www.madridiario.es

La ministra de Fomento fue a Barajas para poner en evidencia al PP

Álvarez dice que Aguirre sólo podría haber estado en la T-4 "colgada de la catenaria"

jueves 10 de mayo de 2007, 00:00h
La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha desempolvado en el Congreso la polémica sobre su 'preinauguración'  de la estación de Metro en la T-4, donde Aguirre sólo podría haber estado o "colgada de la catenaria o tumbada sobre las vías", porque "es el único sitio de la estación que es de la Comunidad". La frase la pronunció en la Cámara Baja, en respuesta a una pregunta del diputado del PP Francisco Javier -Lasquetty, y en la que dejó claro que la instalación depende sólo del Ministerio de Fomento ya que "la Comunidad se ha hecho cargo de la ampliación" del suburbano.
Magdalena Álvarez reabrió este miércoles la polémica por la doble inauguración de la estación de Metro en la T-4 de Barajas  cuando, en respuesta a una pregunta del diputado del PP Francisco Javier -Lasquetty, aseguró que "en el único sitio en la estación de la Terminal 4 en el que podía haber estado Aguirre porque es de la Comunidad de Madrid es tumbada en la vía o colgada de la catenaria", tal y como recogen este miércoles algunos diarios nacionales.

La ministra insistió de nuevo en el Congreso en que la estación es una instalación que depende de su cartera "ya que la Comunidad se ha hecho cargo de la ampliación de la línea de Metro" pero no de la propia estación. Además reconoció que su visita a la conclusión de las obras, unas horas antes de la inauguración prevista por Esperanza Aguirre, la realizó de forma intencionada y "para poner en evidencia al PP. "Fui porque la diseñó, la elaboró, la construyó y la pagó AENA".

También en el Senado tuvo que responder a las acusaciones del senador popular, Antonio Beteta, de estar "protagonizando un sainete".  El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid pidió explicaciones a la ministra ante el pleno del Senado de las razones que le llevaron a visitar la estación de Metro de la T-4 en Barajas un día antes de su inauguración, que realizó la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

"El Ministerio de Fomento hizo esta estación, a través de AENA y con ese criterio, por esa razón y con ese argumento fui a visitar la estación; no la inauguré, pero la podía haber inaugurado: yo y el presidente del Gobierno, y la única que no tiene título para estar en la estación es la presidenta de la Comunidad de Madrid", dijo Álvarez.

Beteta, por su parte, recordó a la ministra que la obra "fue planeada por Rafael Arias Salgado y ejecutada en parte por el Gobierno de Francisco Álvarez Cascos"; que la conexión con el Metro a las terminales T-1, T-2 y T-3 la llevó a cabo el ejecutivo autonómico de Alberto Ruiz-Gallardón, mientras el Gobierno de la nación "se negó al resto", y que fue Esperanza Aguirre quien concluyó las obras "en beneficio de los madrileños".

"No confundan las propiedades: no crean que lo que hace el PP cuando está en el Gobierno se lo puede apropiar el PP de la Comunidad de Madrid", le reprochó Álvarez. Para Beteta, sin embargo, el episodio es "un sainete" escrito por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y "protagonizado por tres actores":

"La ministra de Fomento, brazo ejecutor de la asfixia del Gobierno Zapatero", a la que acusa también de ser "incapaz de hacer las Cercanías para la T-4, los carriles bus en las barriales, de cerrar la M-50 por el norte y de no hacer la R-1 ni la prolongación de la R-3", y los candidatos socialistas a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, y a la Presidencia de la región, Rafael Simancas.

Sebastián
De Sebastián dijo que, siendo responsable de la Oficina Económica del Gobierno, "se dedicaba con conocida eficacia a alterar los mercados y a perseguir a los ciudadanos con la inestimable colaboración del esposo de la ministra de Educación".

"Y el tercer actor, el señor Simancas, portavoz oficioso de su ministerio en tantas ocasiones -continuó Beteta- ha engañado a los ciudadanos, y todo ello porque carecen de realizaciones efectivas que presentar y porque saben que este es un dinero que los ciudadanos de Madrid han pagado con sus impuestos".

Álvarez, que a su vez le acusó de mentir, consideró que la Comunidad de Madrid hizo "tarde y mal" una estación "que tiene que estar conectada con una estación de Metro" y agregó que "para tapar sus errores mienten a la gente mandando un encarte a El País, incumpliendo el veto que le tienen al Grupo Prisa, ya que por lo visto la propaganda va por encima de su propia palabra, en el que dicen que la estación de la T-4 la ha hecho la Comunidad de Madrid".

"Con esto se han convertido ustedes en los tironeros de la política española porque han tratado de quitar una obra que usted mismo ha dicho que inició el ministerio de Fomento, con otro ministro, y hemos terminado nosotros", indicó Álvarez.

Beteta insistió en que el Gobierno "no había hecho los deberes", ya que la estación está preparada para integrar en el futuro una conexión con la red de Cercanías "que ya tenía que estar conectada pero que ustedes no han hecho".
aga/ero

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.