www.madridiario.es

Dice que es necesaria una regeneración en el PSM

Carmona exige la dimisión de Simancas

Carmona exige la dimisión de Simancas

El socialista Antonio Miguel Carmona, ex diputado autonómico y aspirante a secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) en el último Congreso Regional, ha exigido la "dimisión" de Rafael Simancas por la "derrota histórica" de las elecciones, a fin de "dar paso a una etapa de regeneración en el partido".

Carmona ha explicado que en las próximas horas mantendrá un encuentro con diferentes secretarios generales de agrupaciones socialistas para elaborar una "propuesta de unidad" en el PSM.

Antonio Miguel Carmona, profesor universitario de Economía y líder del llamado sector "socialdemócrata" de los socialistas madrileños, intentó optar a la secretaría general del PSM en el X Congreso Regional celebrado en julio 2004, si bien no pudo formalizar su candidatura, al obtener sólo el 20 por ciento de avales y no llegar al 25 por ciento establecido en los estatutos.

A su juicio, la "derrota si paliativos en la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid es responsabilidad de la dirección regional" de su partido, en la que dijo que "sobran listos y faltan inteligentes". "La derrota en la Comunidad y en el Ayuntamiento sitúa a la organización en el peor escenario en muchos años. La pérdida de tres diputados por parte de Simancas, cuando en el cómputo total de la Asamblea su número había ascendido en nueve, sitúa al partido en una situación de regresión institucional que no habíamos advertido desde la crisis de principios de los noventa", afirma el ex parlamentario.

Tras insistir en que el PSOE en Madrid ha sufrido una "clara humillación", Carmona ha destacado que la dirección del PSM también "ha tenido mucho que ver" con las pérdidas de Alcobendas, San Sebastián de los reyes y Torrejón, y con los resultados de Alcalá de henares, Arganda y Móstoles.

Critica que haya habido "zonas enteras abandonadas por la dirección regional, en las que la derrota ha sido contundente, como en Boadilla, Majadahonda, Las Rozas y Navalcarnero, municipios en los que el PP nos ha duplicado, triplicado o cuadruplicado en número de concejales".

Ha defendido que la "escasa democracia interna" y el "desaliento" en las agrupaciones socialistas por su "falta de participación" en los procesos electivos es una de las "causas" de la derrota, y abogó por "devolver el partido a sus militantes" y "recuperar la democracia interna en la organización". "La falta de democracia ha supuesto que no estén los mejores en nuestras listas, que los militantes no hayan podido decidir quiénes han de participar en los comicios", argumenta.

Tras advertir de que "Madrid es responsable de la derrota nacional del PSOE", Carmona ha hecho hincapié en que debe "comenzar una nueva etapa en el PSM". En su opinión, debería de haber "cuanto antes" un Congreso Regional de su partido para elegir una "dirección fuerte que aliente la democracia interna y un proyecto plural para todos los madrileños"

El sector guerrista del PSM acusa a Blanco y Zapatero
El sector guerrista del Partido Socialista de Madrid (PSM) culpó este lunes al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y al secretario de Organización del PSOE, José Blanco, de la "histórica derrota" en Madrid y recomendó al número dos socialista que "no venga el pirómano a decir cómo hay que apagar el fuego".

Uno de los portavoces de esta corriente en Madrid, que lidera el diputado nacional José Acosta, señaló que fue la dirección federal la que promovió la candidatura de Miguel Sebastián a la Alcaldía de Madrid y recordó que "su imagen está indiscutiblemente ligada a la de José Luis Rodríguez Zapatero".

Este grupo rechaza que "se carguen las tintas" contra el secretario general del PSM y candidato a la Comunidad, Rafael Simancas, que "tiene algunas culpas pero no todas las culpas", según el portavoz de esta corriente. "Entre sus culpas están la de dejar que la campaña de Madrid la dirigiera la Comisión Ejecutiva Federal", señaló.

Este sector, que planea reunirse el próximo sábado en la Agrupación Socialista de Vallecas para analizar la situación, rechaza las declaraciones de Blanco según las cuales "no es hora de hablar de cambios orgánicos" en el seno del partido. "La solución pasa por agachar la cabeza y hacer que no ha pasado nada, puesto que eso sería adoptar una actitud extremadamente suicida", señaló este dirigente.

De igual modo, apuesta por "devolver la palabra a los militantes de Madrid y hablar mucho", aunque no se posiciona sobre la posibilidad de convocar un congreso extraordinario antes del plazo correspondiente, que sería en julio de 2008. "Como dice un compañero de agrupación, es preferible que se equivoquen un puñado de militantes socialistas que un listo de la dirección socialista", concluyó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.