www.madridiario.es
440.000 árboles nuevos para el Monte Abantos

440.000 árboles nuevos para el Monte Abantos

Este jueves, día 20, se cumplen diez años del incendio del Monte Abantos. Durante todo este tiempo varias asociaciones, junto con la Comunidad de Madrid, han reforestado algunas zonas del bosque. El Gobierno regional ha invertido más de un millón de euros en la mejora de las zonas afectadas y ha plantado 440.000 árboles.
El balance del incendio del Monte Abantos fue totalmente desolador. Las llamas arrasaron 170.000 árboles y acabó con los hábitats de muchos animales y aves. El fuego comenzó en la parte baja del monte, a la altura de El Zaburdón.

Desde otoño de 2004 grupos ambientales locales han llevado a cabo la plantación de árboles autóctonos en una parte de la zona quemada.

La Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos (ARBA) ha reforestado durante este tiempo poco más de una hectárea de bosque. En este terreno han plantado bellotas de roble melojo, quejigo, fresno, y cerezos silvestres entre otras especies autóctonas. Todos ellos protegidos por la Comunidad de Madrid.

Además, según ha explicado a Madridiario un portavoz de ARBA, Francisco Cortés, "buena parte de la zona que arrasó el incendio ha rebrotado. Muchas de las encinas que se quemaron han ido creciendo y ya están sanas". El motivo es que especies como los pinos son las que más aguantan el fuego, por tanto, las que vuelven a brotar. Sin embargo, juegan con un componente añadido, ya que estos árboles también son los más susceptibles al incendio.

En este aspecto, Juan Gómez, de la Asociación Entorno Escorial, explica que "tendrían que haber esperado un o dos años antes de tocar el bosque. Si no se hubieran cortado los árboles quemados igual se hubieran regenerado las semillas y hubieran seguido su curso". De esta forma, podrían haber rebrotado más árboles de los que lo han hecho hasta el momento.

Conciencia ciudadana
Según Cortés, parte de esta reforestación "sirve para concienciar a los ciudadanos del peligro de los incendios". Por tanto, durante las épocas de riego, llevadas a cabo especialmente en verano, han pedido la colaboración de los vecinos de la zona, de visitantes y de colegios, entre otros. La intención, explica ARBA, "es fomentar la educación ambiental y entre todos poner una semilla para reforestar el Monte Abantos".

Durante este último año las asociaciones no han regado la zona plantada en las épocas de más calor (como se llevaba haciendo años atrás) para comprovar la evolución de las especies. "Si una especie no aguanta una sequía significa que en un futuro no va a subsistir", explica Cortés a Madridiario.

Las asociaciones colaboradoras en la reforestación del Monte no quieren crear un jardín, quieren que sea un bosque y que todos los árboles que planten subsistan. Todos coinciden en crear un bosque variado para resistir mejor las amenazas y no un monocultivo de árboles.

Amenazas del Monte
Algunas de las amenzas que se encuentra el bosque en este momento son las plagas que tiene el Monte. Además, "a pesar de lo que pasó, es un bosque paradigmático.

No obstante, todavía falta unas cuantas décadas para que vuelva a ser como antes", explica un miembro de ARBA. Otros inconvenientes que se encuentra la zona son los hongos, el cambio climático y las construciones de casas que están muy pegadas al monte. En este aspecto coinciden todos los expertos, ya que este tipo de construcción puede provocar accidentes por su gran proximidad a la zona.

Con motivo del décimo aniversario del incendio del Monte Abantos, el Entorno Escorial, ARBA Sierra Guadarrama y Correcaminos han organizado un acto este sábado, a las 19.30 horas. Durante el evento se efectuará un riego de los árboles de la plantación y una charla breve sobre estos árboles y las amenzas actuales que sufre la zona afectada por las llamas.

Asimismo se proyectará un documental corto sobre el incendio del 20 de agosto de 1999. El lugar donde se celebrará el acto está situado junto a la pequeña plantación de árboles autóctonos que están llevando a cabo dichas asociaciones, en las orillas del Arroyo de La Cruz, en los dos lados de la pista forestal que sube desde el merendero El Tomillar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.