www.madridiario.es
Nuestro Rinconcito de Moncloa

Nuestro Rinconcito de Moncloa

martes 23 de diciembre de 2008, 00:00h
La anécdota del intercambiador la puso el jefe de Fotografía de Madridiario, Juan Luis Jaén, que advirtió como Aguirre y Gallardón se situaban bajo el rótulo de una las cafeterías. No era un rótulo cualquiera. “Nuestro Rinconcito de Moncloa” se prestaba a múltiples juegos e interpretaciones. ¿Habrá un rincón para alguno de ellos o para ambos en la Moncloa algún día? Es más, ¿ocuparán acaso toda la Moncloa?

Advertidos por Juan Luis Jaén de lo que ponía sobre sus cabezas los dos se giraron al unísono y el primero en percatarse entre sonrisas de ambos fue el alcalde que tomando a Esperanza Aguirre del brazo -y alejándola- la dijo: “Ésta es la foto, está es la foto”. ¡Fuese y no hubo nada ¡Pero la foto estaba hecha. Una foto simpática e histórica por la importancia del acto de la firma de la puesta en marcha definitiva del intercambiador de Moncloa, por la fecha y por el sitio en sí.

Pero también por las múltiples especulaciones y realidades que envuelven a ambos políticos populares por sus aspiraciones –no ocultas aunque semiclandestinas a veces a la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno. Como conocen quiénes siguen el blog, mantengo que a futuro ambos están condenados a entenderse, pero sino al menos a encontrarse en esa suerte de intercambiador de la política donde según soplan los vientos se sitúan por encima o por abajo, los unos o los otros.

Aguirre se interesó por los gustos culinarios de Gallardón: “Yo prefiero lo salado ¿y tu?”.  “No, yo prefiero lo dulce”. Y la inmediata entre los asistentes, “ni en eso se ponen de acuerdo”. Pero no era verdad como recogen una vez más los testimonios gráficos adjuntos. Han comido chuches y han entrado en una tienda de ropa donde mientras el alcalde hablaba con las empleadas la presidenta se ha puesto a mirar cositas y ha elegido un jersey verde. Ha pedido dinero a Gallardón (10 ó 12 euros que costaba), pero el alcalde no llevaba suelto. Y no es que sea “agarrao”, es que los políticos de muy alto nivel no acostumbran a llevar dinero en efectivo y mucho menos suelto, muy molesto en los bolsillos cuando necesitas saltar de acto en acto.

¡Ah!. En  “Nuestro Rinconcito de Moncloa”, que es el suyo, el de Espe y Alberto, ella ha pedido salado, agua y patatas fritas, pero el alcalde ha preferido tirarse directamente a lo dulce. Congenian.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.