www.madridiario.es

Habrá además dos carriles para autobuses eléctricos

Los conductores sólo tendrán dos carriles por sentido en el Prado

Los conductores sólo tendrán dos carriles por sentido en el Prado

Por Enrique Villalba
lunes 26 de noviembre de 2007, 00:00h
A la tercera, quizás sea la vencida. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presentó este lunes la nueva propuesta de reforma del Eje Prado-Recoletos. La reordenación pretende recuperar un 61% de espacio peatonal y reducir el tráfico hasta un 37 por ciento. Para ello, se habilitarán cuatro carriles de tráfico privado y dos carriles para autobuses eléctricos.

La reordenación presentada por el regidor pretende revolucionar el tráfico rodado y peatonal desde la plaza de Cibeles hasta Atocha. Según los cálculos de los arquitectos autores del proyecto -Álvaro Siza y Juan Miguel Hernández de León, entre otros- la obra podría comenzar en 2009 y concluir antes del fin de esta legislatura si se cumplen los plazos de exposición pública, alegaciones, consultas y permisos. Para ello, entre otros trámites el Ayuntamiento tendrá que presentar su proyecto a la Consejería de Medio Ambiente que tiene que aprobar un documento de evaluación ambiental. Pero antes, en 2008, tendrá que culminarse la prolongación del túnel de Carlos V, en su salida a la Ronda de Valencia, con objeto de peatonalizar la zona situada frente a la entrada del Centro de Arte Reina Sofía.

Por estos dos carriles discurrirán los carriles sentido sur-norteEl proyecto se configura sobre cuatro pilares fundamentales. En primer lugar, se convierten en peatonales los carriles centrales más próximos al Jardín Botánico y al museo del Prado y las centrales que discurren entre Neptuno y Cibeles. Este nuevo espacio peatonal sólo será atravesado longitudinalmente por un carril-bici, que discurrirá más próximo a las vías dedicadas a tráfico rodado y por una plataforma de transporte público que cruzará el Salón del Prado de sur a norte más o menos por donde hoy se sitúa el carril bus del paseo del Prado.

Autobuses eléctricos
Esta plataforma, que será recorrida por una línea de autobuses eléctricos, estará situada más cerca o más lejos del Prado en función de que se puedan sortear dos de las cuatro fuentes más cercanas a la pinacoteca, ya que los autores del proyecto no quieren desplazar estos ornamentos pues, al igual que ocurre con la estatua de Apolo, no se han movido de su emplazamiento original desde el siglo XVIII. No se quiere que un cambio motive la paralización de las obras por parte de de la Dirección General de Patrimonio.  Exceptuando el carril bici y la plataforma para el autobús, el resto del Salón del Prado sería peatonal entre Atocha y Cibeles.

El carril derecho será una ampliación de la acera, el que está a su lado en carril-busEl tráfico quedaría, por tanto, concentrado en la margen oeste del paseo, delante del museo Thyssen. En total quedarían cinco carriles, cuatro para el tráfico privado -dos en cada sentido- divididos por una mediana que formarían precisamente los árboles que defendía Tita Cervera. Para ello, los dos carriles en sentido Atocha-Cibeles irán por una zona hoy dedicada al peatón, a espaldas de la fuente de Apolo. El quinto vial canalizará el paso del autobús en sentido norte-sur. Esta disminición de carriles supondrá una reducción de entre un 27 y un 37 por ciento del tráfico y la supresión de 35.000 automóviles diarios que se dirigirán a la M-30. Por contra, se recuperará para el peatón un 61 por ciento del espacio que pasará de 253.000 a 408.000 metros cuadrados.

También se realizarán otras actuaciones destacadas. Se ampliarán las aceras (que se duplicarán en casos como el tramo de la entrada del Museo Thyssen, el Naval o el nuevo Ayuntamiento; se eliminarán aparcamientos de superficie y el barrio de Los Jerónimos se convertirá en una nueva área de prioridad residencial donde sólo podrán entrar los residentes. Se eliminará también la gasolinera cercana a Atocha.

Un aparcamiento para residentes
El túnel de la calle Alfonso XII en su confluencia con la cuesta de Moyano se eliminará para construir en su lugar un aparcamiento de autobuses turísticos y vehículos de residentes. Por otra parte, en la plaza de Cibeles el aparcamiento de coches situado frente a la puerta principal de la nueva sede del Ayuntamiento desaparecerá, lo que implicará más acera para el peatón.

Estos carriles centrales se convertirán en espacio peatonal Todo este cambio, sin embargo, no afectará a ningún árbol. Los ejemplares a los que se encadenaba la baronesa serán respetados de manera escrupulosa. "El Plan cumple a rajatabla lo que prometimos en el programa electoral. Es decir, no elimina ningún árbol", explicó Gallardón. Aparte de los árboles situados frente al museo Thyssen, habrá otras medidas para proteger la flora. Por ejemplo, junto a Cibeles los dos carriles en dirección sur-norte se separarán para crear una pequeña isleta donde quedarán protegidos once árboles (entre ellos un plátano de gran tamaño). Además de esta protección, se incrementará la vegetación de la zona en un 49 por ciento. Exactamente, se plantarán 2.273 árboles. Por primera vez en Madrid, la zona se regará, al igual que los parques, con agua depurada.

Accesibilidad y embellecimiento
El tercer pilar es la accesibilidad. Se potenciará el uso del transporte público. Los autobuses, que serán modelos eléctricos de última generación, tendrán acceso reservado en sus carriles y los peatones dispondrán de plataformas elevadas a la misma altura de las aceras para cruzar entre los laterales y la zona central. Ello obligará a los vehículos a ir muy despacio y superar cada uno de los pasos peatonales. De la misma manera, las bicicletas tendrán facilidad de movimientos por la zona gracias al carril bici. Fuentes del proyecto explicaron a Madridiario que la EMT estudia  reducir sustancialmente el número de líneas de autobús que discurrirán por el paseo. De las 17 actuales, el servicio podría quedar reducido a la mitad. Por último, se mejorará el embellecimiento del paisaje gracias a la unificación de diseños del mobiliario urbano y la mejora de materiales en bancos, papeleras y bolardos, que contaban con un sinfín de modelos distintos.

Los autobuses turísticos pararán en la calle Felipe IV y aparcarán en Alfonso XII La reforma obligará a reubicar la fuente de Eugenio D´Ors y otra de pequeño tamaño existente frente al Thyssen. Las obras no sólo afectarán el tramo Atocha-Cibeles sino que se prolongarán hasta Neptuno si bien el tramo del paseo de Recoletos sólo verá ampliadas sus aceras y mejorada la salida de un aparcamiento público. Por el extremo contrario, en el paseo de la infanta Isabel, los autores del proyecto creen posible el derribo del colegio de los dominicos de Atocha ya que, según fuentes cercanas al proyecto, la negociación con la orden se encuentra muy avanzada y existe un solar cercano en el que podrían construir las nuevas instalaciones escolares. De esta manera, el Salón del prado concluiría con un área ajardinada cerrada por la basílica de Atocha y el Panteón de Hombres Ilustres.

Atención a las alegaciones
El proyecto presentado este lunes para el eje Prado-Recoletos respeta el resultado del concurso internacional de ideas de 2002 fallado por unanimidad. Según Ruiz- Gallardón, esta propuesta es idéntica a la que presentaron en 2005, aunque mejorada después de atender a las más de 600 alegaciones que se presentaron al proyecto, incluidas las más demandadas como las del Instituto de Isabel la Católica y la construcción de un carril-bici. "Con este Plan tratamos de concluir lo iniciado en los años 40. Proponemos una alternativa para recuperar la forma original del paseo del Prado, una estructura tan típicamente española como el salón histórico", explicó el primer edil.

El Ayuntamiento de Madrid ha puesto a disposición de los madrileños un sitio web en el que se explica la propuesta. Además, presentará el Plan a las 14 asociaciones de vecinos afectadas así como a los grupos políticos de la oposición.  "Muchas veces hemos imaginado cómo podría ser la reforma de este paseo emblemático de la ciudad. Ahora la tenemos sobre la mesa. Es la que presenta a Madrid desde la visión más inteligente, la que recupera de forma óptima y respetuosa su pasado conciliándolo con el presente", concluyó Gallardón.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios