www.madridiario.es
CEIM propone reducir las indemnizaciones por despido en tiempos de crisis

CEIM propone reducir las indemnizaciones por despido en tiempos de crisis

miércoles 04 de febrero de 2009, 00:00h
El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, anunció este miércoles que la patronal propondrá a los sindicatos la creación de un contrato anticrisis que contempla otorgar una indemnización de 20 días por año trabajado en lugar de los 45 días actuales.
Esta iniciativa, que se enmarca en una serie de medidas para afrontar la crisis económica que afecta al país, se suma a otras como "aplazar nueve meses el pago del IVA y tres meses el pago de la Seguridad Social" hasta que se normalice la situación, lo que supondría un incremento inmediato de liquidez entorno a un 10 por ciento, declaró Fernández.

Además, desde CEIM solicitaron una reducción al 25 por ciento del tipo del Impuesto de Sociedades y de cinco puntos en las cotizaciones a la Seguridad Social para los empresarios.

El presidente de la Condeferación también consideró urgente una reducción del 50 por ciento del impuesto de sociedades para las pymes de forma que los primeros 120.000 euros de beneficios tributen al 12,5 por ciento tal y como se aprobó en Portugal el pasado 1 de enero.

Además, Fernández explicó que esta batería de medidas serán trasladadas a la Confederación Española de Organizaciones Empresarial (CEOE) para que este organismo, a su vez, las haga llegar a los sindicatos nacionales y al Ejecutivo central en un momento de crisis que calificó de "excepcional" y "galopante".

La patronal diferencia las medidas entre estructurales y coyunturales. En cuanto al contrato de crisis, el presidente de CEIM dijo que se trata, en principio, de una medida "coyuntural" que "es parte de una reforma laboral", aunque al mismo tiempo matizó que "no tiene por qué ser coyuntural, ya que igual tiene mucho éxito, con lo que puede ser coyuntural o definitivo", dijo el presidente de la patronal.

En este sentido, explicó que con este nuevo modelo de contrato ambas partes, empresarios y trabajadores, saldrían beneficiados, ya que "la ventaja para el empresario es que con 20 días de indemnización por despido va a crear más empleo que con 45".

En referencia a la opinión de la CEOE respecto a esta medida, así como la opinión de los sindicatos UGT y CC.OO., Fernández dijo que ambos tienen la medida encima de la mesa y que " lo están valorando", por lo que "pueden estar por la labor, porque lo que no quieren es destruir empleo".

Se trata, en palabras del vicepresidente de CEIM, Juan Pablo Lázaro, de "crear un contrato que tenga principio y fin", en vez de estar renovándolos cada tres o seis meses, algo que según la patronal "no aporta ningún tipo de estabilidad al trabajador".

Volviendo a la situación de falta de liquidez de las empresas ante la negativa de los bancos a conceder créditos, y de los ERE que están realizando muchas entidades ante su situación económica, Fernández aclaró que quien sostenga que los empresarios quieren destruir empleo dicen "falacias". "La empresa que tiene que hacer un ERE es porque no tiene más remedio", defendió, al tiempo que recordó que los empresarios son "creadores de empleo".

Por ello, insistió en que la banca conceda créditos a los empresarios con condiciones viables. "A un empresario no le pueden decir que deposite el 50 por ciento de garantías cuando solicita un crédito, porque eso no es viable". En este sentido, desconfió que la banca conceda créditos como dice que está haciendo, algo que justifica su comparecencia en el observatorio que controla qué se está haciendo con los 20.000 millones de euros que el Ejecutivo central dio a los bancos para que inyectasen liquidez a las pymes y a las familias, un dinero que según CEIM no está llegando a su destino.

Por otro lado, se refirió al impago que muchas administraciones públicas profieren a los empresarios, algo que hace que la patronal "se encuentre ahogada". Una solución es que el Instituto Oficial de Crédito (ICO) avale a las empresas, propuso la patronal.

Preguntado por si las luchas internas en Caja Madrid afectan a la concesión de créditos o a las relaciones entre la patronal y al entidad bancaria, Fernández aseguró que sus vínculos con la Caja son "estrechos" y que "no influye en absoluto la sucesión de Blesa" en las cuestiones de financiación.

Diálogo social con los sindicatos
Por otro lado, destacó que no hay ninguna ruptura entre patronal, sindicatos y Comunidad en el tema del diálogo social, e insistió en que hoy por hoy el diálogo social "es más importante que cualquier otra medida". Por ello, confió en que UGT y CCOO valoren el contrato de crisis que los empresarios proponen y que se discuta en las mesas de economía y empleo del próximo día 12.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Madrid, Javier López, calificó de "ridículas" las medidas propuestas. En un momento en que la Comunidad de Madrid tiene 369.256 parados y algunas empresas ya no renuevan contratos temporales, utilizan expedientes de regulación de empleo o el despido individualizado, "lo que ha dicho la patronal es ridículo y grotesco", señaló.

Además, dijo que lo anunciado por CEIM es "improcedente" y "una bomba de relojería para que no avance el diálogo social" entre los sindicatos y el Gobierno regional, que se reunirán el día 12 para analizar la economía y el empleo en la región. En su opinión, las iniciativas propuestas por la patronal podrían prolongar aún más la crisis, bajar el consumo y aumentar el desempleo.

Agilización de pagarés
Por su parte, y para ayudar a que las empresas no se hundan, la patronal pidió a la Comunidad de Madrid que los pagarés de las obras que se acometan en las administraciones públicas de la región se pueden cobrar a los 120 ó 180 días, ya que, a falta de de que el consejo superior de Cámaras haga un estudio en profundidad, el 15 por ciento de las pymes españolas pueden estar en riesgo de cerrar, dijo Fernández.

"Hay 3,3 millones de parados. Si a eso le añadimos tres millones de funcionarios, la cota se sitúa en torno al 35-40 por ciento de nuestra población activa no productiva". "No quiero decir que sobren funcionarios, sino que no aportan un Producto Interior Bruto", indicaron los empresarios.

Por ello, estimaron necesario que se aprueben con carácter general en todas las administraciones públicas reducciones de gasto corriente innecesario sobre los presupuesto de este ejercicio, y que en muchos casos, deberían ser equivalentes al porcentaje de déficit previsto en cada administración.

Asimismo, se debería revisar con carácter urgente la política retributiva del sector público, adecuándola a las circunstancias en las que se desenvuelve actualmente el sector privado. Por último, abogaron porque se externalicen todos aquellos servicios públicos en los que la iniciativa privada sea más eficiente.

UGT considera "absurdo" el contrato anticrisis
El secretario general de UGT Madrid, José Ricardo Martínez, aseguró este miércoles que el contrato anticrisis que propone CEIM y que contempla abaratar el despido es "absurdo" porque hace "un flaco favor" tanto a los trabajadores como a las empresas, cuya viabilidad, a su juicio, se cuestiona con medidas como ésta.

Martínez explicó que el contrato anticrisis "hoy tiene menos sentido que nunca", dado que en épocas en las que la situación económica no es muy boyante es necesario lanzar "un mensaje de confianza, de futuro, de exigencia a las empresas y a los trabajadores para alcanzar mayores niveles de competitividad y productividad".

"Frente a esto, nos encontramos con una propuesta empresarial que plantea un contrato que da preferencia al despido. Me parece absurdo", sentenció el secretario general de UGT, quien subrayó que cuando los empresarios contratan "lo hacen pensando en una estabilidad, en una viabilidad para que su empresa crezca, sea más productiva y competitiva".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios