magnífico acierto poner en marcha este comedor, puesto que estamos cumpliendo una gran labor social y ayudando a los que más lo necesitan, paliando el drama personal que padecen", asegura el alcalde de Móstoles, Esteban Parro, que se ha acercado este lunes a comer con los usuarios.

Normalmente vienen a este comedor personas en paro, como es el caso de Gladys Zapata, chilena y también nacionalizada española. "Soy diplomada en enfermería, pero no encuentro trabajo. Me rechazan por mi edad, pues tengo 63 años. Mi familia sólo cuenta con la pensión no contributiva de mi marido que es de 328 euros al mes", señala Gladys.

Al igual que ella, muchos otros vecinos de Móstoles como Rosa Toapanta, de Ecuador; Blanca Africano, de Colombia, o Nemesio Rodríguez, con pasaporte cubano y español, acuden cada día a comer mientras que no encuentren un trabajo con el que poder mantenerse. Y es que hay muchos usuarios que no cuentan con ningún tipo de ingresos.

Según datos del Ayuntamiento, la mitad de los usuarios son españoles y el resto inmigrantes, procedentes de Latinoamérica y países del Este. La mayoría tienen una renta per cápita mensual para alimentarse de entre 90 y 120 euros.

Voluntarios
Para atender el comedor, 70 colectivos y 134 personas se han ofrecido para servir y cocinar. La primera semana los voluntarios fueron de la Asociación de Prevención del Alcoholismo, mientras que esta semana será Cruz Roja quien se encargue del mismo, y la semana próxima lo hará el PP de la localidad.

De momento, hasta el 15 de abril, el Ayuntamiento de Móstoles ha contratado a un servicio de catering, pero posteriormente las comidas se elaborarán con medios propios, con los alimentos que se donen. Según el alcalde, "los mostoleños se han volcado con la donación de alimentos y ya se han entregado 500 kilos de productos".

Además, "Coca-cola donará de forma permanente los refrescos que se consuman en el comedor y grandes firmas han manifestado su interés en donar alimentos", afirma Parro. Asimismo, con la colaboración de las galerías comerciales del municipio, se pondrán a la venta bolsas de alimentos que se vayan a necesitar en el comedor por valor de cinco euros para que todos los vecinos puedan contribuir con sus donaciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios