www.madridiario.es

El Ayuntamiento intenta controlar el número de estos animales en la localidad

Cerco al jabalí en Las Rozas

Cerco al jabalí en Las Rozas

martes 18 de septiembre de 2007, 00:00h
Los jabalíes se han convertido en los últimos años en un problema para la localidad de Las Rozas. Y es que desde hace unos años, estos animales se aproximan cada vez más desde el monte de El Pardo a las zonas urbanas de la localidad en busca de alimento y agua. Para evitar que se aproximen y controlar la población de jabalíes, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un sistema novedoso.
Los vecinos de Las Rozas ya están habituados a ver jabalíes cerca de sus casas. Es más, como no los temen, a menudo les dan de comer, porque precisamente llegan hasta las urbanizaciones desde su hábitat, en el monte de El Pardo, para buscar alimento y agua. "Hemos tenido conocimiento de animales que han llegado hasta los chalets y las piscinas de algunas urbanizaciones", indica la concejala de Vías Públicas, Entorno Natural y Embellecimiento, Bárbara Fernández.

"Los animales se han acostumbrado a las personas pues les dan de comer, al ver que no existe peligro, por lo que se están domesticando. Esto es un error porque de esta manera la población de estos animales se ha fijado en la zona y no se irán de aquí", advierte un veterinario municipal, Javier Gavela.

Jaula con granos de maíz Actualmente en el término municipal de Las Rozas existe una sobrepoblación de unos 80-90 jabalíes. "Son demasiados animales en este espacio. Lo recomendable es tener una densidad de población entre cinco y diez ejemplares por kilómetro cuadrado y aquí superamos con creces el máximo recomendado", dice Gavela.

Por eso, el Ayuntamiento de Las Rozas ha decidido poner solución a este problema que no hace más que crecer. Y es que como explica el veterinario municipal, "los jabalíes se reproducen con mucha facilidad. En una camada pueden nacer de dos a ocho crías, y las hembras pueden tener dos camadas al año. Además, en esta zona no tienen depredadores naturales, como pudieran ser los lobos".

Jabalí capturado este martes En diciembre del 2006 se instaló una red de vallas cinegéticas que cubre una longitud de 10 kilómetros y que rodea diversas urbanizaciones. Pero no es la única solución porque no se cubre el perímetro de las fincas privadas. "Hace una semana, colocamos en puntos estratégicos, por donde sabemos que pasan los animales, una serie de jaulas para capturarlos", señala la concejala.

De momento, se han instalado siete jaulas móviles y está previsto llegar hasta 15. Además, también se colocarán tres capturaderos fijos, que son como unos corrales con puerta, donde podrán quedar atrapados varios animales. El sistema para capturar el jabalí es sencillo. Se pone maíz o bellotas dentro de las jaulas y en los alrededores durante varios días, para que el animal se acostumbre y cuando coge confianza ya se prepara la jaula para que se cierre cuando entre dentro tras tocar las piedras que sujetan la cuerda que sostiene la puerta.

Técnico sedando al jabalí En la semana que llevan las jaulas instaladas, ya han caído diez ejemplares, casi todos hembras o crías, salvo un macho, que fue capturado precisamente en la mañana de este martes. Todas las mañanas, los técnicos de Tragsega, empresa encargada de recoger los jabalíes, revisan si alguno ha caído en la trampa. A continuación se les seda para poder trasladarlos al Centro de Atención Animal del Ayuntamiento, donde se les hace un examen sanitario.

"Se analizan los jabalíes para ver si están sanos o enfermos. Los que están enfermos son sacrificados y los que están bien se trasladan a cotos cerrados de Toledo y Segovia", señala Bárbara Fernández, quien añade "esperamos que en dos o tres meses consigamos controlar la población de jabalíes que tenemos en Las Rozas, pero el sistema se mantendrá todo el año, porque los animales se reproducen continuamente".

Origen del problema
Los problemas con los jabalíes comenzaron en 2004, cuando una gran sequía les obligó a abandonar su hábitat habitual para alimentarse. En estos momentos hay tres piaras con hembras, crías y algún macho joven, y se pueden ver más fácilmente en la zona de Arroyo de Lazarejo, entre las carreteras de El Escorial y la A-6.

Por el momento, los jabalíes han causado pocos problemas, y casi todos tienen que ver con peleas con perros. De normal, estos animales son bastante tranquilos e inofensivos y no atacan a nadie por iniciativa propia, salvo que sean agredidos previamente o se sientan en peligro. El único incidente registrado hasta ahora es una mordedura a un pastor porque intervino en la pelea entre el jabalí y su perro.

Pero como advierte el veterinario municipal, "existe riesgo de accidentes de tráfico, porque estos animales suelen acercarse al centro urbano al caer la noche, y entonces si se atraviesan en la carretera no se les ve bien".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.