www.madridiario.es

La Comunidad contruirá dos embalses, uno en el norte y otro en el sur

Ambientólogos y ecologistas, contra las nuevas presas

Ambientólogos y ecologistas, contra las nuevas presas

Por Carmen M. Gutiérrez
miércoles 15 de octubre de 2008, 00:00h
La polémica surgida en torno a la privatización del 49 por ciento del Canal de Isabel II dejó en un segundo plano el anuncio de la construcción de dos nuevos embalses en la región, una iniciativa que cuenta con la oposición de ecologistas y la Asociación de Ambientólogos de Madrid.
La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, justificó la privatización de la mitad del Canal por las inversiones en materia de agua que tiene previstas para los próximos años, entre las que se encuentran la construcción de dos embalses. Las ubicaciones escogidas por el Gobierno regional son el Tajo a su paso por Colmenar de la Oreja, al sur de Madrid, y el Lozoya en el tramo del Valle de Puebla de la Sierra, en el extremo oriental de la Sierra Norte. Hace unos años ya se desecharon otras posibilidades, como levantar una presa en el Jarama, por su gran impacto ambiental.

Río Lozoya Sin embargo, la Asociación de Ambientólogos de Madrid, que reúne a los licenciados de Ciencias Ambientales, y Ecologistas en Acción coinciden en que el impacto ambiental y el coste económico de los nuevos proyectos serían demasiado elevados para los beneficios que se obtendrían, ya que consideran que tendrían poca capacidad para embalsar agua tras analizar las localizaciones elegidas. Además, dudan que esas infraestructuras sean necesarias para garantizar el suministro en la región.

Pérdida de calidad
Un portavoz de la Asociación de Ambientólogos de Madrid explicó a Madridiario que el embalse que pretende construir el Gobierno regional en el Tajo degradaría aún más la calidad del agua de este río, al quitarle caudal, que se ve ya reducido en su cauce medio por el gran crecimiento demográfico de Guadalajara y el trasvase de agua al Segura. Por su parte, el lugar elegido de la Sierra Norte para la construcción del otro pantano tiene un gran valor natural, a juicio de esta asociación que reúne a los profesionales de las Ciencias Ambientales.

Por estos motivos, la asociación recomienda un estudio para calcular las necesidades reales de agua de la población madrileña y apuesta por mejorar la distribución de los recursos hídricos en la región, realizar una planificación territorial sostenible y reducir el consumo, es decir, aboga por "la nueva cultura del agua" de la que hablan en la actualidad las administraciones, según matiza el presidente, Víctor Gil.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios