www.madridiario.es
¡En mi ordenador hago lo que quiero!

¡En mi ordenador hago lo que quiero!

martes 16 de junio de 2009, 00:00h
La esclavitud de las licencias se ha acabado. Viva el software libre... y no necesariamente pirata. Después de décadas de dependencia de los grandes proveedores informáticos ya es posible que cada usuario, en su casa o en su empresa, cree, comercie, distribuya, modifique, personalice e incluso reinvente a partir de otros su propio programa informático.
Es la revolución del software de fuentes abiertas y el software libre, que la Fundación madri+d para el conocimiento y la Fundación José Pons han querido poner a pie de calle con un objetivo: abrir a los madrileños un nuevo campo de innovación y negocio.

"¿Sabías que Extremadura es la tierra del vino, del aceite, ahora del software libre?". Silvia Alvarado, asesora jurídica del Cenatic, es el mejor empleo de la revolución. Quizá la denominación de Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) -con sede en Almendralejo (Badajoz)- basadas en fuentes abiertas suene raro, pero su trabajo es bien tangible.

No todo es gratis
Hasta ahora, pone Silvia como ejemplo, multinacionales como Windows, Macintosh, Apple imponían sus programas en un práctico monopolio. "El Office, el Word, el Photoshop o el Autocad era lo que todo el mundo utilizaba, pero ahora ya existen Linux, Ubuntu, Debian o Apache que cada usuario puede utilizar y editar a su voluntad. Incluso existen lo que se llaman distribuciones: en el caso del sistema operativo Linux, el rival de Windows, existe un paquete que te instala todo lo que necesitas para que tu ordenador funcione (procesador de textos, programas de imagen, gestión de cuentas etc.) del tirón".

¿Útil? Mucho más que eso: dispara la creatividad ya que el código fuente y las posibilidades de desarrollo están al alcance de cualquiera y todo se pone en común. El trabajo del Cenatic es que la aportación y el uso de esas tecnologías vayan cada vez a más en todos los niveles de la vida pública y privada.

El software libre está al alcance de la mano en Internet, pero ojo porque no todo es gratis. "Depende de las licencias de uso. Antes existía el copyright, todos los derechos reservados, ahora existen las fuentes abiertas, el copyleft, o las licencias GLP entre otras muchas donde lo fundamental es que se puede modificar el trabajo del creador, adaptarlo y distribuirlo de forma libre. Las condiciones van desde la obligación de pagar sólo por el núcleo original del software hasta la obligación de distribuirlo gratuitamente, pasando por la posibilidad de 'vender' las personalizaciones que se hagan a un tercero. Toda una línea de negocio ya que "te haces experto en mejoras y las vendes a quien las necesita".

Madrid: aplicación en Educación
¿Pero hasta qué punto se utiliza el software libre en España y en Madrid? "Las administraciones regionales de Andalucía y Extremadura son pioneras y tienen su propio sistema que se utiliza para la contabilidad, la Administración Electrónica o la configuración de servidores. En Madrid la aplicación es sobre todo a nivel educativo. Se ha creado un sistema operativo para niños mucho más sencillo que Windows con sus propios iconos para que los chicos vayan familiarizándose con los ordenadores", relata Silvia. "Estamos intentando que la Administración, que crea sus propios programas con el dinero de todos, los distribuya gratuitamente después", apunta.

A nivel empresa, los programas desarrollados son extensibles al usuario privado y a las gestiones de cualquier pequeña y mediana empresa: contabilidad, almacenaje, gestión de pedidos... Ya ni si quiera es necesario 'atarse' a un proveedor de servicios, ya que si el software es libre se puede cambiar de proveedor a voluntad. "Ahora", advierte, Eva García Pombo, de Microgénesis, "que no os pase lo del Windsor". "Debéis tener un plan de contingencia para vuestros servidores y aplicaciones propias. Muchas empresas del edificio no pudieron trabajar hasta meses después del incendio porque la información de sus aplicaciones propias se había perdido".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.