www.madridiario.es
Gallardón retirará la prohibición de los hombres-anuncio

Gallardón retirará la prohibición de los hombres-anuncio

miércoles 17 de diciembre de 2008, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, retirará la prohibición de que los hombres-anuncio ejerzan su actividad en las calles de Madrid, incluida en la nueva ordenanza de Publicidad Exterior que entrará en vigor previsiblemente el próximo mes de enero, y pedirá a la autoridad laboral la regulación de esta profesión.

En la copa de Navidad que el regidor, acompañado por todos los miembros del Gobierno local, ofreció este miércoles a los periodistas en el Palacio de Telecomunicaciones, Ruiz-Gallardón recibió como regalo de los medios un cartel-anuncio como broma por la polémica normativa.

Tras abrir el presente, el primer edil aprovechó para anunciar que, tras estudiar las alegaciones presentadas al proyecto de ordenanza y vista la polémica que suscitó su decisión de no permitir que trabajasen en el espacio público los hombres-anuncio, ha decidido reconsiderar este epígrafe de la norma y retirar ese artículo del texto. Además, la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, explicó que pedirán a la autoridad laboral competente que regule la situación de estos profesionales.

Fuentes municipales explicaron que una de las razones más importantes para este cambio es que el Consistorio, en su labor legisladora, sólo tiene potestad para permitir o negar que estos trabajadores ejerzan en la vía pública, pero no para regular sus proceder laboral, algo que les corresponde a los agentes sociales.

Prohibiciones

El pasado 9 de octubre, la Junta de Gobierno municipal anunció la nueva ordenanza reguladora de la Publicidad Exterior en la ciudad que, además de delimitar los tipos de carteles que se pueden instalar en la capital y establecer las multas en caso de incumplimiento, incluía la prohibición de portar cartelones anunciando determinadas actividades o establecimientos, no tanto por "razones estéticas como porque ataca la dignidad de las personas", según explicó el alcalde ese mismo día.

"Nos parece que obligar a alguien a soportar esos carteles y transitar por las calles ataca la dignidad de las personas. No lo prohibimos sólo por razones estéticas, sino porque el Ayuntamiento no debe promover esas conductas. Y puedo asegurar que quien será sancionado ante esta situación no será el 'hombre-anuncio', que es la persona vejada por estar sometida a ese trabajo, sino la empresa anunciadora, que es la responsable", añadió el primer edil.

Esta decisión, promovida de manera personal por el propio alcalde según reconoció él mismo, afectará también a los vehículos publicitarios, excepto los del Consorcio Regional de Transportesy los que sólo anuncien el nombre y la actividad de la empresa, y al reparto de folletos, pegatinas y cualquier otro tipo de publicidad en la vía pública.

Desde el sector de los hombres-anuncio se produjeron sonoras protestas contra esta decisión, y algunos profesionales como los hombres-anuncio digitales indicaron que podrían perder hasta 200.000 euros por los contratos que ya tenían firmados hasta ese momento.

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, encontró en este asunto un nuevo motivo de disputa con Ruiz-Gallardón, y el 6 de noviembre anunció que el Ejecutivo autonómico presentaría alegaciones a la ordenanza al entender que invadía competencias regionales en materia de medio ambiente, publicidad, fomento y desarrollo económico y patrimonio histórico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios