www.madridiario.es
Autobuses 'a la carta'

Autobuses 'a la carta'

miércoles 23 de julio de 2008, 00:00h
La Empresa Municipal de Transportes de Madrid va a poner en práctica un entramado de operaciones con las que potenciar el servicio que ya prestan los autobuses interurbanos y Metro de Madrid. Se trata del Plan de Subredes 2007-2011.
El programa se basa en tres pilares fundamentales: la intermodalidad, la transversalidad y la especificidad. El objetivo es la mejora de la efectividad del transporte público en superficie de la ciudad toda vez que ya se cuenta con una completa red de suburbano y que los ciudadanos llegan a Madrid a través de las líneas que cubren los municipios.

"Hemos estudiado qué tipo de crecimiento de la oferta era necesario para la ciudad y aprovechaba mejor las ventajas del autobús y las sinergias con otros medios de transporte", comenta Luis Álvarez, director de explotación de la EMT. Para poder conseguir esta mejora, la empresa va a incrementar su flota en 250 autobuses y va modificar algunas de sus líneas para aprovechar mejor su explotación.

La intermodalidad se ha trabajado en cuatro direcciones. La primera trata la construcción de nuevas áreas intermodales en los distritos exteriores a la M-30, realizando 17 actuaciones sobre nuevos emplazamientos y sobre terminales actuales (que se adaptarán a las nuevas funcionalidades).

"Se trata de crear una especie de nudos, de 'enchufes' de transportes regionales con la ciudad que combinen la red de autobús con trenes o el Metro de manera sencilla, fácil y accesible". Estarán situados en: Oporto, Manoteras, Fuencarral, Pitis, Mar de Cristal, Colonia Jardín, Cuatro Vientos, Canillejas, La Peineta, 12 de Octubre, Entrevías, El Pozo, Puerta de Arganda, Sierra de Guadalupe y Villaverde Alto. De las bocas de metro al mismo autobús.

Áreas intermodales
Las áreas intermodales de Plaza de Castilla y Felipe II sufrirán una reconversión gracias a obras de reordenación de líneas y compatibilizando su uso con otras terminales e intercambiadores. Estos últimos, la gran apuesta de la Comunidad de Madrid y de la Consejería de Transportes para facilitar la movilidad a los ciudadanos.

Se pretende crear once nuevas líneas lanzadera para facilitar el acceso rápido a grandes intercambiadores -de los cuales sólo queda remodelar el de Avenida de América- y áreas intermodales desde las nuevas zonas de aparcamientos de disuasión situadas en puntos estratégicos. "Se trata de crear, junto a estas zonas de estacionamiento previas al centro de la ciudad, espacios de transporte público que faciliten el acceso a la almendra central sin que los usuarios pierdan tiempo ni comodidad", comenta Álvarez. Estas lanzaderas partirán de Pitis, Valdebebas, Barajas, Canillejas, La Peineta, Puerta de Arganda, Santa Eugenia, Villaverde, Aviación Española, Colonia Jardín y Plaza Elíptica.

La última de las mejoras se trata de la reforma de los grandes intercambiadores (Plaza de Castilla, Avenida de América, Moncloa, Príncipe Pío, Plaza Elíptica) para ampliar y mejorar sus servicios. Según el consejero de Transportes, José Ignacio Echeverría, la crisis económica no afectará a estas grandes obras funcionales, que continuarán "en colaboración con el Ayuntamiento".

Líneas transversales
La transversalidad busca fomentar las relaciones de comunicación entre los distritos externos a la M-30. Se trata de crear una malla de líneas y aprovechar y variar tramos de las existentes para cubrir las necesidades exteriores a la almendra central.

Para ello, se van a crear 30 líneas transversales que faciliten la relación entre los 14 distritos exteriores de la ciudad y cuatro relaciones transversales dentro de la M-30 (plaza de Castilla-avenida de América; Tetuán-Castellana; Príncipe Pío-Legazpi; Manuel Becerra-Legazpi).

Por último, la especificidad busca aumentar y completar la oferta explotando la flexibilidad del autobús frente a otros medios de transporte. Esta vertiente se va a explotar en tres ramas.

La primera es la creación de nueve redes que garanticen el acceso de los madrileños a su hospital de referencia, ya que la salud genera el 10 por ciento de movilidad de la ciudad. A imagen de lo que se ha hecho en los ocho nuevos hospitales de la Comunidad -donde se han creado líneas específicas o se han modificado trayectos para que el transporte llegue hasta los mismos centros- la EMT va a intentar que, como mucho, los usuarios sólo tengan que coger dos autobuses para ir a ver al médico.

También se van a crear nueve líneas que lleguen a zonas de difícil acceso como polígonos industriales o zonas terciarias. Se llamarán líneas de Transporte Colectivo al Centro de Trabajo.

Líneas 'verdes'
Se va a crear otra línea específica para dar servicio al ámbito de Madrid Río que se pretende denominar 'Línea Verde' y que se estudia que se extienda por la Casa de Campo.

Según Álvarez, "el viajero de la EMT se convierte en un cliente que recibe, aparte del servicio ordinario que satisface su movilidad, una serie de ofertas específicas a la carta que facilitan sus necesidades localizadas. Y no sólo se beneficia el cliente, sino que las subredes permiten una mejor gestión y aprovechamiento de la explotación de autobús de la ciudad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios