www.madridiario.es

Las principales carreteras se colapsan con apenas siete centímetros de nieve

Madrid se atasca al sufrir la nevada más copiosa en cuatro años

Madrid se atasca al sufrir la nevada más copiosa en cuatro años

Por MDO
viernes 09 de enero de 2009, 00:00h
La nevada de este viernes cubrió la región con un manto blanco que provocó el caos: se registraron problemas de circulación hasta en 390 kilómetros de las carreteras, el aeropuerto de Barajas permaneció cerrado durante 5 horas y 200 de las 320 líneas de autobuses interurbanos tuvieron problemas. La Unidad Militar de Emergencias actuó en Madrid y el Gobierno regional convocó su gabinete de crisis.
Los siete centímetros de nieve que se acumularon en algunos puntos de la capital convirtieron la nevada en la mayor desde el 23 octubre 2005. Las precipitaciones afectaron especialmente a las grandes carreteras nacionales y las poblaciones de las vegas del Jarama y el Henares. Tras una mañana de parón circulatorio con cierre del aeropuerto de Barajas incluido, el temporal se desplazó hacia el norte afectando a la sierra, aunque por la tarde se repitieron nevadas intermitentes.

La nieve no llegó a cuajar diez centímetros en el centro de la región, pero provocó el caos (para la Comunidad por imprevisión del Estado) tanto en las nacionales A-1, A-2, A-3 y A-4 como en la M-40, la M-45 y diversas carreteras segundarias, eso sí con menor densidad de vehículos. La M-50, a la altura del kilómetro 25, permaneció cortada hasta bien entrada la tarde y numerosas conductores quedaron atrapados en la misma. Acceder al aeropuerto resultó misión imposible.

Los conductores se vieron atrapados en atascos de hasta tres horas -muchos de ellos abandonaron sus coches- y se llegaron a registrar problemas hasta en 390 kilómetros de vías madrileñas. Consecuentemente, el 70% de las 330 líneas de autobuses interurbanos que circulan por Madrid padecieron grandes retrasos.

En cuanto a los trenes, el servicio de Cercanías se mantuvo operativo aunque con retrasos en las líneas de Alcalá de Henares y Guadalajara y los que cubren la zona de la sierra y Segovia. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) mantuvo en funcionamiento los trenes de largo recorrido a Sevilla, Málaga, Barcelona y Valladolid, aunque limitó la velocidad de los trenes de largo recorrido y alta velocidad hasta mediada la tarde, lo que obligó a suspender su compromiso de puntualidad. El hielo y la nieve acumulados en Valladolid causaron demoras en las conexiones con el norte de la Península por problemas técnicos.

Menos tráfico en Madrid y mucha sal
En la capital se registraron problemas de circulación aunque en menor medida debido a que la mayor parte de los vehículos estaban atrapados en las entradas a la ciudad. El manto blanco cubrió los edificios, parques y monumentos más representativos dejando una estampa bucólica. Sobre las 17 horas el 90% de las líneas de la EMT cumplían de nuevo con su horario, mientras que 16 habían sido limitadas o desviadas.

El Ayuntamiento de Madrid había activado a las 7.30 horas la alerta roja contra el frío. Durante la madrugada y la mañana de este viernes 379 máquinas y 4.500 operarios esparcieron sal y limpiado la nieve de las calles y lugares públicos definidos como prioritarios. También se puso sal a disposición de los ciudadanos, con un máximo de 20 kilos por persona, en numerosos puntos de la ciudad, para esparcir a la salida de portales, edificios y viviendas.

El mejor refugio hasta las tres de la tarde, cuando el tráfico comenzó a normalizarse, fue el metro y el metro ligero, cuya frecuencia de paso fue aumentada para hacer frente al incremento de la demanda. La propia presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, lo utilizó para salir de Barajas tras decidir no viajar a Valencia -tenía previsto reunirse con su homólogo Francisco Camps- y lo utilizó para llegar al medio día hasta la sede del 112 en Pozuelo, donde encabezó un gabinete de crisis con todos los servicios de emergencias de la región. Un representante regional y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, participaron además en el gabinete de crisis constituido por el Ministerio del Interior con las autonomías.

7.300 llamadas y se suspende el SER
A consecuencia de la nieve y las dificultades en el tránsito, los municipios activaron sus planes de emergencia, las clases se suspendieron en numerosos centros educativos, el Sistema de Estacionamiento Regulado de la capital no funcionó este viernes (tampoco lo hará este sábado) y el Zoo tuvo que cerrar sus puertas al público. La Comunidad ordenó que el personal no abandonase los centros sanitarios hasta que llegasen relevos y que los colegios no cerraran aunque hubiese acabado la jornada lectiva para que los padres pudiesen recoger a los niños.

El 112 recibió 7.300 llamadas en cinco horas y, según informó el Ayuntamiento de Madrid, el SAMUR realizó en la capital el doble de intervenciones que un día habitual. En la capital hubo 43 fueron caídas de personas a la vía pública, 2 atropellos, 45 accidentes de tráfico sin heridos y 20 con heridos. A causa de las bajas temperaturas, el Ayuntamiento abrió 300 plazas más para personas sin hogar.

Interviene la Unidad Militar de Emergencias
Con un nivel de alerta 1 que fue insuficiente a primeras horas, la Comunidad no pudo activar hasta  mediodía el nivel 2 del Plan de Inclemencias Invernales -existen tres niveles-, que supone la intervención de la Unidad Militar de Emergencias y el aumento de los medios regionales. El Ejecutivo había desplazado hasta el momento 25 máquinas quitanieves y 150 operarios, a los que se sumaron otras 88 del Ministerio de Fomento.

Por la tarde, con los copos aún cayendo en algunas zonas del centro de la región, el temporal se desplazó hacia la sierra y permitió que el aeropuerto de Barajas volviese a la actividad a las 16.40 horas.

Previsión para el fin de semana
La previsión meteorológica prevé que el temporal remita este sábado, aunque continuarán las bajas temperaturas en toda la región por lo menos hasta el domingo, cuando los termómetros comenzarán a recuperarse. EL nuevo peligro, según han alertado los servicios de Emergencias, es que se formen placas de hielo en las carreteras, por lo que se recomienda extremar la precaución.

Las heladas será frecuentes, sobre todo en la zona de la sierra, y los vientos soplarán moderados de dirección variable. Los fenómenos adversos afectarán más a los conductores que circulen por las carreteras de la sierra. Por este motivo, se recomienda no realizar ningún trayecto, por corto que sea, si no es estrictamente necesario, y en el caso de que se haga llevar las cadenas a mano, ropa de abrigo, el depósito de combustible lleno y respetar estrictamente la señalización. Además, se recomienda llevar un teléfono móvil con suficiente batería y llamar al 112 en caso de necesitarlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios