www.madridiario.es

Sigue el dispositivo policial especial en Alcorcón

La Policía tiene identificados a 1.300 jóvenes pertenecientes a bandas latinas

La Policía tiene identificados a 1.300 jóvenes pertenecientes a bandas latinas

Por MDO/Agencias
martes 23 de enero de 2007, 00:00h
La Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, señaló este martes que la Policía Nacional detuvo en Madrid durante 2006 a 114 miembros de bandas latinas, de los que 31 pertenecían a los Latin King, 20 a los Ñetas y 33 a Dominican Don´t Play. En relación a los incidentes de estos días en Alcorcón, Mestre informó  que el Cuerpo Nacional de Policía desplegará un dispositivo especial el próximo fin de semana en la localidad con el objetivo de que no se repitan los incidentes entre jóvenes españoles y latinoamericanos. El alcalde de la localidad, Enrique Cascallana, hizo un llamamiento a sus vecinos para que no participen en ningún tipo de concentración violenta.

El balance de seguridad del 2006 es más que positivo para Soledad Mestre en la lucha contra las bandas latinas. "El número de detenidos de este tipo de bandas creció un 17 por ciento", dijo la Delegada del Gobierno, que aseguró que la policía tiene identificados a 1.300 jóvenes por su posible pertenencia a bandas latinas. Además, añadió que en los últimos seis meses la actividad de estas bandas "ha sido prácticamente nula".

Estos resultados se dan a conocer dos días después de los incidentes producidos en Alcorcón entre jóvenes españoles y sudamericanos. Mestre ha señalado que "no hay ningún problema de bandas latinas en la localidad" aunque este martes informó que el próximo fin de semana se desplegará un dispositivo policial especial para que no se repitan los enfrentamientos. Mestre, que se pronunció así tras la reunión de la Junta y el Consejo Local de Seguridad, explicó que existe actualmente un dispositivo con "mucha" presencial policial, "muy visible", que permite realizar un control no sólo del centro de este municipio del suroeste de Madrid, sino también de sus entradas por carretera, red de cercanías o Metro.

Además, la delegada del Gobierno señaló que "hay que ser bastante prudentes para no generar preocupaciones ni propiciar que se generen espirales de violencia que nadie quiere" y afirmó que "todas" las comisarías de Madrid capital y de toda la región están alerta "ante cualquier indicio de violencia que pueda existir". Mestre también apeló a que las instituciones con competencia en integración y educación adopten medidas y realicen "un esfuerzo" en la detección de este tipo de situaciones con el objetivo de evitar que episodios como el de Alcorcón se repitan es esta o en otras localidades de la Comunidad.

No a más violencia
Por otro lado, el alcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana, anunció este martes que todas las entidades, asociaciones, parroquias y en general todos los colectivos "que tienen algo que decir", van a hacer un llamamiento para que los vecinos no se participen en ningún tipo de concentración o manifestación violenta.

Según Cascallana, "hay grupos extremistas y xenófobos que están aprovechando que Alcorcón está bajo el foco mediático para crear situaciones que nada tienen que ver con la realidad de Alcorcón" y añadió que se está dando una "imagen irreal de la ciudad". "Dentro del juego mediático, hay muchos chavales que quieren escenificar una hombría y una valentía que no les corresponden", apuntó.  Asimismo, Cascallana manifestó que el Ayuntamiento colaborará en los próximos días con la Delegación del Gobierno para evitar cualquier tipo de incidente en la localidad.

De la inmigración también habló este martes el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, que aseguró que "los inmigrantes son gente honrada y trabajadora que han contribuido al bienestar y crecimiento económico del país", pero subrayó que "todos aquellos que cometan delitos deberían ser deportados". Sebastián respondió así a un inmigrante que participó este martes en la presentación de la campaña 'Por los barrios', en el Intercambiador de Aluche, y que se dirigió al candidato para preguntarle sobre el modelo de convivencia y las acciones dirigidas a mejorar la integración de los inmigrantes en los distritos de la ciudad.

Además, la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, consideró prioritario garantizar la seguridad y la convivencia en Alcorcón y se mostró preocupada por la posible existencia de grupos interesados en desestabilizar esa localidad. La secretaria de Estado indicó que lo primero es "garantizar la seguridad y me consta que ya se han reforzado los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y no se permitirán reyertas, actos vandálicos o cualquier situación que altere el orden público". "A partir de ahí, todo lo que conozco de Alcorcón es que es una ciudad tranquila, en donde ciudadanos de distintas nacionalidades estaban conviviendo de forma razonable y adecuada".

Por su parte, el coordinador general de IU-Comunidad de Madrid, Fernando Marín, afirmó que en Alcorcón hay un "problema social grave de marginación que hay que atajar" y advirtió de que "sólo con medidas policiales, la violencia volverá a resurgir". Marín abogó por "combinar" las políticas sociales y preventivas con las medidas policiales para solucionar el conflicto. A su juicio, el "problema de marginación social" de Alcorcón debe abordarse con políticas de empleo y educación, y los padres tienen que asumir su "responsabilidad", dijo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios