www.madridiario.es
Denuncian el 'mal funcionamiento' de los puntos de encuentro familiar

Denuncian el "mal funcionamiento" de los puntos de encuentro familiar

viernes 01 de febrero de 2008, 00:00h
La Asociación de Usuarias de los Puntos de Encuentro de la Comunidad de Madrid ha denunciado este jueves indefensión de los menores y un "funcionamiento arbitrario, desigual y, en muchos casos, desastroso" de los centros que habitualmente son gestionados por asociaciones privadas en las que los poderes públicos han delegado.
En su presentación oficial, esta Asociación creada el pasado mes de septiembre asegura que "la falta de profesionalidad e imparcialidad de los miembros de los puntos de encuentro, ante la ausencia de instancias estatales que controlen su funcionamiento, son la norma".

La asociación denuncia que "muchas veces, los puntos de encuentro no son lugares neutrales, sino que se llega a someter a los niños a coacciones, amenazas y acosos semanales, cuando no malos tratos, para dar cumplimiento a los regímenes de visitas y crear o restablecer los vínculos con el progenitor no custodio, destrozando psicológicamente a los niños y niñas".

La mayoría de los trabajadores de estos puntos de encuentro "son gente sin experiencia, muchos de ellos en prácticas y así los menores no pueden recibir un trato correcto y especializado", afirma Isabel García Luque, miembro de la asociación.

Aunque en teoría los puntos de encuentro cuentan, según la Concejalía de Asuntos Sociales, con "un equipo interdisciplinar, con formación específica y experiencia acreditada, de ocho personas", en la práctica, en el momento de la visita paterno-filial, esto no se cumple y, según García, sólo hay un mediador presente.

Los puntos de encuentro familiar nacieron a principios de 2001, aunque su auge se produjo a partir de 2003, con la entrada en vigor de la Ley Reguladora de la Orden de Protección de las Víctimas de la Violencia Doméstica.

Y es que más del cincuenta por ciento de los menores que acuden a estos centros son víctimas de la violencia doméstica y han sufrido situaciones de maltrato en sus hogares, según datos facilitados por la asociación.

La función de los puntos de encuentro es facilitar el régimen de visitas de los menores con sus familiares en los casos en los que la ruptura haya requerido una intervención judicial. García no entiende cómo estos centros llevan años funcionando en la Comunidad de Madrid sin ninguna normativa legal, mientras que en Asturias sí se encuentran regulados.

La concejalía de Servicios Sociales mantuvo una reunión el pasado día 6 de septiembre para estudiar esta problemática y los servicios sociales municipales "han tratado este asunto gestionando entrevistas individualizadas con los progenitores, en aras a garantizar la protección de los menores".

Por su parte, la Asociación de Usuarias de Puntos de Encuentro exige "una mayor coordinación entre los sectores de atención a la infancia, que son magníficos individualmente, pero no existe un control sobre determinadas áreas, dejando desamparados a los menores".

En la región existen doce Puntos de Encuentro Familiar, aunque lo habitual es que las empresas privadas sean las gestoras, tal y como explican fuentes de la asociación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.