www.madridiario.es
El mapa de los polideportivos 'externalizados'

El mapa de los polideportivos 'externalizados'

viernes 08 de febrero de 2008, 00:00h
Los próximos trece polideportivos que inaugurará el Ayuntamiento de Madrid serán de gestión privada, según CC.OO. El sindicato denuncia que esto puede afectar a la calidad del servicio, encarecer las tasas hasta un 75 por ciento y afectar al empleo público.
Hasta trece polideportivos del Ayuntamiento de Madrid se inaugurarán en los próximos meses. Todos ellos nacerán con todos los servicios externalizados. Es decir, adjudicados a empresas privadas a través de contratos de gestión integral de servicios complementarios publicados en el BOAM. El procedimiento es el siguiente: el Gobierno municipal construye la instalación y, antes de comenzar su funcionamiento, adjudican los trabajos y servicios a empresas privadas y les otorgan hasta 300.000 euros para que puedan hacer frente a la gestión del centro sin pérdidas.

 Los nuevos centros son: el de Ciudad Pegaso, el Pau de Carabanchel, el parque de las Cruces, Las Rosas, el paseo de la Dirección, el barrio de Almenara, el velódromo de Carabanchel, Orcasitas, el Hinojal, el Pau de Sanchinarro, la calle Elvira, la pista de atletismo de Latina y el acondicionamiento del estadio de Vallehermoso. Otro polideportivo, que ya está funcionando, ya utiliza este tipo de gestión. Se trata del polideportivo del barrio de Bilbao, situado en la calle Nicolás Salmerón. Según denuncia CC.OO., este modelo es una de las formas que tiene el Ayuntamiento de "desmontar el mapa público de instalaciones deportivas de la ciudad". Según explica el sindicato, la otra forma de externalización se basa en "privatizar tantos servicios e incluir tantas empresas privadas en los polideportivos se conviertan en 'cáscaras' públicas con el interior privatizado".

Desde la desaparición del Instituto Madrileño de Deportes(IMD), el 1 de enero de 2005, los servicios deportivos municipales pasaron a manos de las juntas de distrito. Cada una gestiona estos contratos licitando los servicios y las adjudicaciones. Los sindicatos aducen que, desde entonces, la privatización ha sido "constante". Según explican fuentes de CC.OO., "se vacía de competencias a los trabajadores públicos, se elimina a los interinos y se entrega el patrimonio público a manos privadas".

Los informes del sindicato indican que los servicios más afectados por la privatización son el mantenimiento de las zonas verdes de los jardines de los polideportivos, los técnicos de mantenimiento, la limpieza de dependencias e instalaciones y el servicio auxiliar de información y atención al público. Continúan explicando que este mecanismo administrativo y de gestión afecta a la estructura deportiva municipal ya que enriquece al capital privado, que "se toma privilegios como varias las tasas o realizar ofertas deportivas de calidad en tramos no concertados con el Ayuntamiento mientras se olvidan las dependencias convenidas". Denuncian que se abandonan los centros que no son económicamente rentables y que se encarece el servicio hasta un 75 por ciento. Los funcionarios temen además que el Consistorio les subrogue a empresas privadas.

Nuevas movilizaciones
El 10 de diciembre de 2007, el comité de empresa del Ayuntamiento de Madrid, integrado por los sindicatos UGT, CGT, CC.OO. y CSI-CSIF, presentó al Consistorio 74.762 firmas para apoyar el carácter público de los polideportivos municipales, la calidad en el servicio y el empleo público. Exigen una gestión directa de los polideportivos. Tras estas manifestaciones de diciembre, los sindicatos están preparando nuevas actuaciones y movilizaciones al respecto y preparando una campaña informativa para que los ciudadanos conozcan su situación.

El Ayuntamiento de Madrid confirma que los servicios de los polideportivos están "externalizados" y que se destina una partida económica para costear las pérdidas de las empresas y una parte del mantenimiento. Sin embargo, fuentes del Consistorio aseguran que en todo momento se mantienen los precios "regulares, accesibles y equilibrados" que establece el Gobierno municipal. Además, garantizan que se realizan controles periódicos para evitar que haya una explotación irregular del polideportivo o que se abandone el mantenimiento de las instalaciones.

Según denuncia el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, en el mes de febrero de 2007 quedaron 1.063 plazas vacantes en las instalaciones deportivas gestionadas por las juntas de distrito. El colectivo más afectado fue el de los operarios, que quedó con 457 plazas sin cubrir.

Según explica el presidente del grupo municipal socialista, Óscar Iglesias, "desde la extinción del IMD se ha paralizado el modelo deportivo de la ciudad y el deporte de base está a expensas de las juntas de distrito, que actúan como reinos de taifas". El edil critica que la privatización del servicio sólo ayuda a "hacer negocio y contribuye a empeorar el empleo, público y privado".

La inclusión de trabajadores privados, según Iglesias, integra en el servicio público a trabajadores con peores condiciones laborales y con menor preparación. Desde el PSOE solicitan que se garantice la gestión pública de los centros, la potenciación del deporte de base, la accesibilidad en los polideportivos, la bajada de precios y la creación de un Plan Director de equipamientos deportivos.

Déficit en las dotaciones deportivas
El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Ángel Pérez, explicó que "es evidente la falta de infraestructuras deportivas en los distritos y barrios de Madrid. El centro de una ciudad que pretende ser olímpica se vea en estas condiciones lamentables para la práctica del deporte que obliga a muchos usuarios a dejar de hacerlo o a apuntarse a centros privados si sus recursos económicos se lo permiten".

Desde este grupo municipal critican algunos "ejemplos de privatización" como el caso del distrito de San Blas. El Consistorio prevé un desembolso de más de cuatro millones de euros destinado a cubrir el déficit de las dotaciones deportivas Fabián Roncero y Pepu Hernández en los próximos diez años, así como del seis por ciento de los gastos que acometan. "No se trata de estar en contra de la gestión indirecta como tal sino de oponerse a que se subvencionen los beneficios empresariales privados a costa del dinero de todos", aseguró Pérez.

Según Félix de Dios Provencio, representante de la comisión de deportes de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) "es injusta la paulatina privatización de las instalaciones deportivas, teniendo en cuenta que muchas se han construido gracias a la presión vecinal". Y añade: "El Ayuntamiento ha decidido quitarse el problema de encima beneficiando a empresas privadas con ánimo de lucro y deshaciéndose de los polideportivos menos rentables".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.