www.madridiario.es

El PP sigue con la investigación interna e interroga a Cobo

El juez ve indicios de delito en el seguimiento al vicepresidente regional

El juez ve indicios de delito en el seguimiento al vicepresidente regional

lunes 26 de enero de 2009, 00:00h

En la trama de los supuestos espías en la Comunidad de Madrid ya hay indicios de delito. El responsable del juzgado de Instrucción número 47, José Sierra, ha decidido abrir una investigación al apreciar una posible conducta ilegal en el seguimiento al que habría sido sometido el vicepresidente regional, Ignacio González, durante los viajes que realizó en 2008 a Colombia y a la ciudad surafricana de Johannesburgo.

Ahora bien, antes de hacerlo requiere al secretario general del Gobierno regional que aclare si las denuncias que trasladó hace una semana a la Fiscalía las hace en nombre del Ejecutivo o también en el nombre del propio vicepresidente, debiendo ser éste el que la presentase como perjudicado. Según el magistrado, al que ya le tocó ocuparse del caso de los presuntos abortos ilegales en la clínica Isadora, dado que el seguimiento se ha realizado a cargos públicos de la Administración regional y que se habrían utilizado documentos privados o de imposible acceso público (revelación de secretos) existe un "interés general" en aclarar los hechos y encontrar a los posibles espías.

El juez Sierra ha tomado esta decisión después de recibir del periodista del 'El País' autor de las informaciones los documentos, imágenes, grabaciones y dossieres que acreditarían los seguimientos a González, al ex consejero Alfredo Prada y al Vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo. Estos vincularían además las labores de vigilancia con la consejería de Presidencia, Justicia e Interior. Ahora, la Fiscalía que dirige Manuel Moix realizará las indagaciones oportunas, que incluirán también la denuncia que presentó el vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, por ser los hechos similares.

González, satisfecho con la decisión del juez
Por su parte, Ignacio González, consideró "una buena noticia" que el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid haya acordado abrir diligencias para esclarecer el supuesto espionaje al que fue sometido. Para González, esta decisión del juez, supone un paso "adelante" para que se conozca quien está detrás de estos seguimientos ilícitos.

"Espero que se esclarezca toda la verdad y que recaiga sobre los promotores de estos seguimientos todo el peso de la ley", indicó González. El "número dos" del Gobierno regional señaló que está muy satisfecho con esta decisión de la Justicia y espera que ello sirva para desentrañar esta situación en la que el Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre "está siendo estos días permanentemente cuestionado política y éticamente".

Por su parte, el consejero de Interior, Francisco Granados, aseguró este lunes que el PP regional "hubiera preferido una declaración más contundente" de la dirección nacional del partido sobre la supuesta red de espionaje a altos cargos desvelada por el 'El País'. Al ser preguntado por si el PP de Madrid se ha sentido solo o no arropado por Génova ante la aparición de la supuesta trama, Granados respondió: "No diría que el PP se siente solo, pero en alguna ocasión sí hubiera preferido una declaración más contundente (de la dirección nacional), para que no quede excesivamente duro".

Aguirre, este lunes en un acto en Bilbao con el candidato del PP Antonio Basagoiti.Molestos con la investigación interna
En el ámbito político, la tormenta por la supuesta trama no queda aparcada. Antes de conocerse el auto del juez, Esperanza Aguirre reiteraba este lunes durante un acto en Bilbao que su Gobierno "no tiene espías". Aunque Manuel Fraga intentó quitar hierro al asunto, el consejero de Deportes, Alberto López Viejo, aseguró que todo es obra de "conjura de los poderosos" para desbancar a la presidenta regional.

Viejo no aclaró si entre esos poderosos están los opositores a Aguirre dentro del propio Partido Popular, y es que la presidenta está molesta con la dirección nacional por la investigación interna, ya que considera que el hecho de que el juez investigue el seguimiento a su vicepresidente le da la razón en cuanto a que los culpables no están dentro de su Gobierno. Por ello, y a pesar de las muestras de apoyo públicas de sus compañeros de partido en otras autonomías, sigue sin ver con buenos ojos que María Dolores de Cospedal se entreviste por separado con los afectados. Este lunes lo hizo con la mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento, Manuel Cobo, que ha apuntado a la Comunidad como directa responsable del espionaje.

El PSOE pide orden en el PP
Para el PSOE la actitud del presidente del PP, Mariano Rajoy, respecto a este asunto es incluso blanda. José Blanco, vicesecretario general del PSOE, denunció que, amén de de la supuesta trama de contravigilancia, "la lucha sin cuartel que mantienen dos personas sedientas de poder" está provocando el desgobierno de la Comunidad y el Ayuntamiento, donde Aguirre y Gallardón tienen mayoría absoluta. Por ello, demandó a Rajoy que "ponga fin cuanto antes a este lamentable escándalo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios