www.madridiario.es
El Centro Nacional de Artes Visuales se inaugurará en 2012

El Centro Nacional de Artes Visuales se inaugurará en 2012

Por Enrique Villalba
martes 13 de enero de 2009, 00:00h
El Centro Nacional de Artes Visuales que se ubicará en la antigua Fábrica de Tabacos de Madrid estará previsiblemente terminado en 2011. El proyecto de rehabilitación del edificio estará terminado en unos ocho meses. La ejecución de las obras comenzará en otoño de 2009 y durará alrededor de dos años, según explicó Juan Antonio Blanco-Magadán, presidente de la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio SA (Segipsa). En 2012 se realizará la inauguración oficial.
El Consejo de Ministros aprobó el 30 de noviembre de 2007 un acuerdo por el que se creó el Centro Nacional de Artes Visuales (CNAV). Desde ese momento, el Ministerio de Cultura, a través de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos, concibió ubicarlo en la antigua Fábrica de Tabacos, situada  en la calle Embajadores número 53. Este edificio fue ideado en 1792 por el arquitecto Manuel de Ballina y que tuvo como uso la Real Fábrica de Aguardientes y Naipes hasta 1809, fecha en que se convirtió en Fábrica de Tabacos y Rapé hasta finales del siglo XX. Será rehabilitado según el proyecto de los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, bajo la supervisión de la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (SEGIPSA). El inmueble tiene tres alturas y una superficie construida total de 28.540 metros cuadrados.

Contará con tres unidades independientes: el Museo del Cine, que gestionará el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales-ICAA (que tendrá 5.300 metros cuadrados de superficie), el Centro de la Fotografía y la Imagen (5.200 metros cuadrados) y el Instituto de la Creación (2.000 metros cuadrados), ambos adscritos a la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales. Dedicará 7.000 metros cuadrados a salas de exposiciones temporales y permanentes, un auditorio de 500 metros cuadrados, una biblioteca de 700 metros cuadrados, varias salas de proyecciones y de conferencias, almacenes visitables de bienes culturales, cafeterías, tiendas, librerías, entre otras.

Plaza abierta al público
En la planta baja se construirá una gran plaza abierta al público con numerosas zonas verdes que dará a la glorieta de Embajadores y conectará el tráfico de las calles Miguel Servet y Provisiones. También se ubicarán allí los centros de cine y fotografía y varias salas de proyección, junto a espacios de uso común. Esta planta conservará los tres patios concebidos en su diseño original. Los laterales estarán cubiertos. Uno acogerá la mediateca y otro un auditorio para 300 personas que funcionará como sala de proyecciones. El patio central será descubierto y estará ajardinado.

La planta 1 acogerá los archivos, áreas de conservación y espacios complementarios de servicio, así como almacenes visitables y salas para exposiciones permanentes. La planta 2 será ampliada. De ella se retirarán cuerpos añadidos en el siglo XX que no aportaban estructuras arquitectónicas interesantes. En vez de estos, se rehabilitará y ampliará la zona para incluir el área de Creación de las Artes visuales, un nuevo volumen de ampliación para administración y dirección, varios estudios para artistas y un ático. Se está estudiando que todo el tejado tenga un tapiz realizado con plantas.

Nudo de conexiones
También se construirá un edificio anexo que servirá como nudo de conexiones del complejo con escaleras mecánicas, ascensores y áreas de circulación para los visitantes, así como las tiendas y los cafés. Según explicó Enrique Sobejano a Madridiario, "este espacio actuará como una pantalla translúcida de imagen-movimiento que se asomará a la ciudad". También se construirá un aparcamiento para los trabajadores.

El inmueble acogerá también el Centro de Exposiciones Temporales del Ministerio de Cultura (CET-MCU), que contará con 2.150 metros cuadrados de superficie más los espacios comunes compartidos con el CNAV. El centro será de titularidad y gestión estatal y dependerá de la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura. Contará con una colección permanente de artes visuales (fotografía, cine vídeo, televisión y nuevas tecnologías), formada por piezas producidas, fundamentalmente, en España.

Sobejano aseguró que el edificio tiene "una inercia térmica gracias al grosor de sus muros que va a permitir un ahorro y una eficiencia energética que permitirá minimizar el consumo". Además de aprovechar esta cualidad, se introducirán otras tecnologías de ahorro energético como la implantación de cubiertas ligeras".

Prolongación del Eje Prado-Recoletos
El ministro de Cultura, César Antonio Molina, se reunió con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, este martes para presentarle el proyecto. El primer edil mostró la disposición del Gobierno municipal a colaborar a que este proyecto se lleve a buen término. Para ello facilitarán la gestión del Plan Especial correspondiente y agilizarán la tramitación urbanística. Ruiz-Gallardón explicó que el desarrollo del CNAV es la culminación de la idea inicial del proyecto del Eje Prado-Recoletos, que inicialmente tenía dos ramificaciones desde Atocha que acogían los contenedores más importantes de toda la Almendra Central.

Uno de los ramales discurrirá por la avenida Ciudad de Barcelona e incluirá receptáculos culturales como el observatorio astronómico y el Panteón de Hombres Ilustres y otro hasta Embajadores, que incluiría, aparte del Centro de Artes Visuales la Casa Encendida, el Teatro Circo Price, y, si se culmina finalmente, el museo de Artes y Tradiciones ubicado en la corrala de Lavapiés. De esta manera, se crearía el gran pasaje cultural que pretende el Gobierno municipal en la ciudad y se conectaría este eje con Madrid Río.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios