www.madridiario.es
Concentración contra el deterioro de los centros educativos en Usera

Concentración contra el deterioro de los centros educativos en Usera

Por MDO/E.P.
miércoles 08 de octubre de 2008, 00:00h
Más de un centenar de personas se concentró este miércoles a las 19.00 horas en Orcasitas para denunciar el deterioro de los centros educativos del distrito de Usera y para pedir que comiencen con las obras de rehabilitación que, a su juicio, necesitan varios colegios de la zona.
Según informaron fuentes de la Delegación de Usera de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos, la manifestación trascurrió "con normalidad", y en ella participaron padres y madres, muchos de ellos acompañados por sus hijos, y representantes del Partido Socialista e Izquierda Unida.

En el encuentro, que duró una hora aproximadamente, los manifestantes gritaron lemas como 'queremos comedores, no comederos', 'no podemos aprender si no comemos' o 'no más goteras en los coles de Usera' y finalizaron con la lectura de un manifiesto en el que pidieron a los responsables que tomen medidas y comiencen con las obras de rehabilitación que, a su juicio, necesitan colegios como el Meseta de Orcasitas o el República de Venezuela, así como con la lectura de una carta de apoyo al Foro por Orcasitas.

Por otra parte y según declararon fuentes de la FAPA, varios miembros del PSOE intentaron leer el manifiesto en el Pleno, "pero no les han dejado".

Según señalaron desde la FAPA, han comprobado que los colegios del distrito tienen casi todos los mismos problemas, "que en general tienen que ver con un cierto abandono y una falta de planificación para solucionar los múltiples problemas que surgen continuamente". Así, apuntaron que las obras nunca se hacen en verano sino a partir de octubre, que los pequeños arreglos nunca se realizan, que la limpieza no acaba de solucionarse, o que los comedores se saturan.

"No es difícil adivinar que detrás de todo ello está la dejadez y el desinterés que los responsables de la política educativa y municipal muestran hacia la escuela pública, que cada día muestra más síntomas de enfermedad ante la indiferencia de muchos", añadieron, al tiempo que propusieron a todas las entidades y asociaciones con interés en la defensa de lo público, "una movilización para decir no a todo lo que les disgusta a su alrededor".

Una de las componentes de esta delegación, Isabel Contreras, aseguró la semana pasada que el sistema eléctrico de casi todos los colegios "ha quedado obsoleto" con la instalación del ADSL, que en puntos concretos del día con elevado consumo, "algunas de las instalaciones se quedan sin luz".

Además, explicó que casi todos los colegios están saturados y que aunque el nuevo Decreto de Mínimos establece el ratio en 28 niños, la comisión de escolarización permite un 10 por ciento más de alumnos en cada clase, por lo que hay aulas en las que se concentran entre 30 y 31 estudiantes.

Para grietas en los muros, vallados, mejoras en los patios, acondicionamiento de aulas, reparación de puertas y ventanas, el Distrito, según Contreras, cuenta con 400.000 euros. "Es insuficiente, con este dinero tienen para cambiar todas las bombillas de los centros y punto", apostilló, al tiempo que añadió que los padres llevan "mucho tiempo" exigiendo medidas urgentes "para que las promesas se cumplan", y para que, tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad, en sus respectivas competencias, interfieran y actúen.

En el caso del colegio público Pradolongo, se necesita la puesta en marcha de la calefacción y el agua caliente en el gimnasio, "que no funciona". Además, desde 2005 reclaman el vallado y el mobiliario infantil del recreo así como la ampliación del comedor, la remodelación de los aseos de la primera y segunda planta, y la instalación de bancos y papeleras dentro del centro.

Rampas para minusvalidos
También necesitan vallas metálicas de cerramiento exterior en la parte sur, la reparación de enlosado del porche del patio, la construcción de un rampa de acceso de minusválidos en el centro, "que es obligatorio"; o la instalación de un mecanismo de amortiguación del cierre de la puerta, ya que han puesto las puertas nuevas en las aulas de Infantil pero sin amortiguación. Además, tienen grietas  grietas en los muros, y la puerta de entrada no tiene cierre, "por lo que permanentemente está abierta".

Así, en el colegio público Juan Sebastián Elcano, es necesario arreglar el suelo del patio, la protección de radiadores y puntos de luz del gimnasio, y sujetar y proteger los extintores. También se inicio el cambio de ventanas y persianas pero hay que terminarlo entero y reforzar el tendido eléctrico.

En el Ciudad de Jaén, situado en la avenida de los Poblados, el patio no se puede utilizar porque está el suelo en mal estado y, además, tiene que haber una valla de separación con otros centro que no está. Asimismo, el Polideportivo está inutilizado desde hace cinco años por un problema con las cubiertas.

En la misma dirección, las puertas de acceso al colegio están mal, el comedor es insuficiente, y como es el único centro de la zona que tiene el programa de integración preferentemente motórico, acuden alumnos tanto de Usera como de Villaverde, y está saturado. Por otro lado, es uno de los colegios que tienen el programa de bilingüismo, y este año se les ha reducido el número de asesores lingüísticos.

Edificio inclinado
El colegio República de Brasil, en San Fermín, presenta un deterioro importante del edificio completo, que está, incluso, inclinado, según denunció Contreras. Además, tiene filtraciones de agua y grietas, y las instalaciones del ciclo de infantil no tiene salidas de emergencias.

Asimismo, las tapias perimetrales del colegio están deteriorados, los patios agrietados, y el patio de infantil es demasiado pequeño y no tiene equipamientos.

El Instituto Pío Baroja es, a su juicio, el que mejor está de todos. "Se ve que se ha invertido bastante dinero en él", aseguró, al tiempo que señaló que sus necesidades van más encaminadas a la solicitud de presencia policial a la entrada y a la salida del centro, ya que los agentes tutores --del Ayuntamiento de Madrid-- son los que se encargan de la seguridad, y "son un número muy escaso y van cambiando de colegio".

En el República de Venezuela, uno de los tres edificios también está declarado en ruinas, hay alumnos que están estudiando en los pasillos, clases de judo o "cuartos de escobas" a la espera de que Comunidad y Ayuntamiento se pongan de acuerdo para llevar a cabo las obras de rehabilitación de la instalación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios