www.madridiario.es
La ayuda a domicilio se reanudará 'previa valoración'

La ayuda a domicilio se reanudará "previa valoración"

Por Celia G. Naranjo
lunes 25 de agosto de 2008, 00:00h
El Ayuntamiento asegura que los usuarios que se han visto privados de la ayuda a domicilio en agosto volverán a tenerla "si realmente la necesitan" y apuntó que algunos de ellos la vienen disfrutando solo "de forma preventiva". Los sindicatos apuntan a un problema de presupuesto y temen que el servicio no se reanude hasta octubre.
José Blanes no gana para sobresaltos con los servicios municipales para mayores. Primero se encontró con que la empresa que prestaba a sus padres el servicio de teleasistencia le facturaba las llamadas de autochequeo a través de líneas 902. Ahora, dos meses después, cuando vuelven de sus vacaciones, estos mismos usuarios se encuentran con que les han suspendido la ayuda a domicilio. La empresa les remite a los servicios sociales, y estos apuntan a los responsables municipales. "No hay dinero para más", contestan.

A él, los servicios sociales de Carabanchel le dieron esa respuesta por teléfono. A los usuarios del distrito de Moratalaz fue, sin embargo, el Departamento de Servicios de Ayuda a Domicilio quien le envió una carta para explicarle que "la asignación de prestaciones corresponde al departamento de servicios sociales de su distrito". "Por lo tanto, en caso de que hubiera variado dicha situación de dependencia, debe ponerse en contacto con su trabajador social de zona o acudir al centro de servicios sociales de Moratalaz para una nueva valoración", concluye la misiva. Por las mismas fechas, la delegada de Servicios Sociales, Concepción Dancausa, reconoció que podría haberse producido "algún error" y anunció que el Consistorio revisaría la situación caso por caso.

Indignación de los usuarios
La carta no ha sentado bien a los trabajadores. "No paran de venir al centro usuarios enfadados pidiéndonos explicaciones. El problema es muy simple: no hay dinero. Y no lo va a haber, al menos, hasta octubre, tal y como nos explicó el gerente, ya que el contrato con la empresa adjudicataria (Mapfre Quavitae) termina el 30 de septiembre", dice Félix de Dios, portavoz del sindicato CGT.

Para el portavoz sindical, "el Ayuntamiento está echando la culpa a los trabajadores sociales, cuando en realidad es un problema de falta de recursos municipales".  Una postura que la directora del Departamento de Servicios de Ayuda a Domicilio, Paloma Giménez, dice no entender. "Lo que estamos haciendo es precisamente apoyar esas valoraciones de los trabajadores", argumenta.

Giménez explica que, en Carabanchel, los usuarios volverán a disponer del servicio, pero que Moratalaz "tendrá que hacer reajustes". El problema de este distrito, asegura, es que "concedió de forma preventiva algunas ayudas a domicilio que en realidad no eran necesarias y ahora hay que dárselas a otras personas que lo necesitan más". "No se van a dejar de dar las ayudas urgentes, pero sí habrá que priorizar la ayuda personal frente a la limpieza del hogar. No podemos estirar el servicio hasta el infinito", advirtió.

Un 'viejo' problema
Tal y como adelantó Madridiario, las ayudas a domicilio ya habían empezado a recortarse hace meses, cuando la inversión municipal comenzó a agotarse y los trabajadores recibieron la orden de "darlas con cuentagotas", según fuentes sindicales.

Los trabajadores del Centro de Servicios Sociales de Moratalaz, tras atender a algunos usuarios que habían recibido las misivas municipales, han decidido enviarles otra carta explicándoles que "la cantidad presupuestada no ha cubierto todas las prestaciones". "Recordemos que la ampliación del presupuesto no depende de los trabajadores sociales, sino de los responsables políticos", concluyen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios