www.madridiario.es

PSOE e IU consideran la medida ineficaz y de cara a la galería

Aguirre se baja el sueldo un 2% y recomienda a todos los políticos de Madrid hacer lo mismo

Aguirre se baja el sueldo un 2% y recomienda a todos los políticos de Madrid hacer lo mismo

martes 30 de junio de 2009, 00:00h
La presidenta del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre, anunció este martes que la dirección regional de su partido va a "recomendar" a todas las instituciones públicas donde gobierna que los cargos políticos y los directivos de las empresas públicas se bajen el sueldo un 2%. Eso, como medida 'anticrisis' frente a las últimas subidas de impuestos del Gobierno Zapatero.
La primera en aplicar esta medida será, según anunció Aguirre, la Comunidad de Madrid, que computará la bajada en la nómina del mes de agosto de los consejeros, la propia presidenta y los presidentes entre otras de Metro o el Canal de Isabel II vía enmienda a la Ley de Medidas Fiscales que se está tramitando en la Asamblea de Madrid. La sugerencia se extiende a los alcaldes, concejales y miembros de entidades municipales controladas por los populares en la región e incluso más allá: se instará a que los alcaldes de PSOE e IU y que los diputados de todos los grupos de la Asamblea acuerden lo propio para dar ejemplo.

La reunión del Comité de Dirección del PP este martes. La decisión la aprobó este martes el Comité de Dirección regional reunido en Génova 13. Aguirre justificó que, si bien no ha calculado cuánto se va a ahorrar "por poco que sea tiene su importancia" dentro de la actual crisis económica. "No puede ser que los paganos (sic) sean siempre los más débiles. Tenemos que garantizar los servicios públicos, la Sanidad, la Educación, el Transporte, y hay que apretarse el cinturón", subrayó Aguirre.

PSOE e IU, en un brete
Esta medida supone un nuevo golpe directo a la mandíbula del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Sólo días después de que el Estado anunciase la subida de los impuestos de la luz (un 5%), la gasolina y el tabaco, Aguirre contrarresta con una nueva bajada de sueldo (ya aplicó una congelación salarial para 2009 y 2010 que la oposición calificó como de cara a la galería) y califica de "escandaloso e hiriente" que el Estado se avenga a subir el sueldo a los funcionarios, que ya tienen asegurados sus puestos de trabajo.

Aguirre comparece acompañada de Granados tras la reunión del Comité de Dirección Regional. Por si fuera poco, la invitación a bajarse el sueldo pone entre la espada y la pared a PSOE e IU. Ambos consideran la congelación una maniobra de propaganda y maquillaje político ya que el 2% "es insuficiente", pero negarse a bajarse el sueldo sería darle munición al PP, que con esta maniobra saldrá ganando tanto si la oposición acepta su idea como si no. Por si acaso, la portavoz socialista en la Asamblea, Maru Menéndez, anunció que su grupo apoyará la reducción aunque no se refirió al caso de los diputados autonómicos y sí exigió a Aguirre que reduzca, entre otros, los gastos de su Gobierno en propaganda y publicidad institucional.

En su lugar, los socialistas y miembros de la coalición apuestan por tomar medidas reales frente a la crisis como dirigir la inversión pública hacia los servicios sociales y la dependencia, invertir en políticas activas de empleo, garantizar los servicios públicos, reformar la educación e instaurar una renta social para los parados que hayan agotado la prestación por desempleo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios