www.madridiario.es
La Comunidad defiende el plan para el Parque del Sureste ante los ecologistas

La Comunidad defiende el plan para el Parque del Sureste ante los ecologistas

Por Carmen M. Gutiérrez
viernes 13 de febrero de 2009, 00:00h
Desde su aprobación la semana pasada, el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Regional del Sureste ha despertado el recelo de oposición, sindicatos y grupos ecologistas. Este viernes la Comunidad defendió el proyecto durante su presentación, que fue boicoteada por las asociaciones conservacionistas de la zona.
El parque regional, creado en 1994, no es un enclave natural al uso. En él es difícil que un golpe de vista no se tope con una planta de extracción de áridos, una carretera, viviendas, cualquier otra construcción o zonas muy degradadas. Ahora el plan rector pretende conjugar "intereses contrapuestos y a veces antogónicos", según la consejera de Medio Ambiente, Ana Isabel Mariño.

La idea con la que se ha elaborado el plan es "la protección del medio ambiente en su sentido más amplio y práctico", dijo la dirigente madrileña en referencia a que tienen cabida las actividades tradicionales de la zona como la agricultura, la minería y la caza, así como los usos deportivos, a petición de Getafe, municipio que tiene en proyecto construir un campo de golf en el espacio protegido.

La luz verde a las instalaciones deportivas en algunas zonas del parque, el método de relleno de las graveras abandonadas y la extensión de la caza a lugares donde antes no estaba permitida son las principales críticas de las asociaciones Grama, El Soto y Ecologistas en Acción.

Este viernes así lo han manifestado durante la presentación del plan rector de uso y gestión del parque regional. Dos activistas de los grupos ecologistas han desplegado un pancarta con el lema 'menos negocio, más conservación', acto que ha sido tolerado por la consejera, aunque no les ha permitido hablar. A ellos, que ocupaban buena parte del auditorio, parecían dirigirse expresamente Mariño y el director de Medio Natural, Federico Ramos, durante algunos momentos de sus intervenciones.

Mariño destacó que el plan recuperará las zonas degradadas, "seguro que no al gusto de todos, pero van a mejorar". De esta manera, respondía a las críticas por haber introducido los usos deportivos en el parque, eso sí, con limitaciones como que la zona esté en mal estado o haya que usar vegetación autóctona y agua reciclada. Ramos, por su parte, justificó el retraso de nueve años en la aprobación del plan rector por su complejidad y el proceso de información pública que se abrió hace unos años.

Denuncia ante los tribunales
Pese a que el plan rector de uso y gestión del parque contempla, entre otras medidas, controlar la extracción de áridos, y rehabilitar los enclaves afectados por esta actividad en el pasado y por los vertidos ilegales, como ya se ha empezado a hacer, los grupos ecologistas han decidido llevar el documento a los tribunales, al Defensor del Pueblo y a la Comisión Europea.

Consideran que el plan rector de uso y gestión "va a significar una mayor degradación del parque al permitir actividades que hasta ahora no se permitían y que suponen un atentado a la legalidad establecida en su legislación", en palabras del portavoz de Grama, Raúl Urquiaga. En concreto, mantienen que se podrá cazar en más lugares que antes y que se introducen los usos deportivos, cuando la ley de creación del parque y su plan de Ordenación de Recursos Naturales prohíben estas actividades o no las incluyen.

La Comunidad les responde que el plan es perfectamente legal y no contradice las leyes que lo regulan. El director general de Medio Ambiente explicó a Madridiario que si esas normas les hubiesen resultado un obstáculo para regular los usos del Parque Regional del Sureste, las hubiesen cambiado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios