www.madridiario.es
El Ayuntamiento precinta la tienda Becara por orden del juez

El Ayuntamiento precinta la tienda Becara por orden del juez

Por MDO/E.P.
miércoles 23 de diciembre de 2009, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid precintó este miércoles la tienda de decoración Becara, situada en la calle de Juan Bravo, tras un fallo judicial del 9 de diciembre en el que se obliga al cese de la actividad de la tienda "hasta que disponga de las oportunas licencias".
La Dirección General de Ejecutivo y Control de la Edificación ha ejecutado la orden judicial y ha colocado el cartel del precinto en la puerta del establecimiento. Becara, asimismo, ha colocado una información en la que lamenta "tener que cerrar la tienda" durante los próximos días e insta a sus clientes a que visiten sus sucursales  en varios centros comerciales.

En la sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 22 de Madrid el magistrado señala que ni consta ni se justifica ni tan siquiera se alega que la Administración haya hecho efectiva la orden de cese de actividad durante el periodo comprendido entre la notificación de la firmeza de la sentencia, "ni tan siquiera entre el que va desde que se acordó su acatamiento el 2 de abril de 2009 y el 1 de julio en que se otorgó la licencia que se aduce".

El juez asegura que el local sigue careciendo de licencias que amparen las obras de reconfiguración, acondicionamiento o modificación que son objeto de este pleito, "al punto de que sigue en tramitación una nueva licencia para legalizar (si es posible) parte de esas obras (la de la escalera)". "No consta ni se justifica que el Ayuntamiento haya hecho efectiva la orden de cese de actividad, incluso constándole que las instalaciones carecen de todas las licencias necesaria, como reordenaba la sentencia ejecutoria", agregó.

La dirección de Becara considera que la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cerrar la tienda que regenta en la calle Juan Bravo 18 es fruto de un error administrativo y ocasionará daños irreparables en el ejercicio de su actividad comercial, abocando al conjunto de la empresa y a sus 245 empleados a una grave crisis.

Becara afirma que el reciente auto judicial que ordena el cese de actividad se refiere a la actividad comercial ejercida en la planta primera del local ubicado en la calle Juan Bravo 18 y no a la totalidad de la tienda que además de este piso comprende la planta baja.

El llamado 'caso Becara' se inició a instancias de una denuncia interpuesta por María Adelaida Rodríguez-Patón y Juan Mariano Goyeneche, vecinos del edificio de la calle Juan Bravo. Esta familia dio cuenta al juez Torres de una serie de irregularidades cometidas supuestamente por responsables de la Gerencia Municipal de Urbanismo en la concesión de licencias a Becara.

La titularidad del local corresponde a la mercantil BZ Asuntos de Familia, S.L., cuyo apoderado es el ex diputado del PP Jorge Trias Sagnier, marido de una de las propietarias. El ex gerente de Urbanismo Luis Armada otorgó en 1998 y 1999 la licencia de obras y apertura. En marzo de 2000, Becara abrió sin licencia de funcionamiento porque se le denegó por quebrantar la normativa urbanística al ser un edificio calificado de fuera de ordenación. Esta denominación obliga a mantener la misma actividad que tenía cuando se concedieron las primeras licencias. Anteriormente, la actividad era de compra y venta de vehículos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios