www.madridiario.es
Cibeles y Neptuno volverán a mirarse

Cibeles y Neptuno volverán a mirarse

lunes 28 de diciembre de 2009, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid va a mover las estatuas de la Cibeles y Neptuno para que vuelvan a mirarse, tal y como ideó originalmente Ventura Rodríguez para el paseo del Prado. El proyecto costará 8,2 millones y se concluirá en 2010.
Madridiario ha tenido acceso al último proyecto Prado-Recoletos que el Consistorio ha presentado a la Comunidad de Madrid. Entre otras especificaciones, el citado documento pretende recuperar la imagen clásica del paseo más conocido de la capital.

Aprovechando las obras, y a la espera del visto bueno del Gobierno regional para comenzar a trabajar en la zona denominada como Bien de Interés Común (BIC), el Ejecutivo municipal va a girar las estatuas de Cibeles y Neptuno para devolverlas a su posición original. Esto supone que volverán a mirarse a través del paseo. En el siglo XVIII, Ventura Rodríguez ya diseñó esta disposición, poniendo en el centro la estatua de Apolo. Esta disposición fue cambiada, en medio de una fuerte polémica, en 1895 y ambas fuentes fueron puestas mirando hacia el este.

La reforma será aprovechada para poner en valor la fuente de Apolo, hoy "perdida" en medio de la vegetación, mediante una reurbanización especial que contará con nuevas zonas verdes (40 nuevos árboles -plátanos de sombra y sophoras japónicas, principalmente-), seis fuentes ornamentales anexas y hasta 20 farolas de nuevo diseño que funden el barroco con las últimas tendencias. También se cambiarán todas las canalizaciones entre las estatuas que se harán discurrir  por nuevas galerías de servicio. Todo el ámbito contará con zonas de interpretación en varios idiomas (español, inglés, francés, alemán y japonés) para explicar la historia y la disposición de la zona.

Cibeles en Cibeles
Entre otros proyectos culturales, se ha estudiado organizar concursos y espacios para la muestra y venta de pintura aficionada y profesional, al estilo de la actividad que se realiza los domingos en la plaza del Conde de Barajas. Y como plato fuerte, se trasladará, con la colaboración de Ifema, la pasarela Cibeles al paseo del Prado, donde está la diosa que da nombre a este evento de moda.

Aunque el Gobierno municipal no concreta el procedimiento completo de esta operación, se explica que la mejor fórmula sería trocear cada complejo estatuario para poder manipularlo sin dificultad y evitar daños. El gasto para todos estos trabajos será de 8,2 millones de euros, incluidos como una partida extraordinaria dentro de los presupuestos recién aprobados. Se trata de un coste razonable por el valor monumental de los tres elementos ornamentales y los elementos de conservación. Se espera que la reforma esté terminada para finales de 2010.

NOTA: Esta ha sido la inocentada de la redacción de Madridiario del 28 de diciembre de 2009.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios