www.madridiario.es

El PSOE llamará a Aguirre, Cospedal y no descarta a Rajoy

La 'comisión de los espías' no podrá interrogar a los comparecientes

La 'comisión de los espías' no podrá interrogar a los comparecientes

martes 03 de febrero de 2009, 00:00h
La Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid fijó este martes para el próximo día 9 la constitución de la comisión que estudiará la presunta trama de espionaje en el seno del Gobierno de Esperanza Aguirre. Ahora bien, lo ha hecho con polémica por las reglas de juego a seguir
Los primeros asistentes a la mesa serán la propia presidenta regional; el consejero de Presidencia, Justica e Interior, Francisco Granados, y todo el equipo de éste; y la secretaria general del PP y autora de la cancelada investigación interna, María Dolores de Cospedal. Ignacio González, Alberto Ruiz-Gallardón y Alfredo Prada podrían seguirles, ahora bien, lo harán bajo los criterios impuestas por la mayoría popular de la Cámara: quince días hábiles, diez minutos para los ponentes, veinte para los comparecientes, sin límite de peticiones de asistencia pero, lo más importante, sin posibilidad de que los grupos interroguen o repregunten a sus 'testigos'.

El sistema por tanto no será el de la comisión del 'Tamayazo', sino similar a la de la actual comisión de estudio de la sanidad: exposición, explicación y respuesta (o no) a lo planteado y conclusiones. El PP tendrá la presidencia por criterio de representación, la mayoría con cinco representantes (por tres del PSOE y uno de IU), pudiendo aprobar las conclusiones sin necesidad de pactarlas con nadie. El tiempo, tres semanas con quince días hábiles, es "claramente insuficiente" según la oposición dada la magnitud del "escándalo" para ser efectiva.

Sin acceso a información relevante
La satisfacción después de que Esperanza Aguirre asegurase que apoyaría una investigación parlamentaria ha dejado paso a la decepción y el excepticismo en el PSOE e IU. Ambos grupos critican que el PP se ha hecho una comisión "a la medida" para cerrar el falso la polémica. Especialmente, denunciaron, el PP les ha negado el acceso a documentos fundamentales como la lista de personal de seguridad que trabaja en la Consejería de Interior o los contratos de seguridad firmados por el Canal de Isabel II con distintas empresas. También han sido rechazadas dos preguntas sobre las declaraciones de Marcos Peña, asesor de Granados, al diario 'El País'.

Para el secretario general del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, todo ello constituye "el mayor acto de cinismo político en la Comunidad de Madrid", dado que la comisión de investigación no permitirá llegar al fondo del asunto, menos aún en 15 días -la de Tamayo y Sáez se extendió durante 40-. Maru Menéndez, portavoz del PSOE en la Asamblea teme que los comparecientes vendrán a leer "un texto escrito" en lugar de a responder preguntas. Inés Sabanés, portavoz de IU, advierte a pesar de todo que no descarta ninguna comparecencia y que su grupo será contundente a la hora de exigir explicaciones.

Güemes: no se reconoce el espionaje
El grupo popular de la Asamblea niega que en la constitución de la comisión haya existido cualquier intento por obstaculizar la investigación, que, asegura, buscará la "transparencia". Su portavoz, David Pérez, critica que "Tomás Gómez está rabioso porque hemos aceptado la comisión que proponía la propia izquierda". Juan José Güemes, consejero de Sanidad y secretario de comunicación del PP de Madrid, recalca que aceptar la comisión de investigación no significa aceptar que el Gobierno de Aguirre haya cometido ningún delito: "La Comunidad se dedica a trabajar por los ciudadanos y cuando concluyan las investigaciones quizás sean otros los que tengan que rectificar"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios