www.madridiario.es

La pervivencia del espíritu del 78 y la reforma del Estatuto marcan la celebración

La Asamblea de Madrid celebra su aniversario sin medalla a Esperanza Aguirre

La Asamblea de Madrid celebra su aniversario sin medalla a Esperanza Aguirre

jueves 12 de junio de 2008, 00:00h
La Asamblea de Madrid celebró este jueves sus 25 años de vida sin que Esperanza Aguirre recibiese la medalla de la Cámara autonómica. Minutos antes del pleno extraordinario de conmemoración, en el que recibieron la condecoración los expresidentes de la Comunidad, de la Asamblea y los ponentes del Estatuto de Autonomía, Aguirre hizo saber que ella no recogería el galardón, al menos por el momento.
La Mesa de la Asamblea había decidido otorgarle la medalla a pesar de estar todavía vigente su mandato, situación inédita hasta ahora y que había provocado la indignación de PSOE e IU. Para evitar malas interpretaciones, Aguirre transmitía por boca de Ignacio González -a menos de un minuto de empezar la sesión- que sólo recogería la medalla "cuando deje de ostentar sus responsabilidades".

La decisión de Esperanza Aguirre -calificada de "lógica y normal" por la oposición- contribuyó a que los 25 años de la Asamblea de Madrid fuesen celebrados por todo lo alto con la asistencia de la historia viva de la democracia madrileña.

Reforma del Estatuto y más competencias

La presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, abrió la sesión recordando como el 8 de junio de 1983 se gestó el Parlamento regional en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid, y agradeciendo su labor a los ponentes del Estatuto de Autonomía -los padres de la Carta Magna de la región- y a los ex presidentes de la Asamblea.

Su intervención fue seguida por la de los actuales portavoces de los grupos parlamentarios. Inés Sabanés (IU) y Maru Menéndez (PSOE) elogiaron el recorrido de la instución madrileña, al tiempo que reclamaron la reforma del Estatuto para continuar la "descentralización administrativa" y dotar de más recursos económicos a los ayuntamientos.

Sabanés destacó la necesidad de garantizar "derechos fundamentales de los madrileños" como el empleo, la vivienda o la atención a mayores y dependedientes, al tiempo que pidió para Madrid las competencias en seguridad, inmigración o la gestión del Cercanías. Maru Menéndez recordó especialmente a las víctimas del terrorismo, las mujeres, los jóvenes, los trabajadores públicos y a los movimientos sociales y vecinales, aungurando que "lo mejor en esta asamblea y en esta Comunidad está por venir".

Antonio Beteta, portavoz del PP, destacó como lo peor de estos 25 años los dos casos de tranfugismo vividos uno en la época de Joaquín Leguina -que impideron que prosperase una moción de censura contra el entonces presidente-, y otro en mayo de 2003 y que impidió al socialista Rafael Simancas ser investido presidente de la Comunidad. Entre las cosas positivas, destacó el desarrollo del espíritu constitucional de 1978 y los logros de Esperanza Aguirre en las dos últimas legislaturas, mientras que sus reivindicaciones al Gobierno central provocaron las críticas de la bancada del PSOE.

Representar responsablemente a los ciudadanos
Tras la intervenciones, Elvira Rodríguez impuso una por una las medallas a los ponentes del Estatuto. Así, pasaron por el estrado José Acosta, Juan Barranco, Armando Medina Calleja, Alfonso Osorio García, José María Rodríguez, Emilio Ramón Rodríguez y Juan Manuel Santos Arranz. A continuación, recibieron la distinción los ex presidentes de la Asamblea Ramón Espinar, Rosa María Posada, Pedro Díez Olazabal, Juan Van-Halen, Jesús Pedroche y Concepción Dancausa.

Por último, recogieron la medalla de oro Joaquín Leguina y Alberto Ruiz-Gallardón en su calidad de ex presidentes, quienes vincularon el desarrollo de la región al trabajo que han realizado sus ciudadanos a lo largo de todos estos años y al consenso creado con la aprobación de la Constitución.

Tras repasar brevemente la historia de la institución, Leguina quiso dar un consejo a los actuales diputados: "Cuando se encuentren metidos hasta el cuello en la pasión de una batalla dialéctica, deténganse un momento recuerden que este tiempo que nos toca vivir está marcado por una Constitución en la cual, por primera vez en la Historia de España se encontraron y entendieron las grandes ideologías nacionales".

  En la misma línea se posicionó el actual alcalde de la capital y ex presidente autonómico, Alberto Ruiz-Gallardón, que calificó los últimos veinticinco años como "un éxito colectivo basado en la tolerancia y en diálogo".

Esperanza Aguirre, a pesar de no recoger la medalla, intervino para defender que "los que tenemos el honor y la responsabilidad de ser los representantes de los ciudadanos debemos tener presente la Constitución". La actual presidenta cerró este pleno de celebración asegurando que los madrileños "han hecho de la ausencia de señas de identidad su principal seña de identidad", y resaltó que esa actitud de apertura "ha sido determinante en el progreso que ha experimentado Madrid en estos años".

Numerosos asistentes
  En el salón de plenos de la Cámara estuvieron presentes, además de los homenajeados, el secretario general del PSM, Tomás Gómez; su antecesor en el cargo, Rafael Simancas; el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo; la delegada municipal de Urbanismo, Pilar Martínez; la delagada de Medio Ambiente, Ana Botella; y el Defensor del Menor, Arturo Canalda.
 
También acudieron el presidente de la patronal CEIM, Arturo Fernández; el presidente del Consejo Económico y Social, Francisco Cabrillo; el portavoz municipal de IU en la Ayuntamiento, Ángel Pérez; el portavoz socialista, David Lucas; el ex alcalde y actual presidente de la Junta Rectora de IFEMA, José María Álvarez del Manzano; el director general de la Feria de Madrid, Fermín Lucas; y el presidente del Consejo Consultivo de la Comunidad , Mariano Zabia, además de todo el Consejo de Gobierno actual y varios alcaldes de los municipios de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios