www.madridiario.es

El PP aprueba los presupuestos y niega a la oposición gracias a su mayoría absoluta

El Ayuntamiento de Madrid subirá el IBI en 2008 el IPC

El Ayuntamiento de Madrid subirá el IBI en 2008 el IPC

Por Enrique Villalba
miércoles 28 de noviembre de 2007, 00:00h
El delegado de Hacienda, Juan Bravo, anunció la congelación del superávit y la actualización de los tributos al IPC real (2,7 por ciento) dentro de los Presupuestos de 2008, que superarán los 6.500 millones de euros, un 13,92 por ciento más que en 2007.
El Grupo Municipal Popular impuso este miércoles su mayoría absoluta para aprobar los presupuestos de 2008 en el Pleno extraordinario que se realizó a este efecto y para vetar todas las enmiendas parciales y a la totalidad que propusieron los grupos de la oposición. La maratoniana reunión concluyó la triple sesión que se llevó a cabo en la Casa de la Villa.

En primer lugar, se aprobaron los Presupuestos para 2008, que supera los 6.500 millones de euros, un 13,92 por ciento más que en 2007. Según explicó el delegado de Hacienda, Juan Bravo, los presupuestos fijados cumplen con el objetivo de estabilidad fijado por el Consejo de Ministros para las Corporaciones locales al aprobarse con superávit. El edil anunció la congelación del superávit y la actualización de los tributos al IPC real (2,7 por ciento).

Esto permite, según explicó mantenerse como una de las ciudades españolas con menor presión fiscal. Exactamente, en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), Madrid ocupa el puesto 38  en el ránking de capitales de provincia. "En concreto, más de 4.000 inmuebles verán reducido el IBI en 2008 en torno al 30 por ciento", aseguró Bravo.

Asfixia del Gobierno central
El tercer teniente de alcalde, aseguró que estos presupuestos servirán "para poner numerosos nuevos proyectos en marcha y culminar varios que aún estaban pendientes". De esta manera quiso sellar su compromiso de viabilidad en las cuentas y la salud económica del Consistorio, que, según los datos de Bravo ha terminado en plazo el 71 por ciento de las tareas presupuestadas. A pesar de ello, lamentó la "asfixia económica" a la que está siendo sometida la ciudad de Madrid por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Bravo destacó que este presupuesto es el primero desde 1999 que no requiere financiación y que el 2008 será el "último año" del Plan Económico Financiero establecido por el Ministerio de Economía. Aseguró que el incremento del endeudamiento no tiene ningún efecto sobre las arcas públicas.
Exactamente, de los 6552,97 millones de euros presupuestados para 2008, 5.257 corresponden al Ayuntamiento de Madrid. Estos supone un incremento del 9,20 por ciento para el presente ejercicio. Según informó Bravo, en 2008 se recuperará el equilibrio presupuestario, mejorando las previsiones del Plan Económico Financiero. De hecho, se mantendrá la inversión del ciclo actual, que ronda los 963,98 millones de euros, sin necesidad de incrementar el endeudamiento que posee actualmente el Consistorio. El stock de deuda se reducirá en 102,81 millones de euros, según los cálculos del Ayuntamiento. En total, el Presupuesto del Ejecutivo municipal, organismos autónomos y empresas públicas crece en total un 10,5 por ciento respecto a 2007.

Según indicó el responsable del Área de de Hacienda, el Presupuesto de este año hace especial hincapié, de forma porcentual en Urbanismo, con un incremento del 60 por ciento (hasta 326 millones de euros); el Área de Familia y Servicios Sociales, con un crecimiento del 16,68 por ciento (256 millones); los Distritos, con un 14,31 por ciento más (584 millones); y Medio Ambiente, que registra un incremento del 12,49 por ciento. A nivel numérico, el área de Gobierno de Seguridad y Movilidad, con 1.192 millones de euros, y el de Medio Ambiente, con 971 millones, son los departamentos más beneficiados por las nuevas cuentas del Consistorio.

Tasa a las empresas de telefonía
Bravo explicó que, como le recomendó la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se establecerá una tasa sobre la utilización del dominio público local sobre la telefonía móvil al objeto de equipararse a la telefonía fija. Además, se fomentarán las medidas tributarias medioambientales. Entre otras, se penalizará la eliminación de residuos en vertedero para fomentar el reciclaje. De esta manera, se pretende duplicar la primera forma impositiva y reducir un 75 por ciento la tasa de tratamiento y eliminación de envases. Los talleres mecánicos contarán con una tasa que parece bastante positiva. Gracias a este impuesto podrán aparcar hasta tres vehículos pendientes de reparación en las plazas azules del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) durante un máximo de cinco horas diarias, continuadas o no, pagando por unas tarjetas naranjas anuales alrededor de 348 euros. Se reformará el sistema de financiación local. Éste, a opinión de Bravo, supone una merma para las arcas municipales de 80 millones de euros. Y añade: "Debe potenciarse la actual cesta de tributos mediante índices reales de consumo como el IVA para vincular en mayor medida el dinamismo económico de Madrid con su financiación".

El Grupo Municipal Socialista presentó una enmienda a la totalidad y 452 enmiendas al estado de gastos.  El portavoz, David Lucas, afirmó que el presupuesto municipal para el próximo año "no está equilibrado, es despilfarrador y no solventa los problemas que arrastra Madrid desde hace muchos años", entre los que citó el acceso a la vivienda, la exclusión social, la falta de atención a los jóvenes y mayores, el deterioro del medio ambiente o el aumento de la presión fiscal, entre otros. Acusó al Ejecutivo de Ruiz-Gallardón de no tener voluntad política para reequilibrar territorialmente Madrid.

Indicó que existen problemas de desempleo, diferencias de renta per cápita y de farcaso escolar. Aseguró que el Consistorio no ha hecho sus deberes y que el presupuesto municipal está "condicionado" por el Plan Económico Financiero, tutelado por el Ministerio de Economía. Lucas propuso trece enmiendas a las ordenanzas fiscales y una proposición. "Queremos que la carga impositiva que soportan los madrileños se mantenga como en 2007, por lo que proponemos una reducción del tipo de gravamen del IBI para viviendas al nivel de 2004 (0,512 por ciento) en vez de que aumente entre un 10 y un 13 por ciento hasta el 0,558 por ciento que pretende imponer el Ejecutivo local", argumentó.

Gravar los cajeros
Según datos aportados por el PSOE, el IBI ha aumentado un 110,3 por ciento desde 2003. Según Lucas ha pasado de 188,5 euros de media en ese año a 396,4 euros en 2008. Es decir, un aumento del 10 por ciento del valor catastral para el próximo ejercicio. La proposición pretendía gravar la utilización de la vía pública de las entidades de crédito, que usan ese espacio con motivos privados.

El PSOE propuso que no se aplique el tipo diferenciado del 0,854 por ciento a los bienes inmuebles de uso sanitario. Para ello, comentó como posible solución un gravamen similar al de las vivienda. También incluyeron entre sus propuestas la eliminación del incremento de los Impuestos sobre Actividades Económicas y sobre Vehículos de Tracción Mecánica en un 2,7 por ciento. Además, los pensionistas de cualquier tipo, según el PSOE, así como las entidades ciudadanas deben tener beneficios en el uso de Piscinas e Instalaciones Deportivas. Los dicapacitados también han sido motivo de una enmienda socialista. Los socialistas proponen reducir un 50 por ciento las entradas al Planetario, los precios de servicios y actividades culturales, las Tasas por Derechos de Examen y las Tasas por Prestación de Servicios Sanitarios para este colectivo.

Izquierda Unida también presentó sus enmiendas. En total, una a la totalidad y otras 165 enmiendas al estado de gastos.Para Daniel Álvarez el presupuesto ha sido elaborado por "las manos blandas del capital y no las manos duras de los trabajadores", cita del poeta Miguel Hernández. Aseguró necesario el equilibrio del gasto para tener las cuentas saneadas y abordar sería el "déficit social". Recordó que 25 barrios de la ciudad sufren una falta total de equipamientos y es necesario una inversión adecuada que no está contemplada en los Presupuestos. También apuntó la necesidad de descentralizar ciertos servicios e invertir más dinero en Juntas de distrito ya que, criticó, el Presupuesto está centralizado y "hace que las Juntas Municipales no puedan tomar iniciativas para crear nuevos equipamientos". Finalmente, Álvarez criticó que el Gobierno de Gallardón tenga como prioridad reformar la M-30 o trasladar la sede del Ayuntamiento al Palacio de Cibeles y no las políticas sociales.

Mayor redistribución
Reclamó impuestos progresivos y mayor redistribución, para no cargar sobre los trabajadores el grueso del peso fiscal, así como la modificación de los reglamentos para "avanzar hacia la progresividad".  PSOE e IU presentaron enmiendas al aumento del IBI, "que grava duramente a los trabajadores cuando se suma a la revisión de los precios catastrales que realiza el Ayuntamiento, y que no perjudica tanto a las empresas como a los particulares".  Asimismo, IU presentó tres propuestas para establecer una tasa por la prestación de servicios turísticos, otra sobre agentes emisores de partículas en suspensión y otra por la celebración de espectáculos públicos cuando ello suponga la realización por parte de los servicios municipales de servicios extraordinarios de competencia local.

Según Álvarez estas tasas y las otras enmiendas propuestas por este partido podrían suponer "un ingreso de 154 millones de euros más a las arcas municipales". Propuso también tomar la vía de la reforma de la Ley de Haciendas Locales, que podría suponer 784 millones de euros más de ingresos. Bravo recordó que "ése era un compromiso del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y a la altura de legislatura que estamos ya no va a hacer nada".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios