www.madridiario.es
El antiguo intercambiador de Moncloa vuelve a abrir sus puertas

El antiguo intercambiador de Moncloa vuelve a abrir sus puertas

Por MDO/E.P.
martes 23 de diciembre de 2008, 00:00h
Este viernes entrará en funcionamiento el intercambiador de Moncloa, donde 34 dársenas -14 de ellas nuevas- acogerán 47 líneas de autobuses interurbanos y 19 líneas de la EMT y permitirán a los 360.000 viajeros que lo utilizarán diariamente conectar con las líneas 3 y 6 de Metro.
La incorporación de los autobuses al intercambiador será gradual para poder informar convenientemente a los usuarios, pero está previsto que el 17 de enero ya esté operativo al cien por cien.

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguraron este martes el nuevo intercambiador, modernizado tras unas obras que comenzaron en febrero de 2008 y en las que el Gobierno regional ha invertido 97 millones de euros, que triplican su capacidad.

Aguirre, que fue la primera en llegar al intercambiador, anunció a los periodistas que saludaría al alcalde "con dos besos" y recordó que "hemos tenido otras veces que no (hubo besos), pero luego hubo dos besos varias veces".

En cualquier caso, reconoció que Moncloa ejerce una fuerza de unión, que quedó patente posteriormente cuando ambos entraron en la cafetería subterránea "Nuestro Rincón de Moncloa", donde ella pidió un vaso de agua para acompañar a las patatas fritas que estaba comiendo.

Otra anécdota de la visita tuvo lugar en un establecimiento próximo cuando ella eligió un canapé salado, en concreto de sobrasada, mientras que el regidor dijo que él prefiere lo dulce, y degustó varios pasteles. Además, Aguirre aprovechó la ocasión para comprar un jersey de color verde. Cuando iba a pagar le pidió al alcalde que le dejara dinero, a lo que éste comentó que no llevaba "nada suelto". Por eso, la presidenta pidió ayuda a su personal de protocolo para poder abonar la prenda adquirida.

5.000 autobuses cada día

El intercambiador remodelado permitirá retirar de la superficie a 5.000 autobuses cada día, con la consiguiente reducción de la contaminación, ya que cuenta con filtros de aire y mamparas contra el ruido, señaló Aguirre.

El alcalde, por su parte, indicó que esta nueva instalación evita la entrada diaria de aproximadamente 300.000 coches en Madrid, ya que acogerá a 360.000 viajeros cada día que llegan a la capital a trabajar, que así podrán dejar el coche, que es "el elemento más dañino" que aportan estos ciudadanos.

Gallardón mostró su satisfacción porque en estas obras "ni la Comunidad pone un duro, ni el Ayuntamiento pone un euro", sino que la financiación corre a cargo de la empresa privada que, posteriormente, explota las instalaciones.

Sin embargo, Esperanza Aguirre manifestó que iba da dar "una mala noticia" al alcalde, porque este proyecto "no es de los que más le gustan al consejero de Hacienda, porque tiene algún coste".

Aguirre explicó que las empresas de autobuses pagan 0.20 euros por cada viajero que utiliza el intercambiador y que el Consorcio Regional de Transportes "resarce sólo con 0.10 euros por viajero" a las empresas. El "coste diferido" acumulado en un año es de "entre 4 y 5 millones de euros" que sufraga la Comunidad, según Aguirre.

Dentro de la remodelación integral del intercambiador, se ha abierto un nuevo túnel de salida, que ha permitido que el servicio de autobuses funcione con mayor fluidez.

El nuevo túnel mejora el funcionamiento del intercambiador y evita los embotellamientos de autobuses a la salida de Moncloa ahorrando unas 83 horas diarias. Con 200 metros de longitud, el túnel, que será de uso exclusivo para los autobuses, permite la salida directa a la carretera de la Coruña.

El próximo año la Comunidad iniciará la modernización del intercambiador de Avenida de América y se construirá uno nuevo en Legazpi, al tiempo que se acometerá una nueva infraestructura intermodal en Conde de Casal y la segunda fase en superficie del complejo de Plaza de Castilla.

Datos del intercambiador
Se trata del primer intercambiador de autobuses que hubo en la capital. Se puso en marcha en 1995, y tal y como estaba diseñado, a juicio de los responsables de Infraestructuras, se quedó en poco más de doce años pequeño y obsoleto.

De hecho, en el año de su inauguración, por el intercambiador pasaron 50.000 viajeros y unos 1.600 autobuses, mientras que este año, la cifra se triplicó con más de 150.000 viajeros y cerca de 5.000 autobuses.

La Comunidad tiene pensado que en 2009 los últimos autobuses interurbanos que todavía paran en superficie lo hagan dentro, y se eviten problemas de congestión de tráfico.

Para ello se han añadido 14 dársenas de autobús a las 20 nuevas inauguradas. Además, el antiguo intercambiador contará con sistemas de braille para ciegos, caminos guiados, asientos especiales y ascensores para personas con movilidad reducida.

También se ha reforzado la zona comercial y el vestíbulo de conexión con Metro en el nivel 2, se han cambiado las escaleras mecánicas para mejorar los movimientos en el interior del intercambiador, y se han habilitado nuevas escaleras de emergencia desde la zona comercial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios