www.madridiario.es

Sillas de ruedas y carros de bebé

lunes 18 de febrero de 2008, 00:00h
Me quedo sorprendido con el modo en que se ha aplicado la nueva ley sobre carritos de bebé y sillas de ruedas  y lo mal que se ha modificado el reglamento de viajeros en los autobuses. Soy conductor del servicio urbano de EMT de Madrid y con frecuencia, casi a diario, sube a mi coche a las 8,15 de la mañana un niño de 12 años con silla de ruedas al que su madre lleva todos los días al colegio.

Pues bien, resulta que a esa hora ,además de que los coches van al completo de viajeros y ya es difícil subir, desde que se ha aprobado este reglamento hay un gran número de padres y madres que suben con el carrito de bebé, muchos incluso se pelean entre ellos porque quieren subir dos a la vez con los carros abiertos y eso el reglamento no lo permite.

Pues bien, resulta de que cuando llego a la parada donde está esperando el chico de la silla de ruedas con su madre, muchas veces se da de que ya llevo en la plaza de minusválidos un carrito del bebe. Al principio le pedía yo mismo el favor al padre o la madre del bebé de que cerrara el carro para que pudiera subir el chaval de la silla de ruedas y no dejarle en la parada porque no me parece ni justo ni humano. Además es casi seguro de que el coche de atrás vendrá con el mismo problema y me enfado mucho de que algunos padres y madres me digan que no cierran el carro porque ese derecho se lo da la Comunidad de Madrid.

Otras veces a la madre del chico de la silla tambien le han dicho lo mismo y se han liado en una bronca impresionante y desagradable que he tenido que apaciguar, pero con toda la razón de la madre del niño minusválido. Así que, como ya tengo visto el estilo  de algunos de estos padres de bebés, gente cara a quien encima cubre el Estado con esas leyes,  pues en mi coche he tomado la decisión de que al chaval de la silla de ruedas no le dejo en tierra y sube al coche "sea como sea", aún cuando ello vaya en contra del reglamento. Si el padre o la madre del bebé  no quiere cerrar el carro,  coloco al chaval de la silla de ruedas en el pasillo para vergüenza del padre o la madre del bebe, delante de todo el publico a ver si se les cae la cara de vergüenza que no la tienen, aunque por desgracia todo vaya en contra del reglamento que han aprobado los ineptos de estos politicos que hay y por tanto bajo mi responsabilidad, porque yo en eso me la juego pero, por humanidad, lo hago frente a esta gente cara y fresca.

Y si alguna vez  por eso tengo que ir  delante de un juez , ya sabré contarle lo que veo todos los déas;  porque lo hago por pura humanidad y por el coraje de que a un chavalin de 12 años, minusvalido ,con una enfermedad, esta gente le dejen en la parada a las 8,30 de la mañana un invierno pasando frio sin saber a qué hora podré coger otro autobus que lleve la plaza de minusvlaidos libre ni si podrá llegar a su hora a su colegio.

Y es que en un país donde no hay educacion ninguna no se pueden sacar las leyes de esa manera enfrentándonos a todos, unos contra otros. Otra cosa que quiero decir es que casi todos los que se niegan a cerrar el carro del bebé son españoles, de entre 30 y 45 años, y no extranjeros que esta otra gente, la mayoria, se callan y cierran el carro porque son mas educados y saben más de humanidad que los que somos de aquí.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.