www.madridiario.es

Güemes solicita un debate "sin prejuicios" ni "demagogia"

Rechazo total a estudiar que el paciente pague una parte de la Sanidad

Rechazo total a estudiar que el paciente pague una parte de la Sanidad

viernes 28 de noviembre de 2008, 00:00h
Pagar por la Sanidad es un concepto difícil de asimilar. Aún así, como ocurre cuando cualquier ciudadano va a una farmacia y paga una parte de los medicamentos que necesita, la Consejería de Sanidad está a favor de abrir un debate sobre la posibilidad de que los pacientes sufraguen de su bolsillo, más allá de los impuestos, algunos de los servicios sanitarios que reciben por parte de la Administración.
La propuesta de una discusión "sin prejuicios y sin demagogia" la lanzó el pasado jueves Juan José Güemes durante una conferencia en la Real Academia Nacional de Medicina. El consejero de Sanidad pidió observar esta posibilidad como un medio más para evitar el abuso injustificado de los medios públicos y garantizar la sostenibilidad de un sistema deficitario que cada año se lleva la mayoría del gasto pública recogido en los Presupuestos de la Comunidad.

Pero la propuesta de Güemes no ha tardado en cosechar una oposición frontal entre los defensores del sistema público. Tomás Gómez, líder de los socialistas madrileños, advirtió este viernes al máximo responsable de la Sanidad regional que de copago sanitario "ni hablar; no vamos a permitir que en Madrid un ciudadano tenga que pagar por la asistencia sanitaria".

Para el sindicato UGT, el copago sanitario es una cuestión "innegociable", según recalcó a Efe su secretario general en Madrid, José Ricardo Martínez, lo mismo que para la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública.

El coste de las privatizaciones
La posibilidad de pagar por la Sanidad se ha planteado al mismo tiempo que las comunidades autónomas han acordado el copago de los servicios que se ofrezcan a los beneficiarios de la Ley de Dependencia. Ahora bien, el caso "no es el mismo" según los colectivos, ya que sólo los dependientes con una capacidad económica superior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir,  6.202,80 euros al año par el presente año 2008, tendrán que desembolsar una parte y lo harán progresivamente según crezcan sus ingresos.

Oposición y sindicatos creen que sugerir el copago equivale a admitir que la política sanitaria del Gobierno de Esperanza Aguirre es "despilfarradora" e inviable económicamente, ya que los servicios y la gestión privatizada cuestan más caros que los públicos. De momento, Juan José Güemes recuerda a Tomás Gómez que la propuesta de implantarlo "no es del PP ni del Gobierno de la Comunidad, sino de sus compañeros de filas en Cataluña".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.